Señora de 83 años ve los DVDs de EFT y elimina 30 años de dolor severo en su pie

Christa Swanson nos deja saber por qué nunca es demasiado tarde para usar EFT. El cliente en este artículo había hecho todos los procedimientos médicos para su pie doloroso sin tener alivio. Como nos dice Christa, "Ella había visitado los mejores institutos médicos en toda California, ¡incluso la Clínica de Dolor en el Centro Médico de la Universidad de Standford¡"
Por Christa Swanson

Estimado Gary:

Aquí tenemos un ejemplo del "efecto rizo" de EFT.

He estado trabajando con una cliente que llamaremos Julia (no es su nombre verdadero) por varios meses. Llegó a tener tanto entusiasmo con EFT que lo intentó un día visitando a su madre de 83 años.

Su madre, Elia (una vez más, no el verdadero nombre) tenía una queja pequeña, algo como un dolor de cabeza, la cual rápidamente desapareció con unas pocas rondas de tapping. Animada por este pequeño éxito, Julia le contó a Elia más de EFT y después le trajo unos DVDs de EFT de la primer serie.

Elia no es lo que uno llamaría una persona moderna o progresiva. Creció en un ambiente social mucho muy restrictivo y casi no ha aventurado fuera de tal contexto. Trabajó por muchos años como enfermera en un hospital alopático y ha usado los procedimientos aprobados por AMA toda su vida (incluyen dos cirugías de cáncer),

¡Su estilo ni siquiera se aproxima a lo que llamamos "Nueva Era"! Elia no medita, nunca ha tenido psicoterapia (a mi conocimiento), y no tenía idea de la "conexión de mente-cuerