EFT en la consulta y asistencia psicológica

muchos corazones... un mismo latido

Mercedes Bolivar combina EFT con Terapia Gestalt y nos ofrece este interesante reporte de un caso donde EFT ayudó a una mujer a conectarse con sus sentimientos para tomar una decisión importante desde un lugar más real.
Por Mercedes Bolivar

Me llamo Mercedes, soy psicóloga y mi orientación es humanista, concretamente trabajo con la Terapia Gestalt.

Desde que incluí hace dos años EFT en mi consulta, el trabajo realizado con mis clientes se efectúa de manera más fácil y rápida, lo que supone un alivio en el sufrimiento que conlleva todo proceso terapéutico. Concretamente EFT me ayuda:

- A poner en contacto al cliente con sus emociones de manera “fulminante”. Algo que con cierto tipo de personas más racionales, suele ser un trabajo arduo y más o menos lento.
- A “desatascar” cualquier situación que se enquista en la sesión de terapia, produciendo un movimiento que puedo seguir con EFT o de otra manera.
- Localizar creencias limitantes que estaban funcionando a nivel totalmente inconsciente y su posterior trabajo.
- Es inestimable su ayuda también a la hora de conectar y desarrollar el potencial de recursos y creativo de la persona.
- Y sigo descubriendo su poder día a día…

A modo de ejemplo me gustaría compartir con vosotros una sesión de terapia con EFT.

Cliente: Mujer de 49 años a la que llamaremos María, racional, muy volcada en complacer / atender a los demás y con poco contacto y conciencia de sus deseos y emociones.

Tema que trae a sesión: Indecisión de cambiar el tipo de relación que ha mantenido hasta ahora con un hombre casado. Él ahora quiere dejar a su mujer y emprender una relación de pareja con ella.

Comenzamos con:
“Aunque tengo miedo de no poder hacer feliz a este hombre, no tengo nada que ofrecerle, no tengo familia, ni hijos, me amo y me acepto profunda y completamente.”

(Cuando lo plantea lo hace sin ninguna emoción y me arriesgo a ver qué pasa)

Ce: tengo miedo de no hacerle feliz
LO: no tengo nada que ofrecerle
BO: no tengo familia
BN: no tengo hijos
BL: tengo miedo de no hacerle feliz
Cl: no tengo nada que ofrecerle
BB: no tengo nada
Co: tengo miedo de no hacerle feliz

Después de dos rondas le da una sensación de calor en el pecho y en el plexo solar de 8 sobre 10.

A la frase preparatoria le añadimos “…Y tengo una sensación de mucho calor en el pecho…”

Ce: tengo miedo de no hacerle feliz
LO: esta sensación de calor en el pecho
BO: no tengo nada que ofrecerle
BN: esta sensación de calor en el pecho
BL: esta sensación de calor en el pecho
Cl: no tengo nada que ofrecerle
BB: tengo miedo de no hacerle feliz
Co: esta sensación de calor en el pecho

La sensación de calor baja a 6,5 y aparece un movimiento, “empieza a moverse todo por dentro, son como mariposas todas juntas volando en el pecho y en el plexo” con valor 8.

“Aunque tengo miedo de no poder hacer feliz a este hombre y se me empieza a mover todo por dentro, como mariposas volando todas juntas, me amo y me acepto profunda y completamente.”

Ce: tengo miedo de no hacerle feliz
LO: todo empieza a moverse por dentro
BO: mariposas volando todas juntas
BN: no sé qué voy a decidir (dice espontáneamente la persona)
BL: no sé que me pasará en el futuro (dice espontáneamente la persona)
Cl: todo empieza a moverse por dentro
BB: no sé qué voy a decidir
Co: no sé qué me pasará en el futuro

La intensidad de la sensación aumenta a 9
“Ahora siento mientras pienso, el pensamiento me hace sentir el estómago, antes no sentía, sólo reflexionaba, esto es nuevo, me siento más viva.”

“Aunque no sé qué voy a decidir respecto a este hombre y tampoco que me va a pasar en el futuro, me siento viva y me amo y me acepto profunda y completamente.”

(Dado que la emoción que reporta es agradable y positiva, decido alternar el miedo y la sensación positiva, para que el primero se convierta en desencadenante de la segunda.)

Ce: no sé qué será de mí en el futuro
LO: me siento viva
BO: no sé qué voy a decidir
BN: me siento viva
BL: no sé qué será de mí en el futuro
Cl: me siento viva
BB: no sé qué voy a decidir
Co: me siento viva

“Me siento viva, es una sensación diferente. Me siento confiada en que se resolverá la situación de una manera más fácil de lo que pensaba.”


SEGUIMIENTO

Nos vemos al cabo de una semana, ha estado haciendo EFT en casa.

Lo que reporta María:
Con respecto a su relación. “Sé que quiero a Mario (no es su nombre) de verdad. Lo que pasa es que tengo miedo de establecer otra relación y de que me salga mal.”

“Los dos días siguientes a la sesión me sentía triste y con una sensación y ganas de recogimiento. Desde entonces siento más lo que digo, ya no es un discurso aprendido. La tristeza es porque me he dado cuenta que antes iba de prepotente, de que podía con todo, me siento más humilde y por primera vez reconozco el miedo.”

“Tengo una sensación de tranquilidad y de que estoy en el camino.”

Las palabras de María hablan por sí solas. EFT no ha resuelto su duda, pero nos ha colocado en el lugar real, en contacto con sus auténticas emociones, donde puede resolverla. Y con más recursos para seguir avanzando hacia el encuentro con ella misma.

Me siento muy agradecida a todos los que han hecho posible esta maravillosa herramienta que tanto alivio y ayuda nos ofrece.

Un abrazo
Mercedes

Mercedes Bolivar Romero
Barcelona - España
móvil 616275210
email - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
sitio web - www.gestaltencuentro.com