¿Cansado de querer agradarle a todos? Prueba EFT

 

¿CANSADO DE QUERER AGRADARLES A TODOS? PRUEBA EFT.

 Por Jennifer Suarez


Heather vino a mí deseando trabajar en el sentimiento "No está bien no agradarle a alguien". El nivel inicial SUD era de un 8 sobre 10. Cuando ella dijo esto, sintió una tensión que oprimía su diafragma y calor en su garganta. Le pedí que fuera a la primera vez que sintió ese calor y esa sensación apretada en su cuerpo. Luego, a la cuenta de tres, le pregunté cuántos años tenía.

La memoria que surgió fue de cuando era una niña jugando en la casa de una amiga. El padre de su amiga estaba muy enojado todo el tiempo y era malo con los niños. Recordó que todos le tenían mucho miedo y también lo que ella pensó en aquella época: “que nunca le gustaría llegar a ser una persona mezquina y enojada como él”.

Hicimos tapping sobre los sentimientos iniciales:

"A pesar de que tengo miedo de este hombre malo y enojado, me amo profunda y completamente y me acepto a mí misma."

"Aunque quisiera que nunca nadie tenga miedo de mí, como con este hombre, elijo amarme y aceptarme de todos modos".

"Aunque siempre quiero ser amable, para que nadie sienta miedo de mí, me amo completamente y acepto la situación".

agradarHicimos varias rondas en el miedo por el padre grande y enojado y el sentir que tenía que ser amable para que nadie se sintiera de la misma manera. Cuando volvimos a la memoria, Heather se sentía más relajada y el padre parecía físicamente más pequeño, pero ahora sentía estar enfadada con él.

Para liberar todo este enojo, le pedí que entrara en la otra habitación, gritara en una almohada y dejara salir toda la ira que tenía hacia el papá. Después de gritar y perforar la almohada por un tiempo, ella regresó y medimos de nuevo la intensidad. Sus brazos hormigueaban hormigueo y estaba menos molesta, pero todavía le quedaba cierta ira, así que regresó una vez más para golpear la almohada y sacar lo que quedaba de la ira.

Cuando Heather volvió la segunda vez, estaba lista para hablar con el papá de su amiga. Mientras tocaba los puntos, volvimos a esa memoria para que pudiera decirle al papá todo lo que ella quiso pero no había sido capaz de hacerlo. En esta nueva memoria, el padre la escuchó y se disculpó, pero el yo más joven de mi cliente se sentía muy desconfiada hacia él.

Le pregunté a mi cliente que necesitaba su yo más joven para creer en el hombre. Le dijo que necesitaba verlo reaccionar de una manera "segura" cuando los niños estaban jugando en voz alta en la casa.

Le preguntamos al padre si podríamos hacer una "prueba" para comprobar su transformación.

El hombre estuvo de acuerdo, así que todos los niños que estaban jugando en la casa empezaron a correr y hablar en voz alta para ver cómo reaccionaba. Esta vez, el papá estuvo mucho más tranquilo y agradable cuando hablaba con ellos.

A través de esta demostración, la transformación del padre fue finalmente lo suficientemente convincente para el yo más joven de mi cliente. Registramos el recuerdo una vez más para ver si se necesitaba algo más para sentirse segura; ella se sentía feliz ahora.

Hice que Heather "volviera de la memoria" y tomara algunas respiraciones profundas. Ella estaba mucho más tranquila y cuando revisamos la frase preparatoria, "no está bien no gustarle a alguien", ella estaba en un 0.

Al centrarnos en un tema muy específico (en esta situación, la memoria más temprana donde ella conectó con este miedo) y el procesar las emociones de esa niña, pudimos eliminar rápidamente la creencia limitante que había llevado hasta su vida adulta.