Dolor profundo – Hasta la médula del hueso

El dolor es una cuestión que afecta a muchas personas en la vida diaria, incidiendo en su habilidad de funcionar normalmente. Todos queremos sentir alivio del dolor, sin importar el tipo que sea. Comparto esta historia para ayudarte a entender que el dolor tiene dos aspectos: el dolor emocional y el dolor físico. Mientras que esta historia se enfoca en la liberación del dolor emocional, ambos aspectos necesitan ser tomados en cuenta.

Por Deborah D. Miller, PhD
Puedes escribir a Deborah: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Traducido por Gisel Sotelo


La parte linda de EFT es que podemos atender los aspectos emocionales del dolor de forma que alivia los patrones emocionales subyacentes, y así apoyamos a la liberación del dolor en el nivel físico.

Aquí esta la historia de Rolando: Dolor profundo – hasta la medula del hueso.

Conocí a Rolando en el Hospital General Aurelio Valdivieso en Oaxaca, México, donde ayudo a los niños con cáncer a mejorar la calidad de sus vidas. Rolando es un adolescente amable y tranquilo, que es muy sensible. Tenía osteosarcoma (tumor en los huesos) en su pierna izquierda justo encima de la rodilla. En un punto, Rolando tenía tanto dolor por espacio de 4 días, que no podía hablar, comer o casi dormir. Aunque Rolando normalmente disfrutaba hacer tapping, con ese dolor no podía ni enfocarse por sí mismo. Así, gentilmente hice tapping directamente en él para ver si podíamos reducir el dolor. Cuando empezamos, en una escala del 0 al 10 su dolor estaba en 10, el nivel más alto.

dolorencuerpopordentroRolando y yo empezamos a hacer tapping acerca de tener dolor físico usando frases como: el dolor, el daño, como puede doler tanto que no pueda comer, dormir o hasta hablar, tal dolor intenso, dolor profundo. El dolor es todo lo que puedo sentir. Todo lo que puedo hacer es pensar acerca de y sentir este dolor. Es tan incómodo. Desearía que se detuviera. El dolor bajó a 8.

Usualmente no sabemos exactamente como identificar la causa que tiene un dolor particular, especialmente cuando viene del cáncer. En este caso, simplemente le pedí a Rolando que identificara el dolor en su tumor con una emoción. El dijo que el tumor se sentía como un “enojo” y que el enojo era de la experiencia que estaba teniendo. Eso llevó a Rolando a compartir lo siguiente. El es de un pequeño pueblo donde había mucha envidia y celos. Le dolía profundamente ver a sus amigos y vecinos discutir y pelear por cosas insignificantes. Tanto que lo sentía hasta la medula de los huesos.

Hicimos tapping usando las frases siguientes en una cierta forma de flujo consciente:

El dolor y molestia profundos que duelen hasta la medula del hueso, ese dolor viejo y profundo, un dolor que va hasta la raíz, mi propio dolor, el dolor de mi familia, mi pueblo, mis ancestros. El dolor que escondí en lo más profundo de mi ser, tanto dolor en mi vida, mi familia, mi pueblo. Todo el dolor de sus palabras crueles.

No importa que me hayan dicho que soy estúpido. Puedo sanar de todas las veces que me dijeron que no era inteligente, porque no es verdad. Puedo sanar las heridas entre mi familia y yo. Puedo sanar las heridas de aquellas otras experiencias. Soy un joven Divino, siempre lo he sido y siempre lo seré. Lo que dijeron no es la verdad. Puedo mirarlos a cada uno de ellos y ver a través de la mascara que usan que esconde sus heridas para ver sus almas y la belleza divina en ellos. No tengo que arreglarlos. No es mi trabajo curar a nadie, sólo a mí mismo. Puedo ser sensible pero no aferrarme al dolor de otros. No es mío. Tengo dolor en mis huesos, en lo más profundo de mis huesos, en el centro suave de mis huesos. Necesitaba que el hueso en el exterior me protegiera de ese dolor, pero el enojo, la frustración y la tristeza todavía está adentro. Elijo dejarla salir y liberarme de este dolor. Puedo permitirme sanar. Todavía puedo tener la estructura que mis huesos me dan. Mis huesos me dan fuerza externa, pero pueden ser suaves en el interior, como yo. No tengo que tener dolor. No tengo que sufrir para sanar. Puedo sanar sin dolor. Se acabó el tiempo de sufrir para sanar. Hago que sea seguro vivir sin el dolor. Elijo enviar amor y sanación al dolor, a las palabras y actos dañinos. Les dejo sanar. Es mi derecho estar sano y feliz.

Después de un total de 20 minutos de tapping, su dolor bajó de 10 a 1.5. Su cara se iluminó y podía sonreír, reír, relajarse y hasta comer. Lo mas importante es que se dio cuenta que había interiorizado ese dolor en su pueblo como un dolor muy profundo en sus huesos. Ahora tenía un mejor entendimiento de aquellos que lo rodeaban y entendía que no tenía que tomárselo personalmente o guardárselo. Dejar ir ese dolor le dio un alivio tremendo – física y emocionalmente.

En los días que siguieron, el dolor de Rolando vario de 0.5 a 3, pero encontró esos niveles tolerables. Testificó que cuando sus niveles de dolor eran extremadamente elevados, sentía que sólo existía porque no podía enfocarse en nada mas que en el dolor. Cuando hacía tapping, podía disminuir el nivel de dolor y empezaba a disfrutar la vida otra vez. Al continuar haciendo tapping, su nivel de dolor se mantuvo bajo aunque todavía tenía el tumor físico. Continúo sus tratamientos para manejar el tumor.

A Rolando le impactó profundamente esta experiencia. No solo le permitió sentir menos dolor, sino que también le permitió ser parte de la solución en su pueblo de dejar ir, perdonar y ser el centro de paz. ¡Qué regalo!

Deborah D. Miller, Doctorada en Biología Celular y Molecular tiene una pasión por ayudar a la gente a mejorar su capacidad de vivir una vida plena, feliz, y sana.

Deborah es una experta y formadora de EFT, Deeksha Giver, Maestra en Reiki, Experta en Nutrición y Coach de Desarrollo Personal. Entiende la necesidad de trabajar con los aspectos emocionales subyacentes a las enfermedades y la necesidad de desintoxicar y nutrir el cuerpo físico. Su trayectoria personal al mejorar su propio sistema inmunológico le da experiencia de primera mano de los requisitos necesarios para que individuos puedan mejorar sus niveles de energía y su salud.

Deborah trabaja como voluntaria en la unidad de cáncer pediátrico en un hospital de Oaxaca, México, utilizando EFT y otras técnicas energéticas con los niños, sus familiares y las enfermeras, ayudándoles a reducir los niveles de estrés, miedo y ansiedad, a la vez que mejora su salud mental y emocional de manera complementaria a los tratamientos que reciben en el hospital.

Ayudar a estos niños ha llevado a Deborah a una meta sentida, apasionada e inspirada desde el corazón. Se está dedicando a ayudar a por lo menos un millón de hombres, mujeres y niños a prevenir futuras enfermedades (mental, emocional o físicas) utilizando los métodos más sencillos, fáciles y económicos.

Es autora del libro “El Dragón con Llamas del Amor” preciosamente ilustrado, que está dedicado a empoderar a familiares y niños que se enfrentan a los retos de una enfermedad seria, de una manera que ofrece alivio y paz.

 www.proyectooaxaca.com
www.findthelightwithin.com