Los síntomas de herpes desaparecen en sólo dos sesiones de EFT

Joanne Harvey ayuda a su cliente de 80 años de edad con un caso severo de herpes zoster. Mientras que la pagina Web del Instituto Nacional de Salud nos dice que el dolor dura típicamente alrededor de 2 a 5 semanas, Joanne usó EFT para colapsar el dolor en una sesión y la picazón se fue al día siguiente. Den este artículo a sus médicos. Lo encontrarían muy interesante.


Por Joanne Harvey, MSW

Connie despertó una mañana con herpes zoster. Ella sabia que tenía herpes, porque tiene 80 años y ha visto a muchas amigas sufrir con ello. Las ampollas le salieron por encima de su cabeza y se extendieron en cascada hacia abajo por su frente, a través de su ceja derecha, bajando por la mejilla derecha y hasta su pecho. Eran muy dolorosas por lo que se apresuró a ir al doctor en la mañana y él le prescribió antibióticos y le dijo que se pondrían mucho más peor antes de mejorar. Ella simplemente se tenía que preparar bien.

Imagen relacionadaSu hija me llamó mas tarde y me dio las infortunadas noticias sobre Connie. Dijo que las lesiones de Connie eran muy dolorosas y que tenía una comezón terrible. Yo soy asistente social del hospicio y he usado EFT durante el último año con mis pacientes agonizantes y con los sufridos sobrevivientes para aliviar sus sufrimientos. He usado EFT en muchos problemas, pero no lo había tratado con herpes. Había acabado de leer el e-libro, de Angela Treat de Lyons, ¡Te Desafio a que Te liberes! y uno de sus artículos se refiere a los herpes. Dado que los herpes y herpes zoster son básicamente la misma cosa, decidí probar EFT con ellos.

Llamé a Connie y le pregunté si le gustaría hacer una prueba. Ella fue muy receptiva y simplemente me preguntó qué tenía que hacer básicamente. Dado que ella nunca había estado expuesta a EFT o trabajo con meridianos, y estábamos hablando por teléfono, le hice tomar un pedazo de papel y que dibujara un círculo para su cabeza y uno para su torso, luego le di los puntos de tapping.

Ella marcó el nivel de intensidad de su dolor a 10 o más en una escala de 0 a 10 y su comezón era aun peor. Su mayor temor era no poder dormir ya que estaba tan incómoda. Ambas empezamos el tapping en los puntos karate. Nos orientamos a la reversión psicológica involucrando un poquito de humor;

Amo a estos herpes, estaba preguntándome cuando las iba a conseguir, todos los que conozco las han tenido, yo estaba sintiéndome excluida, amo a estos herpes y todo lo que ellos representan, y me acepto total y profundamente a mi misma y me amo como estoy hoy. Ella se estaba riendo. Luego empezamos a hacer tapping en serio sobre su dolor y la comezón.

Aunque tengo estos herpes… Aunque tengo dolor y comezón asociados con estos herpes…
Aunque tengo estos síntomas asociados con los herpes…

Frases recordatorias:
Estos herpes… la comezón… el dolor… este dolor es un 10… la comezón… esta terrible comezón… estos herpes que están sobre mi cabeza, cayendo como cascada por el lado derecho de mi cara y llegando hasta mi pecho… estos herpes… este dolor y comezón… dolor y comezón.

La podía oír bostezar, así que me detuve y le hice tomar una respiración profunda y que evaluara su dolor y comezón. Su dolor estaba en cero y su comezón estaba a 3 de 10. Ella estaba tan emocionada que deseaba parar e irse a acostar en seguida pero yo la persuadí de darme un poco más de tiempo. Fuimos tras de la comezón, con una ronda completa sobre la comezón restante. La oí suspirar y le hice tomar una respiración profunda y que me dijera cómo estaba sintiéndose. Su comezón también estaba ahora a cero.

Ella estaba decidida a acostarse de inmediato. A la mañana siguiente llamé y Connie me informó que había dormido como un bebé. No tenía el dolor pero algo de comezón había vuelto. Le pregunté por el nivel de intensidad de la comezón y ella declaró que era de 4 de 10. Ella se disculpó, insistiendo que podría vivir con estos síntomas. La animé a que probara EFT de nuevo, y ella estuvo de acuerdo.

Le pregunté por qué pensaba que la comezón había vuelto; e increíblemente ella dijo que era culpa. Ella se sentía culpable por sentirse tan bien cuando tantos de sus amigos habían sufrido durante semanas y a veces meses sin alivio. Hicimos tapping sobre su culpa

Aunque estoy teniendo comezón porque soy culpable…
Aunque me siento culpable porque mis amigos sufren…

Frases recordatorias:
Esta culpa rascante… culpa por la recuperación rápida… por qué debería sentir yo culpa por tanta suerte… culpa… oh esta terrible culpa.

Entonces ella comenzó a reír y me dijo que se sentía muy tonta sobre su culpa por no tener picazón. Hicimos una ronda de energía curativa que le encantó. Mientras hacíamos tapping en el punto de karate,

La energía curativa circula a través de mi cuerpo, energía curativa que fluye a través de la cima de mi cabeza, energía curativa que se arremolina a lo largo de mi cuerpo, la sanación fluyendo por mi cuerpo,

Terminamos con una ronda completa de tapping en los puntos mientras repetíamos, luz de sanación dorada, curándome… elijo estar saludable…elijo soltar cualquier y todo estrés… yo elijo dejar ir toda enfermedad y reemplazarla con energía curativa maravillosa.

A ella le encanto esa parte y anotó algunas de las afirmaciones para decirlas mas tarde. Le pedí que se hiciera tapping con esas afirmaciones una ronda completa diariamente tres veces por día y yo la llamaría después entre semana para ver cómo se encontraba.

A ese momento ella me comentó que tenía algunas marcas oscuras en la cabeza y la cara dónde ella pensó que estarían los herpes, pero que no habían salido. Reporto que su dolor no había regresado después de la primera sesión y que la comezón se había ido después de la segunda sesión de EFT. Me informó que también sus articulaciones estaban mucho mejor, lo que al parecer era un beneficio secundario. También me dijo honestamente que se había olvidado completamente de hacerse tapping por si misma. Estaba muy contenta con los resultados y emocionada por contarle a su doctor de cómo ella no había sufrido después de su primera introducción de EFT.

Un mes después llamé a Connie y no ha tenido ninguna recurrencia de sus herpes o de los síntomas asociados con ellos. Su hija informó que recientemente pensó que ella estaba usando maquillaje, porque no sólo tenía las marcas del herpes más despejadas en su cara, también el resto de su cutis lucia muy bien.

Joanne Harvey, MSW

Traducido por Ana Maria León

InEnglish.gif