Sanación de una lesión de muñeca con EFT

Francisco Alonso Moreno explica cómo evitó pasar varios días sin poder usar su mano después de sufrir una caída en su moto. Dice, “Un par de rondas (de EFT) y una frase apareció en mi mente, como salida de la nada… algo que me solía decir mi madre.”
Por Francisco Alonso Moreno

Hola a todos.

Quisiera exponerles un caso de cómo logré eliminar el dolor y una posible lesión en mi muñeca izquierda, tan solo usando EFT. Conozco EFT desde hace un año y lo practico asiduamente, sobre todo en mí mismo, para problemas emocionales y de relaciones. Nada más comenzar a usarlo, conseguí quitarme un dolor de espalda que venía sufriendo desde hacía muchos años. Eso fue lo que me convenció de que el tapping era realmente efectivo.

El incidente con la muñeca sucedió un lunes por la mañana. Como cada día me dirigía al trabajo en mi moto, una BMW 1100LT, cuando sufrí una caída. El golpe fue sin importancia, pero al intentar levantar la moto sentí un fuerte dolor en la muñeca izquierda, debido seguramente a un mal movimiento o a cargar demasiado peso sobre ella. Continué mi camino sin darle importancia, pero al cabo de un rato, el dolor se hizo más intenso, hasta el punto de que me molestaba cualquier movimiento que hiciese con la mano.

No era la primera vez que me pasaba algo así y sabía lo que significaba, muñeca vendada, calmantes y varios días sin poder apenas usar la mano izquierda. En ese momento recordé la frase de Gary, pruébalo con todo y decidí intentarlo, con la firme decisión de que, en caso de que no funcionara, rápidamente volvería al método tradicional.

Como no podía usar el punto de kárate por el dolor, usé todo el tiempo el punto sensible con la frase preparatoria, afortunadamente soy diestro.
Aunque me duele mucho la muñeca izquierda, me acepto y me quiero completa y profundamente.
Aunque me siento culpable por la caída en moto…
Aunque siempre me han dicho que la moto es peligrosa y yo no hago caso…
Aunque tenía que haber ido en coche, que es más seguro…

Luego hacía la ronda, comenzando por la coronilla y siguiendo por CE, LO, BO, BN, BL, CL, BB y acabando en el tobillo, un punto que he descubierto que es muy efectivo para liberar dolor físico. Las frases recordatorias eran: este dolor… mi culpabilidad… nunca hago caso… soy un torpe… soy un inconsciente.

Al principio no parecía suceder nada, pero tras unos 45 minutos el dolor comenzó a aflojar, hasta que pude volver a usar mi mano con normalidad. Ya por la tarde, aunque me encontraba bastante bien, seguía sintiendo molestias, sobre todo cuando giraba la muñeca, así que decidí buscar a ver si había algún asunto relacionado, que estuviese bloqueando la sanación.
Aunque mi muñeca me sigue doliendo y no sé por qué…
Aunque siento que hay algo más que no quiere salir…

Un par de rondas y una frase apareció en mi mente, como salida de la nada. Era algo que me solía decir mi madre, cada vez que me lesionaba:
“Te tiene que doler para que aprendas a no volver a hacer el tonto.”
De alguna manera yo estaba contribuyendo, inconscientemente, a que el dolor no se me fuera, como forma de auto-castigo.

Así que comencé
Aunque me tiene que seguir doliendo para que aprenda…
Aunque me tiene que seguir doliendo porque lo dice mi madre…
Aunque me merezco que me siga doliendo…

Conforme lo hacía sentía como un cosquilleo me recorría la muñeca hasta el dedo meñique. En cuatro rondas el dolor desapareció completamente. A la mañana siguiente descubrí, para mi sorpresa, que la muñeca no se me había hinchado, cosa bastante inusual.

Sin embargo tenía la mano dormida, sin apenas sensibilidad, por lo que decidí rizar el rizo e ir a por todas.
A pesar de que todavía hay algo que no deja que mi mano sane…
A pesar de que todavía no quiero que mi mano se ponga bien…

Y bingo, apareció. De pronto me di cuenta de que todas mis lesiones habían sido siempre en el lado izquierdo del cuerpo, muñeca, mano, brazo, rodilla, tobillo y pierna izquierda eran siempre los depositarios de mis desgracias. La parte izquierda del cuerpo está conectada con el hemisferio derecho, que es el relacionado con la imaginación, sentimientos, intuición, etc. Yo siempre he bloqueado esa parte de mi personalidad, reprimiendo mis sentimientos e intuiciones, puesto que en mi familia estaba mal visto y me decían que no debía dejarme llevar por esas tonterías.

Entonces pensé, tal vez al reprimir mi lado emocional e intuitivo, este debilitando energéticamente la parte izquierda de mi cuerpo y, por eso, siempre es la que se lesiona.
Aunque reprimo mi lado emocional…
Aunque tengo prohibido sacar las emociones…
Aunque eso de la intuición es una tontería…

Unas cuantas rondas, seguidas de una elección:
Elijo dejar que mis emociones, intuiciones e imaginación comiencen a expresarse libremente…

Y la sensación de mano dormida desapareció completamente. Todo esto sucedió hace un par de semanas, y desde entonces sólo he vuelto a tener alguna molestia esporádica, que soluciono rápidamente con una ronda, a veces sin decir nada, sólo haciendo tapping.

Un dolor que seguramente habría durado bastantes días y una posible lesión, se solucionaron con EFT en un par de horas. Pienso que el secreto fue la persistencia, y tratar todos los aspectos que surgieron, aunque algunos parecían no tener relación.

Un saludo a todos.
Francisco Alonso Moreno
Madrid, España
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Traducido por Viviana Flen - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.