Una paciente con cáncer de mama limpia un conflicto emocional subyacente

muchos corazones... un mismo latido

JoAnn SkyWatcher nos muestra en detalle cómo su cliente llegó a entender que le hacía falta cuidarse a sí misma, cosa que dejó de hacer al ocuparse de sus padres. Trabajaron en soltar el conflicto que esto le producía y llegar a equilibrar el cuidado de los demás con el suyo propio. Visitar el sitio web de JoAnn.


Por JoAnn SkyWatcher

Belinda, una mujer de mediana edad, se enteró hace poco de que tiene cáncer de mama.  Ella  se cambió a una dieta de comida cruda e inmediatamente empezó a perder peso. También comenzó a consultar a distintos terapeutas. Yo le expliqué que EFT la podía ayudar a limpiar cualquier conflicto que estuviera teniendo, inclusive los bloqueos que tuviera que sanar.

A pesar de que Belinda vive bastante cerca como para hacer una sesión personalmente, decidimos hacer una sesión telefónica para ahorrar tiempo. 

A mí me gusta hacer EFT abordando el tema más importante que esté encubierto y para Belinda su mayor conflicto se centraba en emplear tanto tiempo cuidando a sus padres mayores a tal punto de no tener más tiempo para cuidarse a sí misma. La intensidad del conflicto era de 10 y cuando le pregunté dónde se localizaba en su cuerpo, respondió que se sentía más intensamente en su garganta y en el tercer ojo. Entonces descubrió que se había enredado en todos sus chakras.flor

Cuando hicimos las frases preparatorias, incluimos afirmaciones como:

Aunque:

  • Hay una parte de mí que piensa que esto no va a funcionar,  yo me amo y me acepto.
  • Yo  dudo de que esto funcione...
  • Es un acto de malabarismo con demasiadas pelotas en el aire…
  • Yo tengo este conflicto con el cuidado de mis padres y no poder cuidarme a mí misma…
  • No he estado cuidándome a mí misma…

En la primera ronda, utilizamos “Es un acto de malabarismo” como su frase recordatoria. Yo podía oír su risa cuando ella repetía “Es un acto de malabarismo”.  Después de cada ronda de tapping yo le preguntaba cuál era el nivel de intensidad en sus chakras, recordándole que había sido de 10 cuando comenzamos. Al finalizar la primera ronda, la intensidad cayó de 10 a 8. Hablamos un poco más y parecía que podía seguir descendiendo, así que repetí mi pregunta. Había caído a 6.

Para determinar cuáles eran sus “puntos mejores” yo le pregunté en cuáles de los puntos en los que ella había hecho tapping se sentía bien. Ella destacó cuatro puntos que le parecían los mejores (la clavícula, el costado del ojo, sobre el labio y arriba de la cabeza). Yo le dije que en el futuro , cuando sintiera ansiedad o frustración, ella podría hacer tapping o presionar esos puntos preponderantes para lograr un alivio inmediato.

La siguiente ronda de tapping hizo bajar la intensidad a 4. Yo la podía oír bostezando en el teléfono. Le recordé que bostezar es un alivio.  Ella dijo que se sentía más relajada a medida que hacía tapping.

En la tercera ronda, ella hizo tapping en todas las responsabilidades que ella tenía con sus padres y en cómo se había olvidado de sí misma. También contó cómo ella no se había cuidado y dijo que iba a comer una caja de helado Haagen-Dazs en la cena.

Una de sus frases preparatorias era: “Aunque yo acostumbraba comer una caja de helado Haagen-Dazs para la cena,  me amo y me acepto.” En un punto, mientras hacíamos tapping, Belinda exclamó: “¡Soy importante!” y terminamos la ronda con su tapping sobre “¡Soy importante!” Su intensidad cayó a un 2.

Belinda me contó cómo había involucrado a otras personas en todos los trabajos que había estado haciendo para su gente. Ella iba a continuar disminuyendo su carga y cambiando su foco para tomar buen cuidado de sí misma.

Con su ronda final de tapping, no utilizamos ninguna de sus frases preparatorias (porque la intensidad era de menos de 3) . Comenzamos con : “¡Soy importante!” y yo la estimulé a que creara sus propias afirmaciones mientras hacíamos tapping. Las afirmaciones incluían:

  • Soy importante
  • Recuerdo que soy importante
  • Tomo buen cuidado de mí misma
  • Yo importo
  • Yo me hago tiempo para divertirme (esta le gusta mucho)
  • El cáncer se disuelve mientras hablamos
  • Nos divertimos en mi Fiesta de las Tetitas (ella me había dicho que iba a hacer una fiesta de senos)
  • Estoy saludable
  • Estoy entera y completa

Belinda realmente se reía en esta última ronda. Su intensidad cayó a 0. Ella dijo que se sentía realmente relajada. Yo le pregunté si conocía el trabajo de Louise Hay y ella dijo que tenía varios de sus libros. Yo le informé sobre la afirmación que Louise utiliza para los problemas de mamas.

Los que cuidan a otros tienen que acordarse de tomar buen cuidado de sí mismos o pueden terminar enfermándose. Es una acción equilibradora para cuidarse a uno mismo y cuidar a sus padres. Belina está aprendiendo cómo equilibrar su propia vida con sus obligaciones de cuidar de sus padres. Ahora ella tiene EFT como herramienta para ayudarse.

JoAnn SkyWatcher
Author of Touched by a Miracle: EFT Healing Stories

Traducido por Dalila Milicua - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.