Una novata aprende el valor de aplicar EFT en el “nivel más profundo del problema"

Esther H. Avinoam, de Israel, descubrió que limitarse a hacer tapping para el dolor que sentía en la pierna izquierda no era suficiente. Este artículo supone una buena lección para todo el mundo.
Por Esther H. Avinoam

Hola a todos/as:

La otra noche me desperté con un fuerte dolor en la pierna izquierda. Había caminado mucho más que de costumbre el día anterior, lo que probablemente causó el dolor de nivel 10 que sentí a media noche.

Me senté en la cama, frotándome los ojos todavía, y entre dos bostezos decidí intentar tratar el dolor con EFT.

Empecé diciendo: "Aunque siento este fortísimo dolor en la parte superior de la pierna izquierda, me amo y me acepto".
Frase recordatoria: "Este fuerte dolor en la pierna izquierda".

Hice tapping una vez y logré bajar a 6. Volví a hacer tapping de nuevo... y el dolor CONTINUÓ siendo de 6. Tenía que descubrir qué era lo que me impedía avanzar.

No podía ser el reverso psicológico, porque había usado la frase de preparación (siempre lo hago), respiraba con normalidad y no tenía alergenos alrededor. Por lo tanto, ¿qué es lo que iba mal?

Volví atrás y me dije: se produce dolor al interrumpirse el flujo de energía a través del cuerpo. Normalmente el punto que duele suele ser en el que se ha atascado la “circulación de energía".

Volví a hacer EFT y cambié la afirmación:
"Aunque se ha interrumpido el flujo de energía a través de mi cuerpo en la pierna izquierda, me amo y me acepto." Lo hice una vez.

Entonces continué diciendo: "Quiero liberar todo lo que bloquea el flujo de energía en mi pierna izquierda." También lo hice una vez.

Entonces: "Quiero REPARAR todo aquello que bloquea el flujo energía a través de mi pierna izquierda."

Entonces dije: "Aunque la circulación de la sangre se ha atascado en la parte superior de la pierna izquierda, me amo y me acepto." Luego repetí de nuevo los pasos de "Liberar" y "Reparar"; esta vez para la circulación sanguínea. Una ronda para cada uno.

Al final, había bajado a 0. Volví a dormirme... ¡me sentí genial!
Sólo quería contaros que trabajar únicamente con el dolor no siempre funciona... A veces hay que abordar un nivel más profundo del problema, es decir, el flujo sanguíneo y el flujo de energía que no funcionan como deberían y que CAUSAN el dolor.

Espero que os resulte de utilidad.
Saludos,
Esther H. Avinoam

Traducido por Eva Llobet Martí

InEnglish.gif