Dolor de espalda: "Aunque esto debería funcionar, no es así, y no sé por qué..."

Este breve artículo de Debbie Falzon destaca la importancia de enfocar EFT hacia las cuestiones emocionales importantes cuando el dolor físico persiste. Tomad nota de la forma en la que emplea "Aunque esto debería funcionar, no es así, y no sé por qué..." para descubrir el asunto de raíz.
Por Debbie Falzon

Hola Gary:

Estas técnicas son sorprendentes. Utilizo EFT diariamente y debo confesar que no sé lo que haría sin esta técnica.

Me pareció que este caso podría resultaros interesante, ya que me permitió comprender verdaderamente lo importantes que pueden resultar las cuestiones emocionales en relación con los problemas físicos.

Hace unos 18 meses, mi hija Richelle, se puso gravemente enferma y la llevamos al hospital con la mayor urgencia. Los médicos le realizaron diversas pruebas y la trataron para la meningitis y el meningococo. Yo estaba hecha un desastre emocionalmente y esa primera noche apenas podía caminar a causa del dolor que sentía en la parte baja de la espalda (tuve un accidente de coche en 1985 y desde entonces he tenido problemas en el cuello y la espalda).

De vuelta a casa, empleé un sistema de bioresonancia, un dispositivo para meridianos que descubrí hace muchos años. Funciona también con el sistema meridiano, pero sus beneficios se limitan a cuestiones físicas. (Empleé este sistema con clientes y conmigo misma y mi familia con resultados considerables, antes de utilizar EFT. Sin embargo, en ocasiones, los clientes progresaban hasta un determinado punto, pero no respondían más allá del mismo; fue entonces cuando empecé a investigar acerca de EFT.)

Utilizaba el sistema cada unas pocas horas y aplicaba EFT en todo lo que se me ocurría, así como en el dolor en la parte baja de la espalda y la rigidez en el cuello y, aunque resultaba útil, mi nivel de intensidad no bajaba de un 4 ó 5, lo que me era muy frustrante.

Mientras me encontraba tumbada, empecé a hacer tapping diciendo "aunque esto debería funcionar, no es así, y no sé por qué”. Me vino a la mente una imagen de mí misma en el hospital cuando estaba embarazada de 7 meses de Richelle. Tenía el movimiento limitado y necesitaba hacer reposo en cama. Había estado trabajando demasiado y tenía miedo de perderla. Cuando nació, se pasaba el día llorando. Tenía cólicos, intolerancia a la lactosa y reflujo gástrico. Solía aguantar la respiración hasta ponerse azul, algo que me aterrorizaba, y estaba convencida de que iba a perderla.

Cuando hice tapping acerca de "mi miedo de perder a Richelle", el dolor que sentía en la parte baja de la espalda y la rigidez del cuello se desvanecieron. Sólo puedo decir que me quedé totalmente impresionada.

Debbie Falzon

Traducido por Eva Llobet Martí

InEnglish.gif