Ruidos fuertes ya no molestan a niña de 3 años

muchos corazones... un mismo latido


La hija de Giselle Walsh de 3 años, después de muchas pruebas de EFT finalmente logra vencer su miedo a los ruidos fuertes. Noten que este cambio viene después de que la niña puso en sus palabras por sí misma (en vez de que lo hiciera Mamá).


Por Giselle Walsh

Hola Gary,

Compré tus DVD y he estado ‘jugando’ con EFT por algunos meses y he tenido algunos pequeños éxitos tranquilizando a mi pequeña hija, pero realmente TUVE que compartirte mi experiencia de anoche.

Mi hija ha tenido miedo de los sonidos fuertes durante un año y medio (desde un incidente en un cuarto de hotel con un radio-reloj que la tomó fuera de guardia). Había estado tratando de usar tapping en este incidente durante varias ocasiones sin suerte. Aún las tormentas con rayos la ponían a llorar y a temblar. Cada tren que pasa cerca de ella hace que se tape los oídos, el timbre de casa de su abuela hace que prefiera no ir a verla, y ni siquiera le gusta ir a baños públicos por el ruido que hace el escusado al jalar la cadena.

Resultado de imagen para ruidoAnoche (cuatro de julio) sabía que deseaba hacerle tapping antes de que se acostara, para ayudarle a pasar lo que podría ser una larga noche de ruidos fuertes. Hice tapping en ella “a pesar de que tienes miedo de los ruidos, eres una gran niña”, pero ella aún se quejaba de que escucharía los ruidos durante la noche. Entonces se me ocurrió recontar el incidente que comenzó todo con gran detalle mientras hacía tapping en ella. Ella aún decía sentirse preocupada de estar sola en su cuarto si los ruidos la despertaban. Entonces hice tapping respecto a estar segura en casa, en su cama aún si no había nadie con ella en la habitación. Ella aún se veía nerviosa.

Entonces le tomé la mano e hice tapping con su propia mano en los puntos mientras ella me contaba el miedo que iba a tener. Antes de terminar los primeros tres puntos ella estaba riendo (lo cual pensé se debía a que estaba moviendo su mano por su cara, etc.) La dejé en su habitación después, esperando lo mejor.

Terminó habiendo mucho ruido anoche como para ponerla a prueba. Entre los fuegos artificiales profesionales encargados por los municipios que se escuchaban de los pueblos cercanos y los vecinos que tenían sus propios generadores de ruido en nuestra cuadra, hubo bastante ruido.

Esta mañana se despertó contenta después de dormir toda la noche sin gritar llamándonos. Le pregunté si había escuchado algún ruido durante el tiempo que estaba tratando de dormir, y contestó feliz, “los oí mamá, ¡pero no me molestaron!”

Gracias. Seguiré haciendo tapping en mí y mi familia y ¡espero aprender mucho más!

Sinceramente,
Giselle Walsh

Traducido por María Elena Blanco - Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif