EFT para dolor posquirúrgico: experimentación con palabras en EFT


En este breve artículo, Karin Downs experimenta con el uso de diferentes palabras para su dolor después de una cirugía. Valió la pena, porque utilizar "dolor de operación" propició el desvanecimiento del dolor.
Por Karin Downs

Soy muy, muy nueva en EFT y realmente sólo me interesa por mi trabajo: la verdadera razón por la que me suscribí al boletín (para ser honesta). Sin embargo, al leer el boletín pensé que lo intentaría para ver qué sucedía.

En junio de este año me extirparon la vesícula biliar. Se suponía que sería una operación completamente sencilla, una cirugía por laparoscopia y una semana de reposo. Desafortunadamente desarrollé una infección en la herida principal y pasé el día en que debía volver al trabajo de nuevo en cirugía, donde me quitaron un absceso de 5 cm. ¡Mi cirujano me dijo que le sobraban los dedos de la mano para contar las horas en las que estuve a punto de una falla orgánica!

Estuve en el hospital por otra semana y luego tuve la herida vendada por otras 6 semanas hasta que cicatrizó. Cuando sanó, por lo menos me sentí aliviada, pensando que ya había pasado todo. Por desgracia, me dio gripe con una fuerte tos y me salió una hernia incisional por lo que regresé al hospital hace 6 semanas para curarla.

He tenido algo de dolor desde la operación, por lo que decidí probar con EFT. Utilicé "dolor de estómago" en la primera ronda y me sentí ligeramente mejor, pero todavía tenía dolor. En la segunda vuelta utilicé "dolor abdominal" con resultados similares. El lunes utilicé "dolor de la operación" y desde entonces he estado sin dolor... deseando que continúe así por mucho tiempo. ¡Y adivinen quién es una creyente ahora!

Karin Downs

Traducido por Elisa García Gómez

InEnglish.gif