Una torcedura en el cuello se alivia en segundos para un trabajador postal

Aquí está cómo Utahna Tassle aplicó EFT a un completo extraño y rápidamente eliminó un dolor molesto. Estos “pequeños” problemas ocurren todo alrededor de nosotros y a menudo se pueden aliviar con un poco de esfuerzo de nuestra parte. Favor de consultar a un doctor en todos los asuntos médicos.
Por Utahna Tassie, LMT, EFT-ADV

Estaba esperando mi turno en la oficina de correos un día cuando observé que una de las empleadas sostenía su cabeza con obvia incomodidad. Por suerte, abrió su ventanilla justo cuando me tocó mi turno. Después de atender mi asunto postal, le dije que había notado que tenía dolor con una torcedura de cuello y que le podía enseñar y técnica rápida de auto-ayuda que podría ayudarle si tuviera uno o dos minutos disponibles.

Me dijo que su hija era masajista, pero que vivía fuera de la ciudad. Le dije que yo también soy masajista, pero que no necesitaba tocarla para esto.

Le dije, “Mi amigo en California me enseñó esta maravillosa técnica que simplemente requiere que una persona haga tapping suavemente en algunos lugares del cuerpo mientras dice unas afirmaciones especiales, y puede ser aplicada por uno mismo.” Ella estuvo de acuerdo, pero tenía que esperar a que no hubiera más clientes.

Esperé unos 2 minutos a que terminara, luego ella me indicó que me saliera de la vista de las cámaras. Tuvimos que salir a la entrada.

Le pedí que me siguiera el paso por un minuto y que repitiera las palabras en voz alta. La hice repetir varias Frases Preparatorias diferentes en el Punto Karate y algunas recorridas por los principales puntos de tapping para frases recordatorias.

Estas palabras no son exactas, pero bastante cercano a lo que utilicé:
“Aunque esta cosa de tapping suena un poco tonto, y ni siquiera conozco esta persona, elijo estar libre de este dolor y rigidez en mi cuello.”
“Aunque tengo esta torcedura en mi cuello, me acepto completa y profundamente.”
“Aunque tengo este cuello rígido y doloroso, amo y acepto todo de mí.”
“No merezco este dolor en mi cuello y cabeza, y me perdono por ser tan inflexible.”
“Aunque todavía tengo algo de dolor remanente, elijo tener un cuello fuerte, sano y flexible ahora.”

El tiempo total que tuvimos juntos fue aproximadamente un minuto antes de que entrara otro cliente. Le pedí que verificara su rango de moción (era completo y ¡parecía estar totalmente libre de dolor!). Ella tenía que irse, pero al alejarse, ¡me agradeció y dijo que se sentía de maravilla!

¡Me encantó que pude ayudar a un extraño que tenía dolor obvio, en tan corto tiempo! No tengo idea si el tratamiento perduró, porque no he regresado a ese oficina de correos. No obtuve su nombre, ni le ofrecí una de mis tarjetas. Su premio fue que estuvo libre de dolor y cómoda por el resto de su día, si no es que permanentemente. ¡Mi premio fue facilitar otra “maravilla de un minuto”!

Utahna Tassie, LMT, EFT-ADV

Traducido por David MacKay

Más artículos sobre manejo y alivio de dolor

InEnglish.gif