EFT en Kenya

Hola a todos,

Ustedes disfrutarán de esta historia conmovedora por Sylvi MacKay ya que lleva la simplicidad de EFT a otra cultura.
Por Sylvi MacKay

Aligula, uno de los cinco pastores profesionales voluntarios en su local de la Iglesia Africana del Espíritu Santo en la provincia occidental de Kenya, trabajaba como cocinero en la casa de huéspedes donde me estaba quedando recientemente. No podía sostener a su esposa, Alice, sus seis hijos y dos de los hijos de su hermana fallecida, con su trabajo en la iglesia, por lo que se formó como chef profesional. Le pagaban 150 chelines kenianos, ($ 1,87 USD), seis tardes a la semana, por caminar varios kilómetros desde su tradicional casa de barro, comprar nuestros alimentos en el mercado y cocinar nuestra comida. A veces hacía otros trabajos como cocinero y a veces araba a mano los fines de semana para ganar algo adicional.

Es un hombre de unos 38, muy inteligente, de buen humor, lleno de risas, y estaba interesado en aprender un poco acerca de EFT, ya que muchos de sus feligreses tenían problemas en sus matrimonios, muchas eran viudas por el SIDA, y muchos habían sido víctimas de la violencia tribal en enero de 2008, tras la elección del presidente Kibaki en las elecciones de diciembre 2007 de Kenya.

Describí la Receta Básica y los efectos de EFT y le ofrecí demostrarle con un caso simple para él, como el aliviar un dolor de cabeza. En este punto él mencionó que tenía "un dolor de cabeza terrible como una prensa alrededor de su cabeza" en aquel momento.

Le pedí que me mostrara exactamente dónde estaba localizado el dolor de cabeza y él me señaló el centro de su cabeza y dijo que eran dolores palpitantes que se proyectaban en sus ojos. Le pregunté, en una escala de cero a diez, cuán intenso era y cuándo comenzó. Él dijo que era sumamente insólito para él tener un dolor de cabeza, estaba en nueve de 10, y que no podía recordar cuando le comenzó.

Inicié con la frase preparatoria en PK
Aunque tengo este dolor en el centro de mi cabeza que envía disparos de dolor hacia mis ojos, me amo y me acepto profunda y completamente...

Después de una ronda de "este dolor", iniciamos una ronda de ventilación. Cuando llegué a "no sé por qué tengo esta terrible dolor", de repente recordó que el dolor de cabeza se presentó durante el desayuno de la mañana cuando María, le pidió un poco de dinero para comprar semillas de maíz y fertilizante. Me dijo que era dueño de dos pequeños shambas (kiswahili para campos de cultivo de hortalizas). Ya habían plantado cada Shamba dos veces en las últimas semanas a un costo de 8000 KSH ($ 100 USD) cada vez.

La primera cosecha no germinó y un fuerte aguacero tropical se llevó la segunda. Él no tenía dinero para darle a Alice para siquiera un tercio de plantación y el dolor de cabeza se desencadenó.

Hicimos tapping por la pérdida de dos plantaciones completas y por no tener dinero para más semillas, y el dolor y la preocupación bajaron a siete.

Continuamos con:
“Lo que resta de dolor y preocupación” y descendió a 3 de 10 para la preocupación; estaba asombrado de que el dolor de cabeza se había ido completamente.

Ahora le presenté la secuencia 9 gama, la cual realizamos a continuación. Pasamos a, “soy fuerte, me salvé a mi familia el año pasado por prevenir la violencia, comprando dos sacos de 90 kg de maíz molido y hacer que nuestro almacenaje de hortalizas durara hasta el pasado 27 de febrero, cuando comimos los últimos, yo proveo bien a mi familia; yo siempre me las he arreglado, el Señor proveerá, Él es mi Amigo y Salvador en tiempos de problemas, yo también soy un buen proveedor.”

Le expliqué acerca de las pruebas de los resultados después de EFT y le pedí que viera si había cualquier rastro del asunto. Se declaró libre de preocupación y dolor de cabeza. Ya no podía encontrar ningún rastro de preocupación.

Una interesante nota al pie de esta sesión se produjo más tarde: Cuando regresó a casa (con una cuarta parte de la necesidad de maíz comprado con la propina que le había dado una semana antes), se encontró con su esposa muy enojada con su suegro, de quien ella se encargaba, jurando que no tendría nada mas que ver con el odioso hombre - nunca. Aligula le preguntó si le permitiría probar una nueva cosa llamada EFT que había aprendido ese día. Ella estuvo de acuerdo y dentro de una media hora o menos había perdonado a su suegro y ¡se declaró a sí misma muy feliz de cuidar al anciano por el resto de su vida!

Sylvi MacKay

Traducido por Ana Maria León - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif