Usando EFT para la Fertilidad

muchos corazones... un mismo latido


Mair Llewellyn-Edwards del Reino Unido nos da su punto de vista profesional en el tema de la infertilidad. Para aquellos que la experimentan, la infertilidad puede ser un problema que consume, ya que está lleno de tendencias hacia la inadecuación y la duda sobre sí mismo. Afortunadamente, muchas veces tiene causas emocionales que desaparecen ante los procedimientos de EFT.
Por Mair Llewellyn-Edwards

“Felicity”, una técnica médica en una clínica de fertilidad realiza calmada y hábilmente el procedimiento de Fertilización In Vitro (FIV) en sus clientes. Para cualquier espectador, ella transmite seguridad en sí misma. Sin embargo, a pesar de su calma exterior, ella experimenta los mismos miedos que sus clientes – al punto de causar su propia infertilidad.

Hace dieciocho meses, Felicity llamó a nuestra clínica aquí en Yorkshire Sur, Reino Unido. Durante su llamada ella hacía preguntas tentativas respecto a cómo podría ayudar a algunas de sus clientes con su ansiedad durante el tratamiento de fertilidad. Explicó cómo el miedo y la tensión incrementaban el malestar y reducían al mismo tiempo las oportunidades de concebir.

Ofrecí hablar con el equipo de la clínica respecto a cómo podríamos trabajar con este tipo de problemas, pero Felicity quería tener una sesión antes. Cuando llegó, su calidez y amistosa apertura era digna de verse. Ella disfrutaba enormemente lo que hacía en la clínica a pesar de que tuvo sus propios problemas para concebir su primer y único hijo (tuvo un severo trauma durante el parto.)

Felicity admitía abiertamente que sus propios problemas estaban estorbando su eficiencia en el trabajo. Ella había estado queriendo un bebé durante los últimos cinco años y sólo hacía poco se dio cuenta que su propia infertilidad podía ser causada por el miedo que sintió dado el pánico de los profesionales durante su parto previo. Sin embargo, saber intuitivamente respecto a este miedo no le daba ninguna herramienta para vencer este problema. Aquí es exactamente donde EFT ayudaría.

Comenzamos enseguida a trabajar en lo que Felicity sentía que era su “sentimiento atascado”. Ella calificó este sentimiento alrededor de un 9 en la escala de intensidad (0 ningún sentimiento, 10, sentimiento extremo). La primera frase preparatoria que elegimos fue…

“A pesar de que estoy atascada en mi miedo del pánico al nacimiento y eso bloquea otra concepción, realmente me amo y me acepto.”

En el segundo intento sentí que estas palabras no estaban resonando para ella. Así, las cambié intuitivamente para decir…

“A pesar de que estoy aterrada de volver a dar a luz, me entiendo y me amo”

Mientras Felicity decía estas palabras, éstas llevaban mucha más emoción y ella siguió repitiéndolas una y otra vez, asintiendo con su cabeza y frotando su punto sensible al mismo tiempo. Cuando nos movimos a su punto de la ceja (lo hacíamos juntas) y dijimos “aterrada de dar a luz” ella estaba demasiado disgustada para seguir. Regresamos al punto sensible y sus emociones se calmaron, y por tanto pudimos hacer una ronda de EFT.

Al final de la primera ronda Felicity dijo que la intensidad había bajado dramáticamente mientras frotaba su punto sensible. Antes de reevaluar el nivel de intensidad, le pedí que tomara algunos instantes para reflexionar en cómo se sentía. Le ofrecí un vaso de agua y le recomendé respirar hondo una o dos veces relajadamente mientras imaginaba dar a luz en el futuro. Ella tomó algún tiempo para completar esto y una expresión contenta y pacífica se mostró en su rostro. Entonces ella sonrió y abrió sus ojos.

Durante este ejercicio del futuro, Felicity imaginó fácilmente un alumbramiento con energía, emocionada y deseosa de ver y abrazar a su bebé. Ella ya no sentía ansiedad (excepto por un pequeño inconveniente) relacionada con el alumbramiento. Al final de la sesión hicimos tapping en…

“Aún cuando aún hay un pequeño inconveniente y no sé que es, me siento bien respecto a mí misma” así como…
“Aún cuando no sé si EFT va a servirme…”

Esta última frase tocó en el lugar correcto. Felicity sonrió, paró y suspiró a mitad de la ronda… así que ahí la dejamos.

En su segunda visita hicimos tapping en uno o dos miedos tales como… “Aún cuando me preocupa que el miedo que siento a dar a luz no era el problema que me impedía concebir…” así como respecto a sus sentimientos de depresión cuando aparece la regla.

También hicimos tapping para…
“Aún cuando no puedo verme con otro bebé…”
“A pesar de que el hacer el amor se ha convertido en una herramienta para un fin…” y
“A pesar de que nuestro hacer el amor parece mecánico ahora…”

Felicity prometió usar EFT en todo, incluyendo sentimientos de tristeza cuando sabe que sus amigas están embarazadas o las ve con sus nuevos bebés. Ella se fue con el ánimo renovado y se inscribió a nuestro curso de entrenamiento para Practicantes de EFT.

Seis meses después llamó para comentarme lo bien que EFT estaba mejorando su trabajo en la clínica. No solo estaba consiguiendo buenos resultados con sus clientes sino que algunos otros miembros de su equipo lo estaban usando de forma efectiva.

Recientemente Felicity nos visito a Tam (mi esposo) y a mi para decirnos emocionada que había concebido de forma natural y estaba calmada y feliz respecto al futuro parto. Ella ha usado EFT consistentemente y proclama abiertamente que está segura que sin la ayuda de EFT no se habría relajado lo suficiente para embarazarse y ser capaz de compartir estas felices noticias con nosotros.

Mair Llewellyn

Traducido por María Elena Blanco Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif