Construir una Consulta Próspera – Parte VI

muchos corazones... un mismo latido

Autoimagen-itis

Quizás la enfermedad prevaleciente en el mundo es la autoimagen-itis. Casi todos la tenemos, inclusive algunos terapeutas (al menos, eso es lo que me dicen).

El mejoramiento de la autoimagen es un GRAN mercado porque la mayoría de nosotros reconoce que los límites a nuestra autoimagen resultan costosos. Esos límites aparecen en nuestro desempeño comercial (billetera), en las relaciones (amor) y en muchas otras formas de encarar nuestras metas vitales. Los libros y seminarios sobre mejoramiento personal están en mucha demanda y lo han sido ya por décadas. La gente compra esos libros y asiste a esos seminarios con esperanza y con gusto. Se sienten bien al soltar algunos límites. A la gente le gusta.

Sin embargo, para la mayoría de las personas, el mejoramiento de la autoimagen tiende a ser efímero. Leen un libro o asisten a un seminario y con entusiasmo empiezan a generar pensamientos positivos y alegres – al menos por un tiempo. Pero lamentablemente con mucha frecuencia el entusiasmo se desvanece y la autoimagen vuelve a su postura anterior. Esta historia se ha repetido muchas veces.

Yo pienso que lo que se necesita es algún tipo de técnica mágica que esté constantemente echando a los pasajeros limitantes de nuestro ómnibus emocional. Me refiero a neutralizar las formas inútiles de culpa, miedo, pena, trauma, enojo y dudas personales que recargan nuestra autoimagen. En la medida en que podamos aliviar esa carga, sin duda emergerán autoimágenes mejores en forma natural.

Por supuesto que no tengo idea de dónde se puede encontrar una técnica multipropósito tan efectiva (sonrisa socarrona). Sin embargo, si existiera, ¿podríamos aplicarla en todo (te suena familiar?) Fantaseen conmigo un poco y evaluemos lo que las siguientes mejoras en nuestro bienestar podrían influir en nuestra autoimagen.

• Neutralizar todas las formas de culpas pasadas.
• Eliminar problemas de aprendizaje tales como la dislexia.
• Curar el miedo a hablar en público o el miedo a la altura o cualquier miedo irracional de otro tipo (fobias).
• Mejorar el rendimiento en los deportes o en la música.
• Superar la depresión.
• Aliviar dolores de cabeza o dolor crónico.
• Reemplazar el enojo pasado con dulzura y paz mental.
• Eliminar las pesadillas y los efectos de todas las experiencias traumáticas.

Si Ud. tuviera el privilegio de disponer de una técnica de ese tipo, ¿no se anunciaría Ud. como experto en el campo del mejoramiento de la autoestima? ¿Podría transmitir los resultados que otras técnicas solo prometen? ¿No se sentiría tentado de correr y anunciar algo como esto?:

“5 Semanas para lograr una Autoimagen con más Alegría. Garantizamos los resultados o le devolvemos el dinero.
Terapeuta Thelma 555-1234
Cuando ningún otro método funciona, éste sí”

Una vez que Ud. haya establecido una reputación por esta “especialidad” en autoimagen (especialidad interesante pues sólo parece una especialidad y en realidad es otro nombre para una práctica generalista) ¿cuántos padres pedirían su ayuda para superar los problemas de autoestima de sus hijos? ¿Cuántas compañías contratarían sus servicios para sus ejecutivos? ¿Cuántos equipos deportivos requerirían sus servicios? ¿Cuántos ciudadanos comunes buscan afanosamente un enfoque más confiado de la vida? Y la lista sigue.

¿Podría Ud. vivir con la garantía de devolver el dinero? Por supuesto. Lleve un registro de los numerosos éxitos que logra con sus clientes. Escríbales cartas breves que resuman lo que pasó (en el caso en que hayan dejado de llamarlo y lo hayan olvidado). Con esta técnica mágica, Ud. podría crear una larga lista de éxitos, todos los cuales resultan en un alivio del peso emocional (y por lo tanto una autoimagen mejor). La mayoría de los clientes simplemente no pueden negar esta evidencia tangible. La garantía que Ud. ofrece de devolver el dinero atrae a la gente hacia Ud. Lo diferencia de los demás. Prueba que Ud. no sólo puede proveer algo, sino que está dispuesto a responder a las reclamaciones. Apunta a una Presencia de Primera en su campo. ¿Quién más lo está haciendo?

