EFT (Técnicas de Liberación Emocional) Auto-administrada en personas con fibromialgia: Una evaluación aleatoria

Resumen

Objetivo: El objetivo de este estudio fue investigar si las Técnicas de Liberación Emocional (EFT), auto-administradas permiten percibir una reducción del dolor, incremento de la aceptación, de la capacidad de afrontarlo y una mejor calidad de vida en relación con la salud, en personas con fibromialgia.

Métodos: Ochenta y seis mujeres, con diagnóstico de fibromialgia y de baja por enfermedad desde hace al menos 3 meses, fueron asignadas aleatoriamente a un grupo de tratamiento o a un grupo en lista de espera. Para quienes estaban en el grupo de tratamiento, se administró un programa de EFT de 8 semanas a través de Internet.

Resultados: Al finalizar el programa, estadísticamente se observó una mejora significativa en el grupo de intervención (n = 26) en comparación con el grupo en la lista de espera (n = 36) tomando en cuenta variables tales como, dolor, ansiedad, depresión, vitalidad, funcionalidad social, salud mental, problemas de rendimiento relacionados con el trabajo u otras actividades debidas a razones físicas, emocionales y síntomas de estrés. Además, las medidas de catastrofización de dolor, como reflexión repetida, magnificación y sentirse impotente, fueron significativamente reducidas y el nivel de actividad se incrementó significativamente en el grupo de tratamiento en comparación con el grupo en lista de espera. Sin embargo, se observó que no hubo diferencia en la buena disposición hacia el dolor entre los grupos. El número necesario a tratar (NNT) respecto a la recuperación de la ansiedad fue de 3. NNT para la depresión fue de 4.

Conclusión: EFT Auto administrada parece ser un buen complemento a otros tratamientos y programas de rehabilitación. El tamaño del muestreo fue pequeño y la tasa de deserción fue alta. Por tanto, los resultados sorprendentemente buenos tienen que ser interpretados con cautela.

Sin embargo, sería interesante estudiar más a fondo este método de tratamiento sencillo, de fácil acceso y auto-administrado, que incluso puede impartirse a través de Internet.

Palabras clave: Psicología de la Energía, Técnicas de Liberación Emocional, EFT, fibromialgia, intervenciones basadas en Internet.

La Dra. Gunilla Brattberg, es profesor asociado adjunto de CERTEC de la División de Investigación de Ingeniería para la Rehabilitación, del Departamento de Ciencias Diseñadas, Lund, de la Universidad de Lund, Suecia y profesor adjunto del Departamento de Salud Pública y Ciencias del Cuidado, Investigación para Servicio de la Salud, Universidad de Uppsala en Uppsala, Suecia.
Por: Dra. Gunilla Brattberg

Las Técnicas de Liberación Emocional (EFT) fueron creadas a mediados de la década de los 90 por el ingeniero de Stanford, Gary Craig. Él era un estudiante de la Terapia del Campo del Pensamiento de Roger Callahan (TFT)[1] y concibió EFT como un método integral que cubriría una amplia gama de problemas de salud. EFT es una polémica herramienta psicoterapéutica que introduce los principios de la acupuntura en la psicoterapia y está destinada a aliviar muchas condiciones psicológicas, como depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático (TEPT), estrés, adicciones y fobias.

EFT también se ha empleado en el tratamiento de diversos síntomas somáticos como diferentes condiciones de dolor, incluyendo migrañas, neuralgia facial, dolor de espalda y fibromialgia.

El protocolo del tratamiento incluye un algoritmo general utilizado para todo tipo de problemas y síntomas. El método consiste en: 1) hacer tapping, de acuerdo con el manual de EFT por Gary Craig, para "reequilibrar el sistema energético"[2], 2) una parte verbal que consiste en hacer afirmaciones pertinentes al caso y 3) una parte que consiste en rotar los ojos con el objetivo de incrementar la comunicación entre las dos mitades del cerebro. EFT apunta a la combinación de los efectos fisiológicos del tratamiento de los meridianos (acupresión) con un enfoque mental en los pensamientos del dolor, trauma o problema (terapia cognitiva) y el método liberador de "rolar los ojos" que a veces se utiliza en los procedimientos hipnóticos y en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático con el movimiento ocular para la desensibilización y el reprocesamiento (EMDR).

Antecedentes

Terapias de Aceptación

El concepto de aceptación está recibiendo mayor atención como un ingrediente importante en la terapia cognitivo-conductual. La aceptación de una situación tal como es, en lugar de resistirse a ella, puede ser importante en la reducción del sufrimiento que a menudo se asocia al dolor persistente e incapacitante, por ejemplo, en la fibromialgia.

