Enseñar EFT a los niños – un relato detallado

muchos corazones... un mismo latido


Enseñar EFT a los niños es un regalo genial. ¿Por qué? Porque es una herramienta para toda la vida que ellos pueden usar para los numerosos problemas emocionales, físicos y de desempeño que seguramente la vida les dará. ¿Cuán diferente podría haber sido su vida si usted hubiera sido expuesto a EFT en una temprana edad? Muchas gracias a Christine Metawati por dar estas útiles pautas para enseñar EFT eficazmente a nuestros jóvenes ciudadanos.


Por Christine Metawati

Tuve la oportunidad de enseñar EFT a un grupo de 6 alumnos en la escuela de mi hija. ¡Que deleitable e iluminadora experiencia fue esa! Los niños eran una entusiasta audiencia y estaban sorprendentemente abiertos a aprender una nueva y extraña herramienta para ayudarlos a cambiar de "Fuchi a ¡Yupi!"

Durante los días que precedieron a la presentación, noté que estaba sintiéndome muy nerviosa sobre enseñar EFT a un grupo de 11-13 años. Yo he enseñado EFT a adultos muchas veces, por lo que fue muy interesante para mí descubrir qué ansiosa me sentía sobre enseñar a este público más joven. Me parecía extraño sentirme así. Así que, hice tapping para mí:

Aunque sólo he hecho presentaciones de EFT para adultos y no tengo ninguna experiencia dando presentaciones a un grupo de niños de 11-13 años de edad, no sé hacer que las cosas sean interesantes para ellos…
Aunque yo no sé cómo recibirán los niños EFT…
Aunque tengo esta poderosa inspiración, y me siento en conflicto entre seguirlo e ignorarlo…
Aunque yo no debería haberme acercado al maestro para ofrecer enseñar EFT a la clase…

Y he aquí que varios viejos recuerdos de presentaciones del pasado que yo había dado a niños afloraron a mi mente. ¡Yo me había olvidado de ellas! La memoria con las emociones más fuertes eran de cuando yo estaba en sexto grado. ¡Yo estaba escribiendo una tarea escolar en la pizarra, y cuando yo me di vuelta para enfrentar la clase, había un grupo de niños que estaban susurrando y me estaban apuntando a mí! Yo no sabía por qué estaban riéndose, pero recordé que me sentí ultrajada y avergonzada. Hice tapping para esos recuerdos:

Aunque odié los cuchicheos de mis compañeros de la clase de 6ª grado cuando estaba haciendo mi presentación y tengo miedo de que los niños me hagan lo mismo a mí en esta presentación, yo podría perder mi calma como yo hice en mi clase de sexto, y podría avergonzar a mi hija…
Aunque tengo miedo de ver sus miradas despectivas, los alumnos de 6ª pueden ser tan crueles, usted sabe…
Aunque yo me olvidé que ahora soy un adulto, no otro alumno de 6ª, elijo sentirme tranquila y relajada cuando esté presentando EFT a ellos. Simplemente podríamos divertirnos mucho juntos.
Aunque yo me sentía tan enfadado con esos niños ingratos en mi 6ª grado…

Después de las rondas de EFT, me sentía muy aliviada. De hecho, me sentía muy clara y sentía una ola de energía. Recibí también nuevas inspiraciones. Estaba activada, con una visión clara de cómo yo podría enseñar la clase de una manera atractiva, interesante y divertida. Lo que era más asombroso fue que tuve la certeza profunda de la razón real por la qué yo quería enseñarles EFT: ¡Yo amo a estos niños! He conocido a estos niños desde que ellos estaban en 2ª grado, y creo que EFT podría ser un gran recurso para ellos cuando naveguen en sus años adolescentes.

Busqué en la pagina Web de EFT, las sugerencias sobre cómo otros practicantes de EFT han enseñado EFT a los niños. El artículo de Don Blackerby: Cambiando a los estudiantes a EFT, fue sumamente útil para mí.

El maestro principal y yo estuvimos de acuerdo en presentar la clase de EFT en 2 sesiones de 45 minutos cada uno. Yo enseñaría los elementos esenciales de EFT en la primera sesión, y haría un seguimiento después en la segunda sesión una semana después. Dividí la primera sesión en tres partes.

Parte 1: Introducción al sistema de energía humana usando ayudas auditivas, kinestésicas, visuales.

La Ayuda de audio: Empecé con todos golpeando en la clavícula y pecho. Yo los invité a decir "Aaaaah" simplemente como lo haría Tarzán, dejando salir sus voces claro y fuerte. Era una manera poderosa de soltar la tensión contenida en el cuerpo. Los niños sentían el flujo de su energía. Inmediatamente estuvieron más presentes, plenos de energía y ávidos de aprender.

La Ayuda Kinestésica: Inspirada por el artículo de Don, yo pedí algunos voluntarios para demostrar el efecto de pensamientos y emocionas en el cuerpo. Yo le pedí a un voluntario que dijera algo verdadero como su nombre o edad, mientras extendía uno de sus brazos hacia afuera, y yo presioné suavemente hacia abajo sobre el brazo extendido (músculo de prueba). Los niños dieron testimonio de que el brazo apretado sostuvo muy bien. Entonces, invité al voluntario a decir algo falso, y de nuevo apreté su brazo extendido, y el brazo fue débil. Los niños amaron este ejercicio. Nosotros lo hicimos con los pensamientos positivos contra negativos, con algo que les gusta versus algo que ellos detestan (la comida es muy útil, aquí). La idea era mostrar a los niños que su cuerpo es sensible a sus pensamientos y emociones.

Entonces, introduje el concepto de Chi o Fuerza de Vida que fluye a través de nosotros, animándonos. ¿Pregunté graciosamente, si yo cayera muerta ahora mismo, qué parte de mí se habría ido? Yo expliqué que hay una fuerza de vida que fluye a través de mí mientras yo estoy vivo, y que cuando estoy muerto, la fuerza de la vida simplemente deja de fluir a través de mí.

La Ayuda Visual: Corté un limón por la mitad y apreté una mitad sacándole el jugo. Entonces, sosteniendo el limón apretado, yo les pregunté a los niños si yo sacaría tanto jugo de este limón apretado como obtendría de un limón recién cortado. Todos ellos vieron claramente que yo no podría. Les expliqué que cuando estamos tensos cansados, agobiados, estresados, enfermos, sintiéndonos asqueados, asustados o todos anudados por dentro, nosotros nos sentimos como el limón exprimido: no tenemos mucho para dejar salir. Los niños eran rápidos para ver la importancia de re-cobrarse a si mismos, de aclarar sus nudos y ascos, para que sus "jugos" se incrementaran de nuevo. A estas alturas, los invité a todos a aprender una nueva manera para recargar y reponer su sistema de energía y así ellos podrían llenar de nuevo sus jugos con EFT. Todos estaban entusiasmados con aprender.

Parte 2: Enseñanza de la mecánica de EFT

Usando una diapositiva que muestra el sistema chino de Meridianos, señalé los diversos meridianos que pasan por el cuerpo, y hablé muy brevemente sobre la acupuntura como un arte de curación que se remonta miles de años atrás y cómo la acupuntura ha sido muy útil para ayudar a la gente a sanar, limpiando los bloqueos y los desequilibrios en las vías de los meridianos.

Usando una diapositiva que muestra los puntos de EFT ( la versión de atajo: punto karate, puntos de la cara y debajo del brazo, más la coronilla) Los conduje a través de los puntos del tapping.
-- Expliqué el concepto del yin y el yang. Cómo toda la naturaleza busca el equilibrio y crece cuando se logra el equilibrio. Expliqué la declaración de la frase preparatoria como un proceso de reequilibrio. En la primera parte de la frase preparatoria, reconocemos el problema, entonces en la segunda parte de la frase preparatoria asumimos y reconocer la bondad en ellos. Utilicé la declaración simple: Aunque --- (sea cual sea la cuestión), soy un buen chico / chica. Les expliqué que podrían crear cualquier declaración positiva que funcionara mejor para ellos.

Parte 3: Experimentando el tapping grupal

Les pedí a los niños un tema para tapping como un grupo, y ellos escogieron: “Hacer la tarea apesta” como el título de su tema. Recorrí el cuarto y pregunté por su nivel de intensidad por hacer la tarea, y ellos en general oscilaron en un nivel de intensidad de 8 a 10 - Durante nuestro tapping, lo que apareció fueron muchos aspectos interesantes:

Siempre tengo que hacer las cosas que no quiero hacer
Yo preferiría hacer algo más, pero no tengo opción
Yo me siento enfadado y cansado
Yo no tengo mucha libertad
Me siento agobiado
Yo me siento asustado
La tarea es abuso infantil

Les expliqué que me gusta también hacer rondas de tapping positivas. Así, que hicimos tapping en:

¿Y si me pudiera relajar sobre la tarea?
¿Y si yo pudiera desarrollar una nueva actitud sobre la tarea?
¿Qué si la tarea no fue creada para limitar mi libertad sino para construir mi fortaleza? (Yo podía sentir la resistencia aquí…)
¿Qué si yo pudiera encontrar simplemente una manera de hacer que la tarea resulte fácil y relajada para mí?
¿Qué si la tarea pudiera ser divertida? (Algunas cejas se levantaron con escepticismo, pero ellos hicieron el tapping diligentemente sin embargo…)

Al final de varias rondas, verifiqué su nivel de intensidad. Sólo alrededor de 4 personas experimentaron un cambio en este asunto en una clase de 31 personas. ¡Mientras yo me sentía defraudada, lo deje ir, recordándome a mi misma, que aún cuando sólo 1 persona de la clase se beneficiara con EFT, yo habría logrado mi misión!

Como un regalo de despedida, yo le di a cada uno de ellos una tarjeta de 4x5 impresa con una imagen de los puntos de tapping con EFT en la cara y en la cabeza, con un ejemplo de la frase preparatoria.

La Segunda Clase

Una semana después, volví al aula a un manojo de caras luminosas y ávidas. Les pregunté si ellos tuvieron una oportunidad de usar EFT y cómo había sido su experiencia con la tarea desde nuestro tapping la semana pasada.

Una muchacha dijo que ella hizo tapping cuando su hermano la molestó y ella se sintió mejor. Ella estaba realmente complacida de tener esta herramienta. Otra muchacha dijo que después del tapping de la semana anterior, había hecho más tarea de la que ella necesitaba, y encontraba que estaba contenta de hacerla.

En esta segunda sesión de EFT, yo expliqué el beneficio de usar EFT para impulsar el rendimiento y ayudar a soltar la ansiedad de próximos eventos, como las pruebas. Yo les di varios ejemplos de cómo EFT puede neutralizar el temor de que se interpone en el camino de la realización de su pleno potencial.

Hicimos un tapping grupal de nuevo. En ese momento le pedí a cada uno de ellos que apuntara lo que estuviera surgiendo que los preocupara, y que midieran la intensidad.

Hicimos tapping con la frase genérica, Aunque yo tengo este problema, yo soy sin embargo un niño genial, y estoy abierto a sentirme relajado y estar en paz. Después de una ronda, algunos niños notaron que su intensidad bajó. Hicimos dos rondas más y tomé el pulso del grupo de nuevo. La mayoría dijo que se sentían muy relajados. Algunos niños experimentaron un alivio completo mientras que otros no. Sospecho que fue porque habían enunciado su problema globalmente.

Terminé la presentación con una diapositiva “EL CAMBIO OCURRE” que ganó mucha atención. Pidiendo prestado el resumen del cierre inteligente de Don, yo expliqué que emociones negativas son parte de la vida y que soltar las emociones negativas les dará acceso a sus estados más poderosos del ser.

Dos días después de mi última presentación a la clase, yo quedé sorprendido cuando se presentaron una pila de notas de agradecimiento que ellos habían escrito. Yo no estaba esperando nada de ellos, por lo que estuve muy movido y profundamente tocado por sus gestos de aprecio.

Aquí están algunas de las notas de la clase:

• “Gracias por enseñarnos sobre EFT. Me ayudó mucho cuando no quería hacer mi tarea.
• “Muchas gracias por venir a nuestra clase y enseñarnos sobre EFT. Lo he usado mucho, siempre que me molestan o me asusto. Me gustó sobre todo la actividad con el jugo del limón. Yo lo encontré mucho más fácil de entender que cuando usted usa visual. Antes de que nosotros tuviéramos nuestra primera clase, usted nos dijo que se sentía asustado. Yo aprecio que usted viniese incluso cuando se sentía así.

• “Muchas gracias Christine por mostrarnos EFT. Teníamos una prueba por la tarde y EFT realmente me ayudó.

• “Gracias por venir a nuestra clase y enseñarnos EFT. Yo aprendí mucho sobre cómo tranquilizarse. El tapping realmente funciona. Como una vez que estaba mirando mi entrada de autos y me parecía feo. Yo hice el tapping y no parecía tan feo.

Del maestro del aula:

¡"EFT está funcionando para mí a nivel personal... muchas gracias! Yo simplemente amé cómo uno de los niños apenas se acercó a mí y compartió conmigo: 'Yo le mostré EFT a mi mamá, y ahora cuando ella se siente enfadada sobre su trabajo, ella hace tapping. Ella hizo una copia de mi tarjeta de EFT pequeña incluso.' ¡Yo me estremecí de ver cuan calurosamente los niños recibieron EFT y experimentaron para ellos mismos esta herramienta curativa impresionante!

Christine Metawati

Traducido por Ana Maria León Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif