AHEFT

SESIÓN DESCRITA POR LA FACILITADORA

Me gustaría compartir con ustedes la experiencia tan gratificante que supuso para mí comprobar los grandes beneficios que aporta EFT y cómo puede cambiar la vida de una persona con grandes limitaciones a causa de las fobias a las agujas y otras fobias asociadas.
Por Francisca Huélamo (Daya)
Escribe a Daya: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Puedes ver la sesión descrita por la consultante aquí


Sesiones EFT con M. P. (iniciales de la consultante) 47 años de edad.

Tema a tratar : Fobia a las agujas, fobia a los espacios cerrados o con mucha gente, ataques de epilepsia

extraccionLa sesión en principio es para tratar una fobia incapacitante a las agujas. M.P. me cuenta que tiene una revisión médica en pocos días y que se pone enferma literalmente, solo con pensar en las agujas y en imaginarse haciéndose el análisis de sangre.

Hablo con ella, y empiezo a hacerle EFT en el punto Kárate. Le pregunto si recuerda cuándo empezaron estas fobias y los ataques de epilepsia. Me cuenta que empezaron siendo ella muy niña como a los 7 años. Me cuenta que de pequeña ella era una niña muy buena y responsable que nunca quería enfrentarse a sus padres, sobre todo a su madre, ni a sus hermanos y siempre les decía que sí a todo. Era muy aplicada y sacaba muy buenas notas. Sus hermanos mayores siempre la regañaban y la prohibían llegar tarde e ir a sitios propios de su edad, y ella lo aceptaba sin discutir.

La primera vez que le dío un ataque de epilepsia tenía unos 7 años, ella no entendía que le estaba pasando y nadie se lo explicó. La empezaron a llevar a médicos y a hacerle todo tipo de pruebas, su madre no era una persona cariñosa ni protectora y cuando iba al médico, aunque M.P.  tenía muchísimo miedo, no se atrevía a decírselo a su madre porque esta no la consolaba y no le daba ninguna importancia a cómo se sentía.

Ahora tiene 46 años y sus fobias han ido creciendo hasta limitarla en muchos aspectos. Ha estado con tratamiento para la epilepsia y la ansiedad durante toda su vida. Cogió tanto miedo a las agujas, a los hospitales  e incluso a las batas blancas que solo con saber que tenía que hacerse pruebas periódicas se ponía enferma, y en la sala de espera le daban ataques epilépticos o se desmayaba. No podía entrar a un hospital a ver a familiares o amigos y  se sentía mal por ello, ya que tenía personas muy cercanas en el hospital.

La fobia creció hasta no poder entrar en espacios cerrados o con mucha gente lo que la impedía viajar en metro, tren etc y la limitaba muchísimo porque no conduce.

fobia agujasPor otro lado, es una persona muy inteligente que ha abierto varios negocios y con una enorme capacidad de trabajo. Esto también la llevaba a una situación de  stress continuo que la llevó a ser diagnosticada de fibromialgia hace algunos años.

A mi me llega a la mente que los ataques de epilepsia que ha tenido desde niña eran una necesidad de desconexión ante tanta contención interna y tanta presión externa. Y las enfermedades que han ido añadiéndose desde la fibromialgia a las fobias parece que puedan ser más de lo mismo.

Le pregunto que malestar siente del 1 al 10 al recordar como se sentía de pequeña cuando quería agradar a todos y sobre todo a su madre y dice que “siente pena en el corazón “. Empezamos a aplicar EFT con la frase:

 “Aunque desde que era niña he querido agradar a todos, y sobre todo a mi madre y eso me produce pena aquí en el corazón, yo ahora me quiero y me acepto completa y profundamente”

“Siempre he querido agradar a la mi madre, para que no se enfadara con migo, intentaba no demostrar mi enfado o mis miedos para que ella estuviese bien, para que no pensase que era débil, para que me valorase y obtener su cariño. Siempre he intentado agradar a mi madre”.

“Aunque siempre me portaba bien para agradar …”

Después de un par de rondas le pregunto como se siente a la tristeza en el corazón y me dice que ha bajado a 2.

A continuación le digo que vamos a trabajar la fobia a las agujas pero con solo pronunciarlo se pone a sudar y a ponerse blanca así que incorporamos la técnica del trauma sin dolor e hicimos un par de rondas para relajar la intensidad

“aunque me siento mal cuando pienso en este problema yo me quiero y me acepto completa y profundamente”

Baja la intensidad del malestar casi a 0 y dejamos ahí la sesión emplazándonos para vernos en una o dos semanas.

2.- sesión: Continuamos tratando la fobia a las agujas:

Reanudamos la sesión donde la habíamos dejado la última vez y M.P. volvió a contarme las primeras veces que tuvo que hacerse análisis de sangre y cómo lo que parecía afectarle más era que no podía compartir con su madre como se sentía porque en ningún caso conseguía su atención o consuelo ante lo mal que ella se encontraba. Al pensar en ello se sentía muy mal , estaba en un 10 de malestar con una gran presión en el plexo solar..

Empezamos a hacer EFT :.

“Aunque cuando era pequeña tenía mucho miedo y no entendía que me pasaba, ahora se que puedo llegar a encontrarme bien, y me quiero y me acepto completa y profundamente”.

Cuando bajó de intensidad le dije que se imaginase a ella misma cuando era niña e hicimos reimpronta matricial sobre M.P. niña esperando en la sala de espera del hospital mientras esperaba para hacerse unos análisis de sangre.