Todo lo que necesita ahora es la técnica mágica (sonrisa pomposa). Recuerdo que hace algunos meses tuvimos una discusión sobre autoimagen en el foro de correo electrónico que fue orientado por Stephanie Rothman y su clienta, Lori. Stephanie pensaba que había encontrado una técnica de ese tipo y pidió a Lori que la pusiera en práctica varias veces por día durante 5 semanas. Termino este artículo con el correo electrónico de Stephanie seguido por el de su clienta. No le den demasiada trascendencia a estos correos, por supuesto. Probablemente, solo apuntan hacia el camino del éxito de otra persona.

Abrazos y cariños, Gary Craig

Nota: Algunos terapeutas del foro de correo electrónico piensan que algunos estados/países pueden rechazar la idea de la garantía con devolución del dinero. En este caso, esa garantía no es necesaria. Sin embargo, puede ser muy útil donde esté permitida.
________________________________________
De Stephanie Rothman

“Hace unas cinco semanas , cuando me presentaron por primera vez a EFT, una agradable señora (39) me llamó para pedirme que la ayudara a superar su baja autoestima. Ella me dijo que era muy hermosa (lo cual es verdad) y por esa razón, la gente se creaba expectativas con respecto a ella, en el sentido de que ella debería “tener todo junto”: ser muy dinámica y segura de sí misma, entre otros atributos que ella sentía que no tenía.

Ella no tenía vida fuera del trabajo. No tenía amigos ni novio y era tremendamente desconfiada de la gente. No salía con frecuencia y cuando lo hacía se sentía insegura y cohibida. Estaba verdaderamente descorazonada. Y a pesar de que no sé nada sobre Tecnología de la Voz, yo hubiera dicho, al escucharla, que ella estaba sin energía para seguir adelante.

Me contó que había pasado por una cantidad de terapeutas que le habían dado curas cognitivas (le decían que “hiciera como si” hasta conseguirlo) y le habían transmitido algunas maneras de pensar de manera de modificar su aspecto. Pero ella nunca hizo nada de eso y tampoco logró nunca un alivio.

Sus antecedentes son que proviene de una familia de Testigos de Jehova y su familia no permitía que tuviera amigos que no pertenecieran a esa religión. Así que de niña no tuvo amigos. Cuando creció, era la mimosa de su mamá y sentía la responsabilidad de hacer feliz a su mamá y no disgustarla. Tuvo unas experiencias desagradables con hombres que la desilusionaron y la engañaron.

Cuando hablé con ella al principio, le conté sobre EFT. Yo era una novata (a pesar de que había hecho el Nivel 1 TFT). No oculté el hecho de que EFT era nuevo para mí, pero ella siguió abierta.

Bueno, su voluntad de “tirar abajo sus árboles de desencanto, negatividad y tristeza por su pasado” era grande. Lo que me resulta interesante es por qué ella quería hacer EFT y ninguna otra técnica de la que le habían enseñado los terapeutas tradicionales. Quizás fue por el hecho de que cuando estábamos en nuestra primera sesión, ella emitió un “ajá” y yo la desafié y ¡le pedí categóricamente que se definiera si se iba a comprometer a trabajar en eso o no! Y le dije que tenía que hacerlo religiosamente para lograr los cambios que quería introducir – y es que ¿ella quería hacerlo? (puedo ser muy contundente). Aparentemente quería. Ella hizo su lista y diariamente (varias veces por día) hacía EFT para “derribar sus árboles”.

¡Pues ha hecho un cambio radical! Mantiene encuentros con varios hombres (y conserva una actitud muy sana con respecto a ello). Hay cada vez más gente que la quiere presentar a sus amigos hombres. Inclusive, ella invitó a su vecino a ir a tomar una cerveza (¡a un hombre!). Nunca había hecho eso. Ahora está abierta a hacer amigos. Cuenta que hay un par de hombres de su oficina que quieren ser sus amigos. Notó que cuando cambiamos y comenzamos a sentirnos mejor con respecto a nosotros mismos, la gente se siente atraída hacia nosotros (esto es algo que ella me dijo). La otra noche, ella salió con amigos y bailó desenfrenadamente. Se ofreció como voluntaria para hacer marketing para un grupo que se ocupa de construir casas para los menos privilegiados. Y miren amigos, ¡¡¡esta mujer es feliz!!! Esta mujer es realmente feliz. Se siente amada y libre y contenta con su vida. Y aquí no hay un efecto pasajero, tampoco. Ella dice abiertamente que si no fuera por mí y por EFT ella nunca habría llegado donde llegó. ¡¡¡Y realmente llegó lejos!!!

Lo que resulta interesante es que no perdió su sensibilidad. Cuando la abrazo, se le llenan los ojos de lágrimas. Es muy emocional y está agradecida por los cambios que ha logrado.

¡¡¡¡¡Y todo esto en sólo CINCO SEMANAS!!!!!”

Stephanie Rothman
________________________________________
Una Nueva Vida para Lori

Hola todos,

Tanto en el curso de EFT como en mis correos electrónicos insisto en la necesidad de ser persistente con estas técnicas. Con la debida persistencia, es posible reestructurar completamente nuestro perfil emocional y, sin duda, crear libertad donde antes había autolimitación. He visto esto muchas veces.

Lori, una clienta de Stephanie Rothman, CHT, es el caso más reciente.

Tuve el privilegio de conocer a Lori en un taller que dirigí recientemente en San Diego. Ella ya había logrado grandes adelantos con EFT, pero estaba aprendiendo más niveles para trabajar con ellos como resultado del taller. Era muy agraciada… y estaba muy agradecida. Un placer estar con ella. Le rindo homenaje a Stephanie por su trabajo a este respecto. Aquí van a ver cómo Lori quiso contar su historia en una carta.

LA CARTA DE LORI: “Mi experiencia con EFT ha cambiado y afirmado tanto mi vida, que a veces me resulta difícil creer que de la persona que yo era hace 8 semanas haya surgido la mujer feliz, llena de recursos, conforme que soy ahora. Cuando la gente comenzó a responderme en forma positiva, supe que lo que yo PENSABA, había sucedido REALMENTE, o sea, que yo había derribado los muchos, muchos bloqueos que me habían retenido por tanto tiempo y había comenzado realmente a vivir una buena vida.

Durante toda mi vida había sentido cierta melancolía, depresión y ansiedad. Una terapeuta que me trató durante cuatro años había puesto un nombre a “mi condición” – ella lo llamó distimia. Así por lo menos yo comprendí lo que estaba equivocado en mí. Y aprendí que no estaba sola en el mundo. Eso me ayudó un poco. Ella y otra terapeuta que consulté reiteradamente por una terapia de conversación me dijeron que yo tenía que “fingir hasta lograrlo”, o “actuar como si”, pero nunca sentí ningún alivio al hacerlo y al poco tiempo, dejé de tratar. Todos los libros de autoayuda del mundo (por lo menos 100) no me hicieron ningún bien, tampoco. Me encontraba al final de mis recursos.

En junio de 1997, pedí una consulta con Stephanie Rothman para explorar el tratamiento por depresión y sentimientos de desesperanza. Cuando le hablé a Stephanie por teléfono la primera vez, recuerdo claramente que le conté que no podía continuar en el camino en que estaba y que tenía que hacer algo. Stephanie me dijo que tenía una técnica para ayudarme a eliminar los pensamientos negativos que estaban causándome tanto sufrimiento. En la consulta, me enseñó la Receta Básica de EFT e hicimos tapping juntas sobre una emoción negativa particular. De diez pasé a tres o a cuatro y sentí un gran alivio y una gran sorpresa ante la facilidad de la técnica y su efectividad.

Comenzando con una lista de siete emociones negativas, hice tapping en cada oportunidad, pero por lo menos tres veces por día: de mañana, a mediodía y de noche. Yo no podía recordar ni un momento en el que no me sintiera social e interpersonalmente inepta, luciendo por afuera poco atractiva, o sintiéndome simplemente aburrida. Cualquier indicio, por cualquier motivo, me probaba que yo no podía ser amada. Durante años se me dijo que era atractiva, pero esto era algo que yo personalmente no podía ver. Sufría de ansiedad generalizada en cualquier situación social. Hice tapping para eliminar estas emociones negativas tanto a las horas fijadas como en el momento en que las experimentaba. A veces, cuando estaba haciendo tapping para eliminar un “árbol” especialmente grande, surgía otro. Así que, como dice Gary Craig, “persistencia, persistencia”, yo también hacía tapping para eliminar los nuevos “árboles”, con la misma fe.

Este año voy a cumplir 40 años y la estoy pasando mejor que nunca en mi vida. Tengo varios amigos nuevos y estoy saliendo con dos hombres maravillosos. Mis relaciones con mi familia han mejorado considerablemente. Estoy muy agradecida por no verme ya afectada por la ansiedad, la preocupación, el miedo de las situaciones sociales y sentirme desagradable. EFT hizo salir lo mejor de mí al eliminar mis peores emociones negativas. No hay nada en mi vida que haya actuado tan positivamente para mí como EFT. Voy a utilizar y confiar en esta técnica por el resto de mi (¡maravillosa!) vida.”

Lori

Traducido por Dalila Milicúa



<Anterior< <Indice> >Siguiente>