Trabajando con la violencia sexual - Parte 1 de 4

muchos corazones... un mismo latido

Carolina Tellez de México nos ofrece un estudio sobre la violencia y abuso sexual compuesta por 4 partes. Nos habla sobre los detalles importantes a tener en cuenta, las creencias y reacción de la familia y da ejemplos de cómo trabajar directamente con los niños abusados. Recomendamos a estudiantes serios de EFT estudien con detenimiento los valiosos consejos y enfoques que ofrece Carolina. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visitar el blog de Carolina.
Pueden ver los otros artículos en estos enlaces:
Parte 2: Las Creencias Familiares
Parte 3: La Reacción de la Familia
Parte 4: ¡Los Niños son Maravillosos!
Detalles importantes cuando trabajamos con personas sobrevivientes de violencia sexual
Estudio sobre los abusos sexuales - Parte 1 de 4

Por Carolina Tellez

M. vino a su tercer sesión a la que asistía por problemas con sus hijos. Había estado reflexionando la manera en cómo se sentía; sus adolescentes le gritaban, y cómo la incompetencia se apoderaba de ella, sintiéndose cada vez mas inútil y decaída. De pronto dijo: “Es como si tuviera un cuchillo en el cuello.” Ahondamos en el tema, ¿Cómo es ese cuchillo?, ¿es liso o dentado? ¿color? ¿está frío?... de pronto, ella exclamó ¡Ay no!, y se puso a llorar y temblar incontroladamente. Deduje que había recordado una experiencia traumática, así que me acerqué, en parte para hacer contacto físico y acompañarle, en parte porque ella no lo podía hacer por sí misma por el desbordamiento emocional, y en silencio, comencé a hacerle tapping en su punto de karate, en su cara, en los dedos de sus manos hasta que se fue calmando.

¿Quieres contarme? “No puedo” respondió M. tengo mucha vergüenza. Muy bien, ¿Dónde cargas esa vergüenza? Y se agarró con fuerza la cabeza a la altura de las sienes. Hicimos tapping:

PK. “Aunque no puedo hablar de esto por que tengo tanta vergüenza que me oprime mi cabeza, yo me acepto, me valoro, me respeto y me quiero completamente, profundamente y amorosamente.”
CE: Aunque esto me avergüenza tanto, me acepto completa y profundamente
LO: Aunque vivo oprimida por esta vergüenza
BO: Aunque todos dejarían de amarme si se dieran cuenta de esto que me avergüenza.
BN: Aunque la vergüenza es tan grande que me oprime la cabeza.
BL: Ni siquiera puedo hablar de esto, es terrible!
CL: Tengo tanta vergüenza, pero aún así elijo amarme completamente!
BB: Tengo tanta vergüenza pero aún así elijo aceptarme completamente
9 gamas
CO: Aunque esta vergüenza es tal que me oprime la cabeza yo elijo amarme completa, profunda e incondicionalmente.
CE: Aunque es horrible sentir esta vergüenza, elijo darme cuenta que ella está aquí para protegerme.
LO: Aunque la vergüenza me oprima de esta manera, yo elijo darme cuenta que en realidad ella está buscando liberarme.
BO: ¿Qué tal si le permito a esta vergüenza liberarme completa y definitivamente?
BN: ¿Qué tal si me fijo muy bien en mi vergüenza y me doy cuenta que en realidad está aquí para ayudarme? Tal vez podría tratar distinto a mi vergüenza.
BL: Tal vez podría sentirme un poquito agradecida por su presencia, o tal vez no.
CL: Creo que la vergüenza tiene algo que decirme: elijo recibir su mensaje para que ella pueda irse de mi vida.
BB: Aunque me gustaría deshacerme de la vergüenza inmediatamente, elijo tomarme el tiempo adecuado para mi para recibir el mensaje que la vergüenza tiene para mi.
CO: Aunque la vergüenza no me gusta y quisiera sentirme diferente, aún así yo elijo aceptarme, quererme y respetarme, completa, profunda en incondicionalmente.

Cuando se trata de este tipo de eventos, les sugiero que incluyan el proceso 9 gamma. He visto que ayuda al reprocesamiento en traumas severos. Especialmente, observen un detalle: comúnmente no pueden hacer círculos con los ojos. Hay un “brinco” cuando la emoción está desbordada, a veces mueven los ojos de un lado a otro pensando que hacen círculos. Es bueno ayudar parándonos frente a la persona y haciendo lentamente un círculo con nuestro dedo, que ellos puedan seguir. En rondas posteriores podemos comprobar como los ojos se van soltando poco a poco hasta que a veces logran hacer los círculos, a veces toman varias sesiones. Me ha resultado un buen indicador también del nivel de avance que vamos logrando.

Al terminar estas rondas, M comenzó a contar detalladamente una violación sufrida cuando tenía 15 años, a plena luz del día en un parque. Aunque yo había pensado en la posibilidad de la técnica del “trauma sin lágrimas”. M. comenzó diciendo: “Nunca le he dicho esto a nadie, y necesito contarlo.”

Así que fui haciendo tapping mientras ella contaba esa historia con lujo de detalles, y ella me fue siguiendo. Fue como hablar de una cosa horrorosa, inimaginable, pero de manera protegida y quiero agregar que protegida también para mí como terapeuta, por que este tipo de relatos resultan muy impactantes.

Cuando ella terminó su relato le pregunté ¿Hay algo de ese recuerdo que sea especialmente terrible? Aunque la pregunta suena absurda, dado que podríamos deducir que todo el evento es horrible de por sí, es muy importante recordar que en un asalto sexual, hay aspectos particularmente aterradores y cada persona es diferente, pero suelo encontrar que se graban memorias corporales de muy diferentes tipos. Nunca podemos dar NADA por sentado. Mucho menos asumir qué es lo que “debería ser” lo mas aterrador, de acuerdo con nuestras creencias o experiencias. Sin embargo, es muy común que haya terapeutas o psicólogos que “asumen” que la parte sexual del asalto es necesariamente la peor. A veces sí, pero, a veces no. Por favor verifica siempre!

La respuesta fue: “El que cuando él me abrazó por la espalda, yo volteé hacia él con una sonrisa pensando que era un amigo… le sonreí y el me violó.” Deseo que noten que debajo de esta afirmación existe un sentimiento de CULPA que es común encontrar. Ahora bien, ella no dijo “me siento culpable”, ¿Cómo se abordan las emociones no reconocidas que descubrimos? Veamos:

PK. Aunque él me abrazó y yo le sonreí creyendo que era un amigo y esto es terrible para mí.
Aunque él llegó por la espalda y yo confié en ese hombre malvado.
Aunque le sonreí y él me violó, y posiblemente esto me hace sentirme culpable de la violación, aún así yo elijo aceptarme, quererme, respetarme y valorarme, completamente, profundamente e incondicionalmente.

CE: ¿Y si en vez de sonreírle sin estar segura me hubiera apartado?
LO: ¿Por qué creí que era mi amigo y no noté nada hasta que vi su rostro?
BO: ¿Y si todo esto fue por que él pensó que yo le sonreía a él?
BN: Aunque le haya sonreído pensando equivocadamente que era mi amigo y no era quién yo creí, yo me acepto completa, profunda e incondicionalmente.
BL: Aunque me pregunto qué hubiera pasado si yo no hubiera sonreído o no hubiera estado de espaldas.
CL: Aunque posiblemente tampoco habría sido diferente pero yo he creído que sí.
BB: Aunque posiblemente me he culpado todo este tiempo con la esperanza de recuperar un poco de control de esta horrible experiencia.
9 gamas
CO: Aunque yo sonreí y me he culpado todo este tiempo por que él me violó, aún así yo ahora elijo darme cuenta que merezco ser respetada, valorada y cuidada incondicionalmente, libremente, amorosamente.

Hicimos tres rondas en esta parte hasta que noté que la intensidad era claramente menor y proseguimos con:

CE: Elijo recobrar la certeza de que él es el único responsable.
LO: Elijo recobrar la certeza de que yo tenía derecho a estar feliz ese día como otro cualquiera.
BO: Yo recobro para mí mi derecho a vivir confiada y feliz en este mundo sin estarme cuidando constantemente.
BN: Me doy cuenta que haga lo que haga merezco ser respetada incondicionalmente.
BL: Aunque he dudado de mí todos estos años, yo ahora elijo liberarme completamente, seguramente y definitivamente.
CL: Recobro mi parte sabia que me libera permanentemente.
BB: Recobro mi felicidad y mi sabiduría interior, completa e incondicionalmente.
CO: Yo M. me declaro libre de cualquier culpa y sé firmemente que merezco ser amada, respetada, valorada y cuidada permanentemente, respetuosamente, incondicionalmente y libremente.

Esta parte le quitó la opresión en la cabeza y dejó de sentir el cuchillo en su cuello. Cuando trabajamos en este tipo de experiencias, es importante preguntar una y otra vez ¿Hay algo mas? e ir paso a paso cuando las personas desean contar. Hay detalles particularmente “insignificantes” pero significativos. El sonido de las hojas al ser arrastrada, el color del cielo o techo, el olor del violador, una golosina. La asociación a la experiencia puede ser también en términos de lugar abierto o cerrado, si es un edificio alto o un sótano, palabras, etc. La experiencia hace que las personas presten atención a una serie de detalles que se presentan fácilmente en la vida cotidiana que se vuelven posteriormente desencadenantes del terror de una experiencia aparentemente inconexa, lo cual hace difíciles ciertas áreas de la vida pero no necesariamente todas.

Esto también ha sido tema de algunas consultas donde el poder seguir adelante con la vida le restaba credibilidad a una sobreviviente ante su familia. Hay muchas creencias sobre “como debe” reaccionar una persona ante un ataque de esta naturaleza, que me parece sumamente importante trabajar con las familias. Pero esto lo compartiré mas ampliamente en otro momento.

Un Abrazo de Paz y Luz.

Lic. Carolina Téllez Estrada
Terapeuta Familiar

Carolina es una terapeuta experimentada de EFT además de Maestra en Terapia Familiar Sistémica y Diplomada en Detección y Atención de Violencia y Abuso Sexual Infantil. Cree firmemente que cada persona posee en su interior las capacidades necesarias para salir adelante, y que es su labor como terapeuta facilitarles las herramientas que les ayuden a recobrar conciencia de ellas para continuar y ser plenos en esta vida. Organiza talleres y atiende en person y por teléfono e internet (skype).