Le pedí a M.P. adulta que se imaginase junto a ella en la sala de espera y que le preguntase a su niña cómo se sentía. Me dijo que tenía mucho miedo y le pedí que la abrazara y que le dijese que ella, M.P. adulta, estaba allí para consolarla y explicarle todo lo que ella necesitaba saber acerca de las pruebas que tenían que realizarle. Que no era nada grave, y que le hiciese EFT a su niña para bajar el nivel de miedo que sentía en esa sala de espera.

Cuando le bajó el nivel de miedo y malestar a M.P. niña, seguimos haciendo EFT y le dije que visualizara cómo llamaban ya a M.P. niña para entrar a la habitación donde iban a extraerle sangre, le dije a M.P. adulta que le dijese a su niña que si quería podía entrar con ella para que estuviese tranquila, pero la niña le dijo que entraba sola, que ya no tenía miedo.

Seguimos haciendo EFT y pedí a M.P. que visualizará cómo le estaban sacando sangre a M.P. niña, incluso lo simulé estirando su brazo y presionándole con el dedo, (algo que en la sesión anterior parecía impensable ya que solo con mencionarlo se ponía enferma).

Ella me iba relatando como se sentía M.P. niña y su cara era tranquila y sonriente. Me explicó cómo pudo incluso mirar hacia la aguja y cómo al finalizar la extracción la enfermera le ponía una tirita de “snoopy” que a M.P. niña le encantó y salió de la consulta feliz. Le pedí que visualizara a M.P.  fuera esperándola, y cómo la abrazaba y la felicitaba por lo bien que lo había hecho y le decía que ya nunca tenía porque sentir miedo, que  todo estaba bien, que siempre estarían juntas apoyándose.

A continuación le  pedí a M.P. que se visualizase ella misma ya adulta, ahora, en la sala de espera del hospital, esperando para hacerse un análisis de sangre. Le pregunté qué grado de malestar sentía y me dijo que sobre un 7 ( en la sesión anterior no podía ni imaginarlo), y que era un malestar en el estómago.

Continuamos haciendo EFT

“ aunque todavía siento algo de malestar, aquí en el estómago cuando me imagino, que voy a hacerme un análisis de sangre ahora, yo me quiero y me acepto completa y profundamente”

Hicimos un par de rondas, y me quedé en el punto kárate. Le pedí que visualizase a  M.P. niña cerca de ella en la sala de espera y que escuchase lo que ahora su niña tenía que decirle a M.P. adulta.

Me contó que escuchaba cómo su niña le decía que no tuviese miedo, que no pasaba nada , que ella ya se había hecho un análisis de sangre y no dolía y que era algo normal, solo para comprobar que todo estaba bien. Le decía que aunque su madre no supo explicarle en su día lo que pasaba, ni darle el apoyo que ella necesitaba, que la perdonaba por que no supo hacerlo mejor y que ella debía hacer lo mismo. Le dijo que la quería mucho y la abrazó.

Entonces M.P. se puso a llorar y yo sentí como se liberaba una gran cantidad de energía que había estado escondida durante tanto tiempo .

A continuación seguimos haciendo EFT, y le pedí que visualizase que la llamaban para entrar a hacerse la extracción y simulé que se la estaban haciendo. Su cara paso de expectación a relajación, y finalmente cuando acabó, empezó a reír y a llorar a la vez diciendo “ no me lo puedo creer, me he sacado sangre y estoy tranquila , no me he desmayado ni he sufrido un ataque de epilepsia!. Reía y lloraba y nos abrazamos durante un rato .

Cuando le pregunté cómo se sentía me dijo que perfectamente y que estaba en un 0 en cuanto a nivel de malestar.

Por última vez le pedí que se imaginase en los próximos días realizándose una extracción de sangre y su cara era sonriente y tranquila.

Hicimos una última ronda afianzando esa sensación de tranquilidad, seguridad y bienestar e su estructura energética y finalizamos la sesión.

Al día siguiente me llamó por teléfono y con gran alborozo me contó que acababa de ir al centro clínico más cercano, ella sola !!  (siempre antes fue acompañada ya que se ponía enferma) y que se hizo el análisis tranquilamente sin más y que se encontraba fenomenal y liberada.

Poco a poco en semanas y meses sucesivos me fue contando como el resto de sus fobias habían ido desapareciendo poco apoco como por arte de magia.

Este es un gran ejemplo del efecto generalizador de EFT , cuando logras que uno o dos árboles principales es posible cortar todo el bosque.

M.P. siempre había sido una mujer fuerte y luchadora y ahora continúa siéndolo sin ninguna limitación gracias al inigualable tesoro que nos ofrece EFT.

Francisca Huélamo (Daya)

"Comencé a formarte en EFT hace ya más de 5 años , me he fomado en Madrid con Luis Bueno en los tres primeros niveles de EFT y con David Mackey como  formadora de EFT. Desde entonces realizo terapias e imparto cursos de EFT en la comunidad de Madrid y otras ciudades de España, pudiendo comprobar la asombrosa eficacia de esta técnica, que permite no solo eliminar bloqueos instaurados desde muy antiguo sino posibilitar nuevas aptitudes y sensaciones que permiten a las personas vivir una vida mucho más feliz y plena".

Web: www.yogayenergias.com
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.