Este enfoque, difiere de los tratamientos establecidos, en que no se centra principalmente en la reducción del dolor, sino reduciendo la angustia y la influencia discapacitante del dolor, moviendo al paciente a un lugar de aceptación, más tranquilo. El aumento continuo de datos apoya la perspectiva de los beneficios para el paciente con dolor, cuando hay más aceptación y adaptación en su visión del dolor.[3-7]

La teoría de EFT

La teoría detrás de EFT es que las emociones negativas son causadas por alteraciones en el campo energético del cuerpo (sistema de meridianos). Haciendo tapping en los puntos de los meridianos de acupuntura mientras se enfoca en una emoción negativa, se dice que altera el campo energético del cuerpo, restaurando el "equilibrio".[2] No importa cómo funciona, el resultado clínico es que sólo pensar en el problema, no proporciona la misma respuesta emocional que pensar en el problema mientras se realiza EFT, ya que realmente puede cambiar la actitud del paciente hacia el problema. EFT por lo tanto, puede ser de ayuda en la aceptación de lo inaceptable, es decir, la vida con una condición de dolor crónico.

La Investigación de EFT

Gary Craig, el creador de EFT, ha publicado un gran número de informes de casos en su página de inicio (www.eftuniverse.com), pero no se encontraron artículos científicos allí. Sin embargo, el Dr. J. Andrade, Director Médico de JA & A en Argentina y el Dr. D. Feinstein, psicólogo clínico, director ejecutivo de la organización no lucrativa del Instituto de Medicina Energía y un ex investigador en innovaciones psicoterapéuticas del Departamento de Psiquiatría, en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, realizaron un amplio estudio investigando el uso de EFT en el que participaron más de 29,000 pacientes. Incluidos en el estudio había, aproximadamente, 5,000 pacientes diagnosticados con trastornos de ansiedad. Todos los pacientes fueron asignados aleatoriamente a un grupo experimental (EFT) o a un grupo de control (Terapia de Comportamiento Cognitivo [CBT] / medicamento). Los procedimientos del tratamiento con CBT/ medicamentos no se especificaron.

El estudio se realizó durante un período de 5 años y se dio seguimiento a los pacientes telefónicamente o por medio de entrevistas en la oficina, al mes, 3 meses, 6 meses y 12 meses después del tratamiento. Preliminarmente, los resultados posteriores al estudio mostraron que el 76% de los miembros del grupo experimental se consideraron libres de síntomas de ansiedad en comparación con el 51% de los individuos en el grupo de control.

En un año de seguimiento, los individuos que habían recibido tratamientos de tapping eran menos propensos a las recaídas que aquellas que recibieron CBT / medicamentos. Los autores también concluyen que la duración del tratamiento fue sustancialmente menor con la terapia de EFT (media de 3 sesiones) que con CBT / medicamentos (media de 15 sesiones). Los resultados son notables, pero todavía preliminares y no revisados detenidamente.[8] Sólo 2 estudios de EFT, controlados y revisados detenidamente se encontraron.

El primero explora la disminución de las fobias a los animales pequeños, de los pacientes, entre los que hicieron EFT y los que emplearon un entrenamiento en respiración diafragmática, disminuyendo la tasa de respiración se han demostrado cambios fisiológicos consistentes con una relajación profundo.[9,10] Después de una sesión de 30 minutos, los individuos en el grupo de EFT informaron de una mejoría significativamente mayor en comparación con los que realizaron una sesión de 30 minutos de respiración.

La mejoría en quienes fueron tratados con EFT se mantuvo en los 6 a 9 meses de seguimiento. En el segundo estudio controlado, 122 estudiantes con fobias auto detectadas, fueron asignados al azar a 1 de 4 grupos: 1) EFT, 2) tapping placebo, junto a los puntos de los meridianos, 3) tratamiento de modelado, haciendo tapping a una muñeca y 4) un grupo control sin tratamiento alguno. Los primeros 3 grupos mostraron una mejoría significativa al miedo, en las puntuaciones post-tratamiento. Sin embargo, esos grupos no difieren unos de otros. El grupo de control no mostró diferencias significativas desde el principio hasta el final del estudio.

Los autores concluyeron que los beneficios aparentes son probablemente inespecíficos:
El efecto positivo parece no estar relacionado con el algoritmo del tapping ni en relación alguna con cualquier supuesta energía de los meridianos.[11]

B.A. Gaudioano, candidato a doctorado en psicología clínica en la Universidad MCP Hahnemann en Filadelfia, Pensilvania y JD Herbert, profesor asociado de psicología en la misma universidad, han llevado a cabo un análisis crítico de TFT, la terapia de energía previamente mencionada, anterior a EFT, que aplica diferentes algoritmos para el tratamiento de diferentes problemas.[12] No encontraron ningún apoyo empírico de base a lo que ellos llaman "terapias de poder" como TFT, métodos que ellos clasifican como pseudociencia. G.J.

Devilly del Centro Australiano para la Salud Mental Postraumática, en un análisis crítico, también concluyó que EFT y otras terapias de poder, muestran muchas características consistentes con pseudosciencia.[13] Feinstein también presenta una revisión preliminar de la evidencia de los métodos de la psicología de la energía, reportando resultados que son positivos y negativos.[14]

EFT y el dolor crónico

Un problema clínico en todo el mundo es el amplio grupo de pacientes con dolor crónico generalizado, por ejemplo, las personas con fibromialgia.

Una búsqueda en Google con las palabras clave de EFT y la fibromialgia dio 74,800 resultados (junio, 2008). Existe un considerable material anecdótico de información, reportando buenos resultados con el tratamiento de EFT en individuos con dolor, incluyendo la fibromialgia. Sin embargo, no hay estudios científicos sobre esta situación. La fibromialgia es una condición de dolor crónico que a menudo es difícil para el paciente aceptar. Para este estudio, desarrollé la teoría de que EFT podría ayudar a la gente a aceptar el dolor de la fibromialgia y facilitar el proceso de adaptación que conduce a enfrentarlo y a una mejor salud. No importa si el efecto es específico o no específico, si en lo referente a la salud, la calidad de vida mejora. EFT tiene la ventaja de ser extraordinariamente sencillo para que los pacientes se la auto administren y las instrucciones pueden ser dadas a través de Internet.

Objetivo del estudio

El objetivo de este estudio fue investigar si EFT auto administrado conduce a la reducción de la percepción del dolor, aumento de la aceptación, habilidad para enfrentarlo y calidad de vida en lo relacionado a la salud en las personas diagnosticadas de fibromialgia.

Métodos

El estudio fue aprobado por el Comité Regional de Ética en la Universidad de Lund, Suecia. Reclutamiento de los sujetos: mujeres en edad de trabajar (20-65 años) con diagnóstico de fibromialgia menor a 5 años y que tenían incapacidad por enfermedad desde hace al menos 3 meses debido a esta condición se incluyeron en el estudio. Otros de los requisitos fueron: acceso a Internet y la voluntad de capacitarse en EFT y luego realizarlo una vez al día durante 8 semanas. Las personas que estaban en rehabilitación o planeaban un programa de rehabilitación dentro de los 6 siguientes meses fueron excluidos. El grupo de estudio fue reclutado a través de un anuncio en un periódico de farmacias abiertas al público en Suecia y por medio de varios grupos de discusión en Suecia por Internet para las personas con fibromialgia. Los participantes confirmaron su consentimiento mediante el envío de los 5 cuestionarios completos y validados, (explicación más abajo), distribuidos a través de Internet.

Asignación Aleatoria

Un total de 109 personas solicitaron el estudio, de las cuales 86 enviaron los cuestionarios completos en un inicio. Se hizo un sorteo del segundo, realizado por el líder del estudio, que tenía los ojos vendados.

Durante el tiempo del reclutamiento, las asignaciones se realizaron de 10 a 20 personas por vez. La mitad de los miembros del grupo fueron seleccionados para el grupo de intervención quienes serían capacitados en EFT (n = 43) y la otra mitad estaba en lista de espera (n = 43). Durante el período de espera, aquellos asignados a la lista de espera conformaron el grupo de control. 17 personas abandonaron el grupo de intervención, las 26 personas restantes completaron el programa de intervención. En el grupo control, 36 individuos completaron las encuestas posteriores al estudio.

Intervención

La EFT básica consiste en mantener una memoria traumática inquietante, emoción o sensación en el enfoque mental y simultáneamente empleando los dedos dar golpecitos en una serie de 13 puntos específicos del cuerpo (cara, parte superior del cuerpo, la mano) que corresponden a los meridianos usados en la medicina china. El tratamiento consta de 3 pasos: la frase preparatoria, la fase de hacer tapping y el procedimiento gama.

La frase preparatoria: El objetivo de ésta es la aceptación y la afirmación. Una afirmación recomendada para la frase preparatoria es, "Aunque tengo esta experiencia, me acepto a mí mismo profunda y completamente”. La frase preparatoria se repite 3 veces mientras se frota lo que en términos del protocolo de EFT es el "Punto Sensible", situado en un lugar determinado, en la parte superior izquierda o derecha del pecho, por encima de la línea de los pezones y hacia el esternón (alternativamente, se puede recurrir a hacer tapping, en el "Punto de Karate", ubicado en la parte próxima y el lateral del quinto metacarpo, en el músculo hipotenar). Esta declaración establece el tono para el tapping. No es necesario creer en la frase preparatoria, pero es necesario expresarla, de preferencia en voz alta, a uno mismo.[2]

La fase de tapping: Mientras se hace tapping en los 13 puntos alrededor de 7 veces en cada uno, se repite una frase recordatorio (una versión corta de la afirmación). El procedimiento gama: Esto implica la realización de lo que en términos del protocolo de EFT son 9 "acciones para estimular la mente": 1) cerrar los ojos, 2) abrir los ojos, 3) mirar firmemente hacia abajo a la derecha, mientras la cabeza se mantiene estable, 4) mirar firmemente hacia abajo a la izquierda mientras la cabeza se mantiene estable, 5) mover los ojos en un círculo en el sentido de las manecillas del reloj, 6) en sentido contrario a las manecillas del reloj, 7) tararear cualquier canción por 2 segundos, 8) contar rápidamente de 1 a 5, 9) nuevamente tararear cualquier canción por 2 segundos. Todo se hace mientras se hace tapping en lo que en términos del protocolo de EFT es "el punto gama" en el dorso de la mano entre la huesos del cuarto y quinto metacarpos.

Además de la información de evaluación (una serie de cuestionarios que se enumeran a continuación), las instrucciones para estudiar, consistían en 4 documentos y un formulario de registro, todos presentados a través de su página de inicio del estudio. Los documentos, que eran capítulos del libro ‘Para aceptar lo Inaceptable’, escrito por este autor (Estocolmo, Värkstaden, 2006)[15], tenían los siguientes títulos: Aceptando lo Inaceptable, Psicología de la Energía, Programa de Entrenamiento para la Energía del Tapping, Para Atreverte y Estar Dispuesto a Elegir.

Evaluación

Al inicio del estudio y 8 semanas después de su conclusión, todos los participantes llenaron los siguientes cuestionarios validados y Escala de Valoración de la Molestia.

Cuestionarios validados:
1. SF-36: Cuestionarios de Salud.[16]
2. HAD: Escala de Ansiedad y Depresión Hospitalaria.[17]
3. PCS: Escala de Catastrofización del Dolor.[18,19]
4. CPAQ: Cuestionario de aceptación del dolor crónico.[20]
5. GSE: Escala General de auto eficacia.[21-23]

Escala de Valoración de Molestia:
1. SUDS: Unidades de la escala subjetiva de malestar producido por el dolor experimentado, la influencia del dolor y el stress[24]

El grupo de tratamiento empleó EFT 1 vez al día durante 8 semanas. Para cada sesión diaria, los participantes de EFT registraron la gravedad del problema tratado o los síntomas en la escala de valoración del malestar, una escala numérica del 1 al 10 (1 = no hay problema, 10 = problema grave).

Una vez a la semana, enviaron sus hojas de EFT de Escala de Valoración de molestia, por correo electrónico al líder del estudio, que también, cuando era necesario, daba instrucciones a los participantes a través de e-mail. Los que no enviaban su correo electrónico con sus hojas se les hizo un recordatorio telefónico.

Análisis Estadístico

Una prueba t-test comparó los grupos de tratamiento y el de lista de espera antes de la intervención. Se empleó análisis de la varianza (ANOVA) con medidas repetidas para analizar los resultados de las distintas variables en ambos grupos. Se empleó la Prueba de Levene de homogeneidad de varianza. Para las variables que no son distribuidas normalmente, se usó la prueba no paramétrico de Wilcoxon de Rangos con Signo para las medidas repetidas en los dos grupos. Como la variable "Rol - Física" (problemas de rendimiento que implican trabajo u otras actividades debido a razones físicas) estaba muy lejos de una distribución normal, se empleó la prueba no paramétrico de Wilcoxon de Rangos con Signo en los 2 grupos para analizar las diferencias previo-menos-posterior.

Resultados

Grupo de Estudio y abandonos. El grupo de estudio formado por 62 mujeres, de edad entre 29 a 65 años (edad media de 43.8, SD 8.8), 26 en el grupo de intervención y 36, en el grupo en lista de espera/control. De los 43 originales que se seleccionaron para el grupo de intervención, 17 (40%) no completaron el período de intervención de 8 semanas. Nueve de esos 17 ni siquiera iniciaron el programa de EFT. De los que completaron el período de intervención, la mayoría requirió varios recordatorios. En el grupo en lista de espera hubo 7 abandonos (16%). Al inicio del estudio no hubo diferencias estadísticas entre los grupos en relación con cualquiera de los parámetros medidos.

El Dolor y la Salud

De acuerdo a la medición en unidades de la escala subjetiva de dolor experimentado (SUDS), hubo una disminución del dolor auto-reportado en el grupo de intervención 7 a 5. En el grupo de lista de espera no se produjo ningún descenso. P (=. 02). La influencia del dolor también disminuyó en el grupo de intervención de un grado "muy alto" a un grado “moderadamente alto." Los individuos del grupo en lista de espera fueron influenciados por su dolor en un grado "muy alto" tanto antes como después del período de estudio (P =. 02). Se observó una reducción en la tensión y el estrés en el grupo de intervención, en comparación con el grupo en lista de espera. (P =. 02). Mejoras en la calidad de vida en lo referente a la salud, la ansiedad y la depresión (HAD) en el estrés y la tensión, se muestran en la Tabla 1. Estadísticamente hubo mejoras significativas después de usar EFT, que se observaron para casi todos los aspectos medidos de salud. Hubo una mejora significativa en la variable "Rol - Físico" en el grupo de intervención (P<.001), pero no en el grupo en lista de espera

BrattbergTabla1.JPG

Capacidad de Vivir con el Dolor

La escala PCS (Pain Catastrophizing Scale – Escala de Catastrofización del Dolor) consta de 3 sub escalas:
1) reflexión repetida, 2) magnificación y 3) sentirse impotente [18,19]

El grupo de EFT reportó mejoras significativas en las 3 sub escalas en comparación con los de la lista de espera (Tabla 2). El CPAQ (Chronic Pain Acceptance Questionnaire - Cuestionario de Aceptación del Dolor Crónico). También en la tabla 2), en la versión utilizada en este proyecto, consta de 2 sub escalas: 1) compromiso de actividad (búsqueda de actividades de vida, sin importar el dolor) y 2) la disposición para el dolor (reconocer que la prevención y el control, a menudo, son métodos inviables para adaptarse al dolor crónico). [6]

Comparados con el grupo en lista de espera, los que practicaron EFT, reportaron un mayor nivel de actividad. Sin embargo no hubo diferencia entre los grupos cuando se trató de la disposición para el dolor.

Auto eficiencia en la escala GSE (Self-Efficacy Scale General – Escala General de Auto eficiencia, también en la tabla 2) se define como la creencia de una persona en su capacidad para organizar y ejecutar ciertos comportamientos que son necesarios para producir determinados logros. [25] Se observó una diferencia entre los grupos, pero no fue estadísticamente significativa.

Número Necesario para Tratar
Los valores normales para la ansiedad y la depresión estaban por debajo de 8 (HAD). [17] En un análisis de intento-de-tratar, el número necesario para tratar (NNT) se calculó para la ansiedad y la depresión.

Aquellos individuos con valores anormales HAD en el inicio y quienes después de la intervención obtuvieron valores normales, fueron designados como el número de pacientes en tratamiento que consiguieron el objetivo. El NNT para la ansiedad fue de 3.1 (IC 95% 2.0-8.1), para la depresión fue de 3.5 (IC 95% 2.0-13.9).

BrattbergTabla2.JPG

Observaciones

La Deserción y el Cumplimiento

La tasa de deserción (40%) para el grupo de intervención hace que sea difícil generalizar los resultados. Alrededor de la mitad de las deserciones no interrumpieron el entrenamiento de EFT por falta de beneficios, ya que ni siquiera lo iniciaron. Las razones auto-reportadas de la deserción incluyeron: olvido, baja auto-disciplina, falta de motivación y mucho que hacer. Con el fin de evaluar el cumplimiento de los participantes, a cada individuo se le solicitó que semanalmente enviara un formulario de registro.

Alrededor de la mitad de los sujetos encontraron esto demasiado difícil. En cambio, algunos de ellos escribieron de manera más informal, en sus propias palabras su experiencia de hacer tapping. Por lo tanto, fue imposible ilustrar la curva de mejora en un gráfico. El instructivo para hacer la práctica con EFT en casa, aparentemente debe complementarse con medidas de motivación, como el contacto con buenos modelos de comportamiento que cuenten con experiencias positivas en el uso de EFT.

La deserción en el grupo de intervención es notable. A pesar de las razones auto-reportadas de deserción que acabamos de mencionar, el escepticismo y la incredulidad en el procedimiento también pueden ser posibles explicaciones. Cualquiera que sea el caso, en estudios futuros el seguimiento, incluso con los que lo abandonaron, averiguaría si es cierta la presunción razonable de que no hay efectos secundarios en el procedimiento.

Razones para la Mejora

A pesar de, o gracias a los protocolos de EFT, hubo mejoras entre los que usaron el tapping: La intensidad de su dolor, así como su influencia se redujo. Los resultados de este estudio no permiten establecer qué efecto fue el primero, la intensidad del dolor (cuánto duele) o la influencia del dolor (lo que el dolor le hace al individuo y cómo interfiere en su vida diaria). Tampoco fue posible determinar qué mecanismos fisiológicos o psicológicos estaban involucrados. Sin embargo, L.M. McCracken y C. Eccleston, en la Unidad del Dolor, Real Hospital Nacional de Enfermedades Reumáticas de la Universidad de Bath y K.E. Vowles en el Departamento de Psicología, de la Universidad de Virginia Occidental han demostrado que la aceptación del dolor crónico se asocia con menos dolor.[7] Dado que la aceptación es fundamental en EFT, la aceptación del dolor, probablemente condujo a las reducciones registradas en la intensidad del dolor y la influencia del dolor.

Si ese es el caso, la pregunta es: ¿Por qué el procedimiento de EFT lleva a la aceptación? La frase preparatoria en EFT es una afirmación que se ocupa de la aceptación y que se ve reforzada por el tapping.

Estudios anteriores han demostrado la relación entre las afirmaciones de las declaraciones y el resultado.[26-28] Por lo tanto, propongo que la aceptación del dolor puede ser el factor clave en los resultados observados.

Desde un enfoque médico de la escuela occidental, es difícil entender la explicación del modelo de terapia de meridianos, ya que el equilibrio de la energía en la medicina occidental no tiene una forma de entender la energía como tal. Sin embargo, las Explicaciones alternativas en occidente, para el efecto de EFT se han propuesto. D. Feinstein, propone que EFT tiene la capacidad para reducir la hiperactivación en el sistema límbico.[14] R.A. Ruden concluye que la estimulación de los puntos de acupuntura libera la serotonina en la amígdala y la corteza pre-frontal.[29]

Otra posibilidad viene de un estudio que mostró los niveles de endomorfina-1, endorfina beta, encefalina y serotonina aumentan en el plasma y el tejido cerebral a través de la aplicación acupuntura.[30] También se ha observado que el aumento de endomorfina-1, endorfina beta, encefalina, serotonina y dopamina causan analgesia, sedación y recuperación de las funciones motoras, así como efectos inmunomoduladores en el sistema inmunológico.[30] Por tanto, es posible que el elemento de acupresión de EFT produzca los mismos resultados.

Estimulación no-nociva de la piel lleva a efectos analgésicos y sedantes mediada por la activación de mecanismos oxytocinergic.[31] En concreto, el Dr. K. Uvnäs-Moberg, profesor del Instituto Karolinska, en Estocolmo, Suecia, ha demostrado que la estimulación sensorial no-nociva asociada con la interacción social amistosa (cuando el tratamiento está dirigido por un terapeuta) induce un patrón de respuesta psicofisiológica en que la liberación de la oxitocina promueve la sedación, la relajación y disminución de la actividad simpáticoadrenal.[32]

En un estudio de los efectos de EFT en accidentes automovilísticos, las víctimas que sufren de trastorno de estrés postraumático, P.G. Swingle, anteriormente profesor de psicología en la Universidad de Ottawa y sus colegas L. Pulos y M.K. Swingle, mostraron una disminución en excitación de la corteza frontal derecha al tratar los traumatismos con EFT después de accidentes automovilísticos.[33]

Sin embargo, todavía no es posible determinar si EFT tiene un efecto fisiológico específico. Lo más probable, sin embargo, es que EFT tiene efectos psicológicos no específicos. La mayoría de los sujetos tratados en este estudio experimentaron calma después del tapping. Las afirmaciones llevaron al incremento de la auto-aceptación.

El tratamiento puede funcionar como un acto simbólico en una situación en la que la persona está tratando desesperadamente de aceptar un estado de dolor. A veces, un acto simbólico puede liberar a la persona que está sumida en los problemas emocionales. Los tratamientos repetitivos pueden tener también un efecto desensibilizante, por ejemplo, las fobias. Para muchas personas, el miedo de la realidad (el dolor) es peor que la realidad (el dolor) en sí.

Es posible que EFT afecte a los pensamientos subconscientes sobre el miedo, de tal manera que el individuo sea capaz de afrontar la realidad y por lo tanto eliminar los obstáculos para el cambio. Otro efecto psicológico puede ser que el individuo logre una justificación para romper un patrón de conducta no funcional. Para su mente, la mejora después del tratamiento, significa que había algo que tratar; el síntoma no se auto-impuso. Estas razones están de acuerdo con las observaciones reportadas que el efecto del tratamiento aumenta cuando el terapeuta trata al individuo (vs. auto terapia).

Adicionalmente, el procedimiento de EFT puede ser una distracción o incluso hipnótico. En un estado de trance, el individuo es más susceptible a sugerencias. Las afirmaciones incluidas en el tratamiento también pueden tener un efecto meditativo.[15] Como otra posibilidad, el individuo con dolor crónico generalmente ve su problema a través de un filtro de limitaciones que refuerza la noción de que nada mejorará, un escenario que está clasificado como más de lo mismo, como más tratamientos por un fisioterapeuta, que no da una solución, sólo produce un sentimiento de desesperanza. P. Watzlawick, teórico de la Comunicación y la Teoría del Constructivismo Radical, explica que a menudo los pacientes buscan ayuda en muchos lugares con la esperanza de mejorar, sin llegar a alcanzar el respiro deseado.[34]

Pero cuando utilizan completamente otra estrategia, por ejemplo, cambiando su actitud hacia el dolor, a menudo se mejoran. Watzlawick llama a este último cambio un cambio de segundo orden, mientras que "Más de lo mismo" (buscar más tratamientos médicos) se llama cambio de primer orden. El cambio de segundo orden conduce a un cambio que hace la diferencia, lo que Watzlawick llama un "cambio del cambio".

Para que un cambio de segundo orden se efectúe, tienes que acercarte al problema de un modo muy diferente e inesperado. EFT es un método terapéutico bastante diferente e inesperado, que puede dar como resultado una sorprendente mejora y por lo tanto puede facilitar un segundo orden de cambio en la persona con dolor crónico.

Conclusión

El tamaño de la muestra fue pequeño y la tasa de deserción en el grupo de tratamiento fue alta. Por lo tanto, los resultados sorprendentemente buenos para ese grupo tienen que interpretarse con cautela. El siguiente paso en la investigación sería entrevistar personalmente, examinar y diagnosticar un grupo mucho mayor de participantes antes y después del período de intervención, motivándolos a practicar diariamente EFT.

Esto podría lograrse usando personas que se hayan beneficiado de EFT. Como EFT es un método simple, rápido, económico, accesible, auto-administrado, sin aparentes efectos negativos, que puede enseñarse, incluso por Internet, bien vale la pena para los profesionales recomendar EFT a sus pacientes con fibromialgia (dolor) como un proceso complementario o como otra opción cuando el tratamiento habitual falla.

Traducido por Traducido por Rosario Cortes

Referencias

1. Callahan RJ. Raising and lowering of heart rate variability: some clinical findings of Thought Field Therapy. J Clin Psychol. 2001;57(10):1175-1186.
2. Craig G. EFT Manual. Available at: http://www.eftuniverse.com/downloadeftmanual.asp. Accessed May 7, 2008.
3. McCracken LM, Carson JW, Eccleston C, Keefe FJ. Acceptance and change in the context of chronic pain. Pain. 2004;109(1-2):4-7.
4. McCracken LM, Eccleston C. Coping or acceptance: what to do about chronic pain? Pain. 2003;105(1-2):197-204.
5. McCracken LM, Eccleston C. A prospective of acceptance of pain and patient functioning with chronic pain. Pain. 2005;118(1-2):164-169.
6. McCracken LM, Eccleston C. A comparison of the relative utility of coping and acceptance-based measures in a sample of chronic pain sufferers. Eur J Pain.2006;10(1):23-29.
7. McCracken LM, Vowles KE, Eccleston C. Acceptance-based treatment for persons with complex, long standing chronic pain: a preliminary analysis of treatment outcome in comparison to a waiting phase. Behav Res Ther. 2005;43(10):1335-1346.
8. Andrade J, Feinstein D. Preliminary report of the first large scale study of energy psychology. 2003. World Center for EFT. Available at: http://www.eftuniverse.com/research/andradepaper.htm. Accessed May 5, 2008.
9. Wells S, Polglase K, Andrews HB, Carrington P, Baker AH. Evaluation of a meridianbased
intervention, Emotional Freedom Techniques (EFT), for reducing specific phobias of small animals. J Clin Psychol. 2003;59(9):943-966.
10. Lehrer P, Sasaki Y, Saito Y. Zazen and cardiac variability. Psychosom Med. 1999;61(6):812-821.
11. Waite WL, Holder MD. Assessment of the Emotional Freedom Technique: an alternative treatment for fear. Sci Rev Ment Health Pract. 2003;2(1):20-26.
12. Gaudioano BA, Herbert JD. Can we really tap our problems away? A critical analysis of Thought Field Therapy. Skeptical Inquirer. 2000;24(4). Available at: http://www.csicop.org/si/2000-07/thought-field-therapy.html. Accessed May 5, 2008.
13. Devilly GJ. Power therapies and possible threats to the science of psychology and psychiatry. Aust N Z J Psychiatry. 2005;39(6):437-445.
14. Feinstein D. Energy psychology: a review of the preliminary evidence. Energy Psychology Programs. 2008: Available at: http://innersource.net/energy_psych/epi_research.htm. Accessed May 6, 2008.
15. Brattberg G. To Accept The Unacceptable [in Swedish]. Stockholm: Värkstaden; 2006.
16. Sullivan M, Karlsson J, Ware JE Jr. The Swedish SF-36 health survey: I. Evaluation of data quality, scaling assumptions, reliability and construct validity across the general populations in Sweden. Soc Sci Med. 1995;41(10):1349-1358.
17. Zigmond AS, Snaith RP. The hospital and depression scale. Acta Psychiatr Scand. 1983;67(6):361-370.
18. Osman A, Barrios FX, Gutierrez PM, Kopper BA, Merrifield T, Grittmann L. The Pain Catastrophizing Scale: further psychometric evaluation with adult samples. J Behav Med. 2000;23(4):351-365.
19. Sullivan MJ, Bishop SR, Pivik J. The Pain Catastrophizing Scale: Development and validation. Psychol Assess. 1995;7(4):524-532.
20. McCracken LM, Vowles KE, Eccleston C. Acceptance of chronic pain: component analysis and a revised assessment method. Pain. 2004;107(1-2):159-166.
21. Bosscher RJ, Smit JH. Confirmatory factor analysis of the General Self-Efficacy Scale. Behav Res Ther. 1998;36(3):339-343.
22. Chen G, Gully SM, Eden D. Validation of a New General Self-Efficacy Scale. Organ Res Methods. 2001;4(1):62-83.
23. Koskinen-Hagman M, Schwarzer R, Jerusalem M. General Perceived Self-Efficacy Scale (GSE) [in Swedish]. 1999. Available at: http://userpage.fu-berlin.de/~health/swedish.htm. Accessed May 7, 2008.
24. Wolpe J. The Practice of Behavior Therapy. New York, NY: Pergamon; 1973.
25. Bandura A. Self-Efficacy: The Exercise of Control. New York, NY: Worth; 1997.
26. Peden AR, Rayens MK, Hall LA, Grant E. Testing an intervention to reduce negative thinking, depressive symptoms, and chronic stressors in low-income single mothers. J Nurs Scholarsh. 2005;37(3):268-274.
27. Karpiak CP, Benjamin LS. Therapist affirmation and the process and outcome of psychotherapy: two sequential analytic studies. J Clin Psychol. 2004;60(6):659-676.
28. Curtin RB, Mapes D, Petillo M, Oberley E. Long-term dialysis survivors: a transformational experience. Qual Health Res. 2002;12(5):609-624.
29. Ruden RA. Neurobiological basis for the observed peripheral sensory modulation of emotional responses. Traumatology. 2005;11(3):145-158.
30. Cabyoglu MT, Ergene N, Tan U. The mechanism of acupuncture and clinical applications. Int J Neurosci. 2006;116(2):115-125.
31. Uvnäs-Moberg K, Bruzelius G, Alster P, Lundeberg, T. The antinociceptive effect of non-noxious sensory stimulation is mediated partly through oxytocinergic mechanisms. Acta Physiol Scand. 1993;149(2):199-204.
32. Uvnäs-Moberg K. Physiological and endocrine effects of social contact. Ann N Y Acad Sci. 1997 Jan 15;807:146-163.
33. Swingle PG, Pulos L, Swingle MK. Neurophysiological indicators of EFT treatment of post-traumatic stress. Subtle Energies Energy Med. 2004;15(1):75-86.
34. Watzlawick P. The Language of Change: Elements of Therapeutic Communication. New