La caída del pelo y las manchas en la cara desaparecen después de que EFT alivie importantes asuntos emocionales —¡La depresión también!

muchos corazones... un mismo latido

Hola a todos,

Hay algunos importantes mensajes escritos en este artículo de Cacina Spaeth de Munich, Alemania. No sólo hay algunos resultados impresionantes en el asunto, sino también evidencias crecientes de la naturaleza a veces sutil (entiéndase poderosa) de EFT.

Algunas veces las personas superan sus asuntos tan rápida y eficazmente que incluso no se dan cuenta de que la curación tuvo lugar. Es evidente para todos los demás; sin embargo, para el cliente, es como si no hubiera tenido el problema en primera instancia. Cuando se les recuerda el problema, suelen reconocer la curación. Sin embargo, hay que recordárselo algunas veces.

¡Fascinante!
Por Cacina

Querido Gary,

Mi marido, Anders, es cantante y profesor de canto. Hace dos meses me pidió que hablara con una estudiante suya. Karen (no es su nombre real) tiene unos veintitantos años. Tiene una voz increíble y ha tomado lecciones de canto durante varios años, trabajando como higienista dental en “la vida real”.

Karen siempre estaba llena de energía y vida, con una larga, rizada y brillante melena. Sin embargo, el pasado verano empezó a perder pelo, aparentemente sin motivo alguno. Al mismo tiempo empezaron a aparecer en su maravilloso cutis desagradables espinillas tanto en la nariz como en la barbilla. Y a pesar de haber consultado a varios médicos, realizado pruebas, hecho radiografías de prácticamente todo, ninguno de los especialistas tenía pista alguna acerca de lo que le pasaba y qué hacer al respecto.

Básicamente, estaban dando palos de ciego y el último doctor que había visto le dijo que volviera en 8 semanas para hacerse más pruebas. ¡Qué reconfortante! Habiendo perdido ya casi la mitad del pelo, esta perspectiva no era una opción viable para Karen porque se arriesgaba a quedarse calva en Navidades. En su desesperación y sin tener ninguna solución a mano había acudido incluso a las pelucas. ¡Imaginad! Así que yo (el todavía novato aprendiz de EFT) quedé en verla para una sesión de prueba, sabiendo que no podía hacerlo mucho peor...

Karen estaba en una situación emocional deprimente y estaba a punto de caer en depresión. Mi intención era enseñarle la base de EFT de modo que pudiera aplicárselo ella misma tan a menudo como fuera posible. Le dije a Karen que EFT había tenido éxito en el pasado tanto en asuntos físicos como emocionales donde nada más parecía ser de ayuda, pero no le hice ninguna promesa.

Después de enseñarle brevemente los principios le pregunté cómo había sido su vida en la época en que empezaron el problema de la piel y la caída del cabello. Lo sabía con exactitud: Todo comenzó un verano después de una audición para una academia de música. A pesar de que su audición fue muy bien y de su auténtica voz de soprano, se decía que era “muy vieja” para estudiar canto y convertirse en una cantante. (¿Puedes creer eso?)

Compartir su experiencia conmigo fue doloroso para Karen. La mayor parte del tiempo sólo la escuché. Y mientras Karen estaba llorando a lágrima viva, empecé a hacer tapping en ella. Una y otra vez. Sin frases concretas, solamente dándole el espacio suficiente para airear y expresar sus sentimientos. No pregunté por ningún nivel de intensidad. Sin embargo, cuando se hubo calmado de forma considerable comencé a ser más específico.

Durante el tapping en curso había expresado su intensa desesperación acerca de no lograr jamás una forma de convertirse en una cantante. Ni en esta academia ni en otra academia, en ninguna parte... Así que le pregunté “¿Te dijeron alguna vez antes que no puedes hacer lo que amas?”

Esta pregunta nos situó en medio de una aparentemente larga lista de sueños rotos (tanto grandes como pequeños). Karen creció en la Alemania del Este. El jardín de infancia al que iba pertenecía al teatro de su ciudad natal. Creció entre bailarines, actores y músicos, y amaba todo aquello. Primero en el jardín de infancia y después en sus primeros años de escuela siempre formó parte de alguna representación en alguna parte. Esa forma de vida era natural para ella y además era feliz.

Pero cuando tenía 8 años su madre decidió que llegar a ser una artista era impensable. Si recuerdo bien, su familia llegó incluso a trasladarse fuera de la ciudad (y del teatro). Y perder todo lo que amaba rompió el corazón de Karen. Sin embargo, seguía siendo una buena bailarina. Realmente amaba el baile, y de algún modo encontró la forma de continuar con su apasionado talento. Entre su adolescencia y juventud se entregó realmente a ello, entrenó muchísimo y decidió convertirse en una bailarina profesional. Sólo que esta vez no fue su madre quien dijo “no”. Fueron sus rodillas. No sé cuales fueron las circunstancias exactas pero se lesionó la rodilla(s) de algún modo, y la decisión, una vez más, fue hecha por alguien de fuera de “alto nivel” (un doctor). Y a Karen le dijeron que nunca llegaría a tener una carrera como bailarina...

Mientras Karen estaba compartiendo sus experiencias conmigo, de nuevo hacía solamente tapping en ella, dándole espacio para expresar su dolor, su despecho, su desesperación y sus sentimientos de impotencia hacia “algo ahí afuera” que nunca le permitiría ser feliz en la vida, haciendo lo que ella más amaba.

La sesión completa duró unas 1,5 horas. Hacia el final de la misma era bastante obvio que Karen había liberado una carga de sentimientos retenidos. Pero sea como sea no habíamos logrado nada con respecto al problema de la piel y caída del pelo... —hmmm, quizá por eso deberíamos quedar otra vez. Realmente no lo sabía. Solamente sabía que había tenido suficiente por el momento. Karen parecía estar calmada y estaba terminado. Y así acordamos que me llamaría otra vez.

Pero no lo hizo. Pasaron varias semanas y no supe nada de ella... hasta que la semana pasada me encontré con ella por casualidad después de haber terminado una clase de canto con mi marido. En el momento en que me vio su cara se iluminó e inmediatamente se precipitó hacia mí, con un gran abrazo y un enorme “¡gracias!”. Me cogió por sorpresa. Y a pesar de que era bastante evidente que algo debía ser “realmente bueno” estaba ansioso por conocer como había estado desde entonces, así que fuimos a tomar un café.

Bien, Gary, ¿estás listo? Sus problemas de piel y de caída del pelo habían terminada con una sola sesión de EFT. Para bien. ¿Puedes imaginártelo?

Y esto es lo que me contó: Ya durante la primera vez que se lavó el pelo después de nuestra primera sesión Karen notó algo diferente. Ningún pelo en el desagüe. No más caída del pelo. Y ahora, sentada en este café unos 2 meses más tarde y con una inmensa y feliz sonrisa Karen me enseñó el pelo aún corto pero bastante fuerte y recién nacido por toda su cabeza. ¿Y su piel? Limpia. Ni rastro de espinillas en parte alguna.

Escuchando a Karen estaba realmente asombrada acerca de lo que le había sucedido. Pero considerando el increíble resultado había empezado a dudar de si este suceso milagroso podía haber sido posiblemente causado por el “pequeño tapping” que hicimos. El asombroso resultado físico parecía “demasiado grande” para mi sistema de creencias.

Sin embargo, entretanto estaba bastante segura de que fue realmente EFT que hicimos. Primeramente, Karen no vio a ningún médico desde entonces, no había probado ni intentado cualquier otro método o terapia, no tomó ninguna medicina, hierbas o cualquier otro remedio. Pero lo que me convenció del todo: Cuando pregunté a Karen por qué rayos no me llamó para compartir sus maravillosas noticias, ¿sabes lo qué me dijo Gary? ”No me acordé”.

Eso es. Ahí es cuando supe que fue EFT. Como tú habías señalado a menudo, las personas literalmente “olvidan” cuán grave era su problema/situación. “Olvidan” las cosas más obvias (por ejemplo llamar para compartir las buenas noticias).

A propósito, hace unos meses experimenté exactamente el mismo fenómeno. Un doctor que conozco se había visto seriamente afectado por una depresión durante meses después de haber finalizado otra “prometedora” relación. No lo conozco muy bien. Sin embargo estaba decaído y deprimido hasta un punto que comencé a preocuparme, especialmente después de que confesara, “Cacina, simplemente he perdido mis alas”.

Bien, sin haber sido preguntada simplemente le dije que “Sé de algo que podría ayudarte”, le ofrecí “una sesión de prueba de EFT” y dijo que sí. Hicimos tapping durante una hora sobre su depresión y soledad, y el tuvo muchos y profundos suspiros de alivio...

La sesión acabó y no supe más de él a pesar de que había prometido llamarme. Sin embargo cuando tuve que llamarle por otro motivo unas semanas más tarde le pregunté cómo se encontraba. Me dijo que todavía no había averiguado porque parecía no ser capaz de tener una buena relación sentimental. Pero, solo para el registro, COMPRENDER esto no había sido el asunto sobre el que habíamos hecho tapping. Habíamos hecho EFT en la grave depresión que el sufría, ¿recuerdas?...”Oh, ¿ESO? La depresión se fue. Pero eso no es el problema: “Quiero saber por qué no puedo tener una buena relación...” Y se fue. No se había dado cuenta, Gary, de que ya no estaba deprimido.

Para mí esta clase de cambio es el mayor de los milagros. Para cuando tenemos éxito con EFT, el cambio (en nuestro pensamiento, en nuestra percepción, en nuestro cerebro con su red neuronal) es tan profundo que nuestros antiguos problemas literalmente “desaparecen de nuestra mente”. Literalmente. ¡Qué regalo!

Y de vuelta a Karen: Si tuviera que decir qué fue exactamente lo que detuvo la caída del pelo de Karen... me sorprende, Gary. Ni idea. Sólo puedo asumir que debimos hacer tapping lo suficiente en medio de su asunto principal. Y con esa cuestión de “cortar árboles enfermos”, no tengo idea de en qué tipo de bosque estamos.

Sin embargo, esto también es algo que me excita tanto de EFT. No necesitas saberlo todo antes de que funcione. No hay simples “trucos”, ni “técnicas si/entonces” garantizadas y a menudo aburridas, que puedas aplicar. Se trata de quitarse de en medio tanto como sea posible. Se trata de estar abierto y vulnerable, de arriesgarse a no tener idea alguna y, en su lugar, dejarse llevar por la intuición.

Y se trata de confiar que cualquiera que sea el hilo que el subconsciente muestre para empezar, ese hilo eventualmente GUIARÁ al “cable de la corriente” de zzzzzzzzzzzttt. Cada vez, para mí es una increíble aventura. Y amo aprender, explorar y hacerlo.

¡Amo esta mágica y elegante herramienta!
Con amor, Cacina

Traducido por Fernando Cantón de la Lama

InEnglish.gif