Tres semanas de dolor de espalda discapacitante, aliviado en una sesión telefónica – se dan muchos detalles médicos


CJ Puotinen aplica expertamente EFT para un severo dolor de espalda, telefónicamente, a alguien con quién nunca se reunió. Ella dice, "Holly quedó sorprendida. Estuvo riéndose. ¡No puedo creerlo! ¡Estoy de pie! ¡Fue tan fácil!" Y ella no pudo encontrar el dolor, incluso cuando se inclinó hacia la izquierda, derecha, adelante y atrás y aun cuando dobló su pierna derecha y la llevó hacia ella y luego hizo lo mismo con su pierna izquierda". Por favor, consulta con el médico para cualquier situación médica.


Por: CJ Puotinen, EFT-ADV

Querido Gary,

Hace cuatro meses, al estar confirmando las inscripciones para un próximo taller, dejé un mensaje telefónico para Holly Anne Shelowitz, un consejero de nutrición en Kingston, NY. Cuando Holly llamó de nuevo, explicó que no había respondido a mis correos electrónicos porque ella no había podido tener acceso a su computadora durante tres semanas. Ella se había lesionado la espalda y había estado en cama todo ese tiempo. Sus amigos se quedaban con ella por turnos, debido a que necesitaba ayuda para todo. Cada movimiento era sumamente doloroso.

"No sé nada acerca de EFT", dijo, "pero me pregunto si hay alguna forma de empezar ahora, antes del taller, en caso de que me pueda ayudar con el dolor".

Le pedí que describiera el dolor, empezando con el tamaño, forma y ubicación. Ella dijo que al principio cubría totalmente su espalda, pero ahora estaba en la parte baja de la espalda. En respuesta a mis preguntas (es más grande que una caja de pan, es cuadrado o redondo, ¿cuál es su forma tridimensional?, es suave o duro, es terso o áspera, de qué color es, ¿hace algún sonido, se mueve o pulsa), lo describió con el tamaño y la forma de una toronja ligeramente aplastada, de color rojo-naranja, con una superficie dura picuda y espinosa, no hacía ruido y no se movía ni pulsaba.

Lentamente hicimos tapping a través de los puntos de EFT. Ella usaba un auricular de cabeza, que liberó sus manos para hacer tapping y pronto estaba haciendo tapping junto con un buen diálogo, diciendo: "Aunque tengo un dolor en la parte baja de la espalda con el tamaño y la forma de una toronja ligeramente aplastada, de color rojo-anaranjado, con una superficie dura, picuda y espinosa y que está atorada ahí y no va a moverse excepto para causar mucho más dolor cuando me muevo y que me ha convertido en una inválida, de hecho, soy un desastre total, me acepto completa y totalmente a mí misma.

Aunque este dolor es abrumador y me ha mantenido tendida de espaldas durante tres semanas y mi espalda es un desastre y mi vida es un lío, me acepto total y completamente, me amo y me perdono, perdono este dolor, perdono a mi espalda y escojo sentirme agradablemente sorprendida por lo fácil que es relajarme y dejar ir este dolor y sentirme mejor. Aunque este asunto de hacer tapping es muy extraño, estoy tan desesperada como para intentar cualquier cosa y quién sabe, tal vez esto elimine algo de la energía bloqueada y deje que mis meridianos fluyan de la forma en que se supone que lo hacen y tal vez me sienta un poco mejor en unos cuantos minutos.”

Estas afirmaciones fueron intercaladas con el tapping en los puntos de EFT, empezando en la parte superior de su cabeza, el tercer ojo, en el centro de su frente, en el interior de la ceja, al lado del ojo, bajo el ojo, bajo la nariz, bajo el labio, la clavícula, bajo el brazo y algunos otros puntos alrededor de la parte superior del abdomen. Mi esposo, acupunturista tibetano, sugiere que en vez de centrarse en el punto específico del hígado, hiciéramos tapping sobre toda la parte superior del abdomen, desde la cintura a la caja torácica, porque varios meridianos se ubican a través de esa zona y entre mas lugares abarcamos haciendo tapping, más probable es que los tocáramos a todos.

Le pedí a Holly, que en cada punto del tapping, dijera una frase recordatorio diferente: el dolor, lastima, rojo-naranja, duro, espinoso, espinas, áspero, duro, difícil, toronja aplastada, etc.

Después de unas rondas rápidas de tapping de la cabeza al torso, Holly sonaba más relajada. Yo asumí que su dolor disminuía, pero quería darle una buena base para futuras referencias, así que en vez de preguntar cómo se sentía, le enseñé los puntos de la mano, explicándole que tal vez no los necesitara, pero es bueno saber cómo utilizarlos sólo por si acaso. La mayoría de los gráficos de EFT, omiten el dedo anular, pero, de nuevo con el asesoramiento de nuestro acupunturista, hicimos tapping en todos los dedos (el dedo anular es un punto clave en el meridiano Triple Calentador), y luego completar el tapping de los dedos, manteniendo los dedos de cada mano juntos, fuertemente y golpeando firmemente con la yema de los dedos de la mano derecha en las uñas de la mano izquierda y viceversa.

Después de unas cuantas rondas en los puntos de la mano, hicimos el tratamiento de los 9-Pasos. Lo llamo el nivelador del cerebro. Para explicar esto, lo que hace es balancear al hemisferio cerebral izquierdo y derecho y Holly estaba feliz de aprender este sencillo procedimiento.

Luego le pregunté a Holly cómo se sentía del dolor. Rápidamente, dijo, mientras que hacía tapping en el Punto de Karate "Aunque estoy furiosa con este dolor, totalmente enojada y molesta, aquí estoy atrapado en la cama, sin poder trabajar, sin poder ir a ninguna parte, sin poder hacer nada por mí misma, dependiendo de todos, es tan frustrante, mi cuerpo me traicionó, no tengo control sobre mi cuerpo ni nada, es ¡tan molesto! Aunque yo odio todo esto, total y completamente me acepto, me amo y me perdono, me perdono a mí misma por lastimar mi espalda, me perdono a mi espalda por haberse lastimado, perdono a todos y todas las cosas que hayan tenido algo que ver con esta condición y escojo sorprenderme agradablemente por lo fácil que es dejar de lado este duro, espinoso, insoportable dolor de color rojo-naranja, dejarlo ir, liberarlo igual que a todo lo que ha contribuido en modo alguno y elijo estar completamente bien, elijo permitir que mi propio cuerpo sane desde adentro, yo elijo relajarme y ser feliz y es verdad! "tapping, tapping, tapping, tapping, tapping con las frases recordatorio adecuadas: ira, frustración, el cuerpo me traiciona, me molesta, etc., seguido en la siguiente ronda con frases recordatorio positivas: soltar, liberar, perdonar, amar, espalda sana, espalda fuerte, feliz de nuevo.

Sólo para estar segura de que limpiábamos todo lo que pudiera ser un factor, le di a Holly una nueva frase recordatorio, diciendo: "Aquí estoy atrapada en la cama, he estado aquí durante tres semanas, la vida me pasa de largo mientras yo contemplo el techo, tal vez me quede aquí para siempre y veo, mientras estoy aquí pensando respecto a todo que esto me recuerda a _________".

Holly se detuvo y entonces se dio cuenta de que yo estaba esperando que completara el espacio en blanco. "Esto me recuerda cuando yo tenía una infección en un diente y estaba tendida en el sillón del dentista con todo el algodón y aparatos en mi boca, totalmente desamparada, sin control, incapaz de moverme debido a la situación en la que no podía hacer nada para solucionarlo. Fue un horrible sentimiento. Tenía miedo y estaba molesta y desamparada y creo que sentirme desamparada es lo que más me molestó".

Así que hicimos tapping en, aunque me siento desamparada, como me sentía de desamparada en el sillón del dentista y aunque tengo que confiar en mis amigos para que me ayuden a hacer todo, porque me siento desamparada y aunque no puedo hacer nada por mí misma, no puedo trabajar, no puedo caminar, no puedo sentarme, no puedo hacer nada por mí misma o para mí misma, estoy tan desamparada como un bebé, estoy paralizada, estoy atascada, estoy indefensa, aun así me acepto total y completamente. Me amo, amo mi espalda, me perdono a mí mismo y a mi espalda y todo y a todos por cualquier cosa y por todo y escojo estar completamente bien, escojo liberar todo esto y dejarlo ir, escojo decirle adiós al dolor. El dolor es una respuesta nerviosa necesaria, protege el cuerpo contra el daño, y sé que de alguna manera este dolor que me ha mantenido en cama durante tres semanas, fue un intento de mi cuerpo para mantenerme segura, por ello doy las gracias con gratitud a la parte de mí que controla este dolor, la amo y la bendigo, reconozco su excelente trabajo, ha hecho su trabajo muy bien y ahora se da cuenta de que la finalidad a la cual servía se ha completado, lo deja ir ahora, sabe cuánto le agradezco su buen trabajo. Puede volver cuando sea útil y necesario, ahora puede permitir que el dolor disminuya, puede liberar el dolor, puede dejarlo ir al tiempo que doy las gracias por este buen trabajo. Yo elijo sorprenderme agradablemente por lo fácil que es dejar ir el dolor y la parte de mí que controla el dolor puede ser agradablemente sorprendida por lo fácil que es liberar este dolor ahora. Doy las gracias a este dolor, bendigo este dolor y libero este dolor ahora.

Al final de todo esto, que tomó cerca de 15 minutos, Holly suspiró hondo, un suspiro hondo, una buena señal de que su energía se estaba desplazando. Y ahora, cuando se reía, no era una risa nerviosa y llena de dolor, era una risa relajada, una risa de alivio y chispas de esperanza y alegría en ella.

Le pregunté a Holly si su dolor todavía tenía el tamaño y la forma de una toronja ligeramente aplastada.

"¡No!", Exclamó. "Es un pequeño cubo, como una pequeña caja, y ya no es de color rojo-naranja, es un terciopelo azul profundo, tampoco es áspera ni espinosa, tiene una superficie suave aterciopelada. ¡Casi ha desaparecido!"

Ahora hicimos tapping en, aun cuando tengo esta pequeña caja de terciopelo azul de dolor, en la parte baja de la espalda, me amo y me acepto total y completamente. Aunque todavía hay una pequeña caja de terciopelo azul de dolor en la parte baja de mi espalda, el dolor está desapareciendo, se está alejando, mi cuerpo está sanando de adentro hacia afuera, ya me siento mejor, me siento mucho mejor, Realmente me siento completamente bien. Tapping, tapping, tapping con las frases recordatorio adecuadas.

Al final de dos o tres rondas de hacer tapping, Holly no pudo encontrar el dolor en absoluto. Había desaparecido.
"Está bien", le dije, "vamos a ver si podemos encontrarlo de nuevo. ¿Cómo te sientes para sentarte?"

Holly se dio cuenta de que probablemente podría y lo hizo. Le pedí que se inclinara a la izquierda, a la derecha, adelante y atrás para ver si podía encontrar el dolor y no pudo. Se había ido.

"¿Sientes como que puedes pararte?", Le pregunté.
"¡Oh, Dios", dijo Holly. "¿Crees que debo? Quiero decir, ¿crees que puedo?"

"Bueno", le dije, "tu amigo está ahí para ayudar."

Su amigo, de hecho, puso sus ojos en blanco conforme observaba a Holly hacer tapping y hablar, pero ahora tenía algo útil que hacer, así que se paró a su lado conforme ella se desplazaba hacia adelante para pararse.

"¡No puedo!", Exclamó y se sentó de nuevo. Pero no fue el dolor lo que interfirió en esta ocasión, fue el miedo.

Así que hicimos tapping en, tengo miedo a ponerme de pie, me siento mareada, temo caerme, creo que voy a desmayarme, temo lastimarme nuevamente y volver a donde empecé. Tengo miedo que esto no funcione. Tengo miedo de intentarlo. Tengo tanto miedo que no puedo ni pensar. Por otro lado, confío en mi cuerpo, fuerte, sano, que se está sanando a sí mismo de adentro hacia afuera. Confío en mi mente brillante que está dirigiendo a todos mis nervios y músculos para ponerse de pie con la espalda recta y mantenerme así. Amo y confío en mi cuerpo y mi mente y en los nervios, huesos y músculos y en todo lo demás. Yo elijo dejar ir el miedo. Me estoy levantando ahora.

¡Y ella lo hizo! Holly estaba sorprendida. Ella se reía. "¡No lo puedo creer! ¡Estoy de pie! ¡Fue tan fácil! "Y ella no pudo encontrar el dolor, incluso cuando se inclinó hacia la izquierda, derecha, adelante y atrás, ni aun cuando dobló su pierna derecha y la llevó hacia ella y luego hizo lo mismo con la pierna izquierda. Se sentía un poco rígida debido al reposo en cama, pero hicimos tapping en la rigidez y pronto se sintió más ágil.

Luego dijo, tímida y tentativa, como una niña pequeña, "Es un hermoso día, está tan hermoso afuera, que me pregunto, ¿Piensas que tal vez, tal vez yo pudiera? ¿Crees que podría, bueno, podría yo dar una caminata? ¿Afuera? ¿A orillas del lago?"

Empecé a reír. "Haz tapping conmigo", le dije. "Aunque he pasado la última media hora tendida sobre mi espalda, haciendo tapping en mi cabeza y diciendo todo tipo de cosas ridículas con alguien a quien no conozco y ahora, ¿le estoy pidiendo a esta extraña, que está a 150 kilómetros de distancia, permiso para ir a dar un paseo? ¿Necesito que me examinen la cabeza?" Hicimos un tapping comprimido a través de los puntos, diciendo: "¡Vamos a dar un paseo! ¡Me siento genial! ¡Salir! ¡Hermoso día! ¡El final! ¡Adiós!"

Holly y su amigo hicieron una caminata de 20 minutos por el lago y se sintió completamente bien. Ella inmediatamente reanudó su trabajo y sus actividades normales. Han transcurrido cuatro meses desde la introducción de Holly a EFT y durante ese tiempo ella solamente ha experimentado una punzada de dolor ocasional, especialmente cuando está estresada. Cuando esto sucede, ella hace tapping y el dolor desaparece.

Gracias de nuevo por desarrollar una increíble técnica que es fácil de usar, divertido para enseñar y alivia mucho sufrimiento.

CJ

Traducido por Rosario Cortes

InEnglish.gif