Desaparece un miedo a los perros al utilizar EFT con un “recuerdo olvidado”

muchos corazones... un mismo latido

La clienta del Dr. Fred Feldstein, Laurie, tenía miedo a los perros y a menudo se echaba a llorar cuando se hallaba en presencia de dicho animal. Probablemente, la causa de esta fobia radicaba en un incidente que tuvo lugar cuando Laurie era bebé. Sin embargo, Laurie no se acordaba del mismo; se lo había contado su madre. Tomad nota de la forma en la que el Dr. Feldstein aborda el problema.
Por Dr. Fred Feldstein

Tuve ocasión de trabajar con una mujer increíblemente dulce llamada Laurie que había tenido miedo a los perros durante toda su vida. Tiene 63 años, y nunca había sido capaz de acariciar a un perro, ni siquiera de estar cerca de uno. Me pidió si podía ayudarla y le respondí que me encantaría intentarlo.

Suelo utilizar el test muscular para validar si el cuerpo presenta alteraciones de la energía eléctrica para los problemas concretos con los que el cliente desea trabajar. Así que le hice el test a Laurie para la afirmación "Me siento bien cuando tengo perros cerca y los acaricio”; ante esta afirmación, su brazo se debilitó.

Le pregunté a Laurie si recordaba algún incidente concreto de cuando se originó su fobia a los perros. Respondió que aunque no recordaba dicho incidente de forma consciente, porque sucedió cuando ella tenía 8 meses, su madre se lo había contado muchas veces a lo largo de su vida.

Según su madre, cuando era bebé estaba tumbada sobre una manta en el césped de su casa en Georgia, cuando un perro loco y rabioso se escapó y se coló en la propiedad de la familia. El perro salivaba y se acercaba a la bebé. La madre lo vio, pero estaba demasiado lejos de Laurie para poder hacer nada, así que empezó a gritar "mi bebé, mi bebé, por favor que alguien me ayude." En ese momento, el padre de Laurie salió de la casa con una escopeta y disparó al perro.

Nuestro cuerpo lo recuerda todo, subconscientemente, y a Laurie le recordaron este incidente de forma intermitente a lo largo de su vida. Así que trabajamos para liberar el recuerdo traumático de cuando era bebé, así como los miedos actuales.

"Aunque era bebé y no podía hacer nada para protegerme..."
"Aunque todos los perros son malos y quieren hacerme daño..."
“Aunque me da miedo acercarme a un perro por si me muerde..."
"Aunque me da miedo acariciar a los perros, sean grandes o pequeños, por si me hacen daño..."

Entonces empleamos afirmaciones de elección, del tipo:

"Elijo sentirme calmada y relajada cuando haya perros a mi alrededor..."
"Elijo sentirme a salvo acariciando a los perros..."
"Elijo creer que no todos los perros son malos y quieren hacerme daño..."

La intensidad de Laurie disminuyó ostensiblemente, del 10 inicial a un 0-1 al terminar. Sus músculos también respondieron con fuerza al test con la afirmación que previamente había debilitado su brazo. Me contó que iba a visitar la casa de su hermana para comprobar cómo reaccionaba ante Kimi, el perro de su hermana, al que siempre le había tenido un miedo increíble. Si el perro se le acercaba de forma accidental, se echaba a llorar. Pero se sentía lo bastante bien como para probarlo, así que fue aquella tarde. Kimi es un Alaskan Malamut; para los que no estéis familiarizados con los perros, se trata de una raza muy grande y hermosa, pero que puede parecer realmente intimidante.

Al día siguiente, Laurie trajo una foto en la que aparecía acariciando y agarrando a Kimi el mismo día del tapping, algo más tarde, y dijo no haber sentido miedo alguno. Ahora se siente bien con todo tipo de perros, incluso con los desconocidos que se le acercan en el parque. Se siente muy agradecida con EFT por permitirle librarse de este miedo que había sentido durante toda su vida, ¡y estar relajada independientemente de que haya perros cerca!

Dr. Fred Feldstein

Traducido por Eva Llobet Martí

InEnglish.gif