EFT para la cara y la lengua entumecida – alivio instantáneo para un escéptico


Stephen Grist, del Reino Unido, realizó EFT de emergencia sobre el problema repentino de su cuñada. El resultado fue tan sorprendente que sugiero que se lo hagáis ver a vuestros médicos. Es el tipo de alivio sin medicamentos que puede ser de utilidad en una amplia variedad de dolencias.


De Stephen Grist

Me gustaría contarte un incidente que ocurrió hace poco, que ilustra los rápidos efectos de EFT. Algunos miembros de la familia estaban de comida en nuestra casa. Tras la comida, estábamos todos charlando agradablemente y yo estaba sentado en el suelo, ya que suele haber escasez de asientos en estas ocasiones. De repente mi cuñada se levantó, se sentó en el suelo frente a mí y me dijo con un ceceo bastante pronunciado: “se me ha entumecido el lado de la cara y mi voz se ha vuelto rara, ¿me puedes ayudar?”

Me di cuenta que se estaba angustiando más por momentos; me preocupaba porque sé que le diagnosticaron de epilepsia y lleva medicación. No tenía más opción que ayudarla lo mejor que pudiese. Puesto que ella estaba tan centrada en lo que le estaba ocurriendo, dejé de lado el enunciado preparatorio y pasé a hacer tapping directamente. Le resultaba difícil hablar, así que no podía repetir las afirmaciones. Me centré en el entumecimiento de cara y dije las frases por ella, repitiendo “la cara entumecida” en cada uno de los punto en la cabeza, la cara, la clavícula, bajo el brazo y los dedos. Usé cada punto una sola vez.

Le pregunté si había algún cambio. Pudo hablar con más claridad y me dijo: “Tengo la lengua entumecida, pero la mejilla está mucho mejor”. Continué haciendo tapping otra vez en cada uno de los puntos y diciendo “lengua entumecida”. Hicimos un poco de broma sobre esto porque me estaba costando un poco decir lengua entumecida, lengua entumecida, lengua entumecida, una y otra vez. Después de esto ella ya podía hablar con bastante normalidad; habían desaparecido completamente el entumecimiento de la cara y la lengua; no tenía ansiedad ni miedo; era como si jamás hubiese sucedido. Cada uno de los puntos de tapping habituales se usó únicamente dos veces en menos de dos minutos.

Me sorprendió lo rápido que funcionó. No hubo enunciado preparatorio, ella no dijo las afirmaciones, no hubo rotación de ojos y ciertamente no hubo tarareo. Aunque he usado EFT muchísimas veces con clientes, amigos y conmigo mismo, nunca había tenido este tipo de reacción tan rápida. Creo que es todo un privilegio poder usar esta excepcional técnica.

Mi esposa y yo somos practicantes de EFT y algunos de nuestros familiares encuentran difícil de aceptar la idea de EFT y a veces se nos cataloga de un poco maniáticos. Esta fue una demostración excepcional para que la presenciasen. Hablé con mi cuñada después y me dijo que, después de todo, tal vez había algo real en esa cosa de EFT; también me dijo que se sintió obligada a pedirme ayuda. ¿Fue este un caso del cuerpo exigiendo acción y conociendo la mejor solución?

Stephen Grist

Traducido por Ana Saval-Badía - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif