Usando metáforas con un dolor intestinal

vientreUso creativo de EFT y metáforas para abordar un dolor intestinal que llevaba con su clientes más de dos años y estaba relacionado con un asunto que ella no quería olvidar. En esta ocasión, ella no necesitó centrarse en el dolor ni el los recuerdos.


Por Miriam Simón de Cáceres (España)

Escribe a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Muy buenos días, quería compartir con todos vosotros una vivencia que a mi personalmente me ha encantado.

Me parece una fórmula muy potente, el mezclar el lenguaje metafórico y EFT. En otra ocasión os mandé un artículo en el que hablaba sobre trabajar con una emoción sin mencionarla. Pues muy bien, hoy quiero contaros cómo trabajo con los dolores, pero de igual forma, sin hablar de ellos.

Esto hace que la persona tome distancia, y que no esté tan centrada en su dolor, que está ahí, pero es una muy buena forma de disociarse de él, y de comenzar a “jugar” con la imaginación y el inconsciente que suele darnos mucha información.

Esta chica, llamémosla Marta, vino con un dolor bastante intenso en la tripa, en la zona de los intestinos. Llevaba mucho tiempo sufriéndolo, unos dos años y me contaba que le estaba limitando bastante su vida, su alimentación, su estado de ánimo... Le pregunté desde hace cuando le ocurría esto y si recordaba algún evento que podía haberla “marcado” de alguna forma. Ella lo tenía bastante claro.

Yo la invité a que cerrara los ojos, y mientras hacíamos tapping en el punto del interior de la muñeca (ese punto es el encargado de soltar). Decidí comenzar de este modo ya que según algunas técnicas que trabajan con la relación entre la emoción y el cuerpo, el dolor intestinal si conlleva estreñimiento, simbólicamente lo que nos está indicando es que no queremos deshacernos o dejar ir algo que ocurrió en nuestro pasado. Lo queremos retener. Y nuestro cuerpo, como gran sabio que es, retiene y no expulsa.

Le pedí que visualizara sus intestinos, la metáfora que Marta podía observar tenía la forma de una masa negra gelatinosa que se adentraba por todos los rincones. Y de repente me dijo, “Siento que tengo un peso en la espalda. Una mochila que está cargada de cosas”.

En este momento comenzamos a realizar el tapping con las siguientes frases:

  • Aunque tengo una masa gelatinosa de color negro dentro de mis intestinos que me molesta muchísimo desde hace mucho tiempo, yo me quiero querer y me quiero aceptar cada día más.

  • Aunque siento que tengo una mochila cargada de recuerdos y cosas que pesan mucho y esto me hace sentir muy pesada, cansada y desesperada yo me quiero querer y me quiero aceptar cada día más.

  • Aunque creo que tiene relación esta mochila que llevo en mi espalda con la gelatina negra de mis intestinos, y siento que si me la quito o alivio el peso, mis intestinos mejorarán, yo me quiero querer y me quiero aceptar cada día más

Le di la opción de poner a sus dos partes de acuerdo, ya que las dos buscaban un beneficio para ella. Una quería recordar esos momentos, y la otra quería ir más liviana, con lo cual buscamos la forma de que se pusieran de acuerdo.

En un principio pudo quitarse la mochila pero no podía sacar las cosas de dentro de ella.

Seguimos haciendo tapping y le propuse que mirara qué forma tenían esos recuerdos. Me dijo que eran cantos rodados y que tenía muchos. Le di la opción de que si quería los podía guardar en una cajita o cualquier cosa que ella eligiera para que poco a poco cuando ella lo sintiera pudiéramos volver a recuperarlos y encontrar la manera de hacerlos más livianos.

A ella le pareció muy buena idea y comenzó a sacar todos esos cantos rodados, metiéndolos en unas bolsitas que ella había elegido. ¿Y cuál fue nuestra sorpresa? Que mientras ella iba metiendo los cantos rodados en bolsitas, éstos se iban convirtiendo en aire.

Le pregunté que dónde quería guardarlos y me dijo que ahora que ya no pesaban podía guardarlos de nuevo en la mochila, porque ahora ya no pesaba. Había dejado de sentir ese peso en la espalda, ¡ya no estaba!

En ese momento le pregunté por sus intestinos y me comentó que había cambiado mucho la sensación. Ya no era esa masa gelatinosa y negra sino que había cambiado de color, y ahora podía pasar el aire por ella. Notaba que estaba cambiando, poco a poco.

Durante todo el proceso fuimos haciendo tapping por todos los puntos, en ocasiones con las frases problema y recordatorio y en otros momentos simplemente tapeando mientras visualizaba. Además hicimos mucho hincapié en el punto de la muñeca.

Y así acabamos la sesión, sintiendo que se había quitado un gran peso de encima y que ahora sentía el problema de un modo totalmente diferente. Había sido capaz de tomar consciencia y entender porqué su cuerpo había reaccionado así durante mucho tiempo.

Espero que os ayude y os anime a trabajar de esta forma diferente con el tapping pero a mi forma de ver muy potente.

Un fuerte abrazo familia efetera.

Miriam

Miriam Simón, Cáceres (España)

Miriam es Facilitadora Avanzada de EFT certificada por la AHEFT. Además tiene formación en Hipnósis Ericksoniana, Laughter Yoga, coaching, PNL y TAT.

Visita su web:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribe a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.