EFT alivia hongos en uñas del pie y pie de atleta después de una sesión de 30 minutos


He aquí otro caso para atraer la atención de su médico. Un poco de tapping incluyendo algo de detección de temas centrales, y un problema de años desaparece. Sin drogas u otra intervención médica.


Por Ruth Lembo

Querido Gary,

Mi esposo ha sufrido con hongos en las uñas y pie de atleta durante los últimos años. Él ha visto al médico en varias ocasiones y le han prescrito medicamentos, que han servido sólo de forma temporal.

El pie de atleta se le exacerbaba regularmente, causando mucha comezón y las uñas con hongos estaban tan amarillas y feas a la vista que él se sentía demasiado avergonzado como para usar sandalias abiertas en el verano.

Él también sufre de otros problemas en la piel, incluyendo mezquinos en las manos. Mi creencia es que estos problemas se originaron por los efectos emocionales del abuso racial que sufrió siendo niño, adolescente y adulto joven. Debido a este abuso, el tiene la fuerte creencia que su piel es demasiado oscura y no le gusta su apariencia la mayoría del tiempo (él es italiano).

Al comenzar con EFT, hicimos tapping en:

“Aún cuando tengo estas uñas con hongos y este pie de atleta me acepto total y profundamente”

Él rápidamente se hizo consciente de un sentimiento de agujas en el pie derecho, que calificó en 9. Entonces hicimos tapping en la sensación “aún cuando tengo esta sensación de agujas en mi pie, etc.” Y vimos con sorpresa que comenzó a brincar de un pie al otro, y de un dedo al otro con cada ronda de tapping, manteniéndose en un 8-9 de intensidad.

Entonces comenzó a mover sus pies, quejándose de que se sentían con comezón insoportable y que sentía como si tuviese los pelos de punta y se sentía intranquilo y deseaba salir corriendo.

Entonces dijo “¡esto se siente como cuando mi padre solía cortarme el pelo!” (él ya había experimentado la misma sensación cuando le han cortado el pelo siendo adulto, pero nunca había hecho la conexión con esta experiencia infantil anteriormente).

Le pedí que me explicara más.

Él me dijo que cuando era muy chico su padre le hacía quedarse quieto en un banco en la cocina y le cortaba el pelo muy corto. Mi esposo odiaba que esto sucediera porque cuando regresaba a la escuela se sentía muy ‘expuesto’. Con el pelo más largo sentía que podía esconderse atrás de este y que los otros niños no se darían tanta cuenta de su oscura piel, o del hecho de que era ‘diferente’. (¡Lo colocaron en una escuela de habla inglesa sin hablar el idioma a los 4 años y lo dejaron que aprendiera solo!)

Él tuvo otra memoria de estar parado solo en el pasillo de la escuela mientras los otros niños tenían su asamblea (lo excluían por ser católico) y jalando fuerte en su pelo recién cortado tratando de hacer que creciera.

Mientras hicimos tapping en esas memorias, las agujas y la comezón de sus pies amainaron bastante rápido, hasta que desaparecieron.

A ambos nos pareció lógico que como niño, ser forzado a quedarse quieto en un banco mientras ocurría un proceso no deseado, habría causado un deseo desesperado de alejarse corriendo, y este pensamiento/ energía pudo haber viajado hasta sus pies, pero quedarse literalmente ‘atorado’ ahí, ya que NO podía escapar. Y por tanto, los años de comezón e irritación eran la manifestación de estas energías frustradas y falladas.

Terminamos aquí la sesión, tomó como media hora.

Dos días después me llamó mi marido mientras se bañaba para que viera sus pies.

¿Me lo estoy imaginando? Preguntó.

¡Sus uñas de los pies estaban normales!

Estábamos asombrados y encantados y casi tallándonos los ojos sin poderlo creer.

Esto fue hace seis semanas. No ha tenido ninguna erupción de pie de atleta desde entonces y sus uñas se ven mejor que nunca.

Es maravilloso tener una evidencia tan tangible e irrefutable del poder de EFT.

Ruth Lembo

Traducido por María Elena Blanco - Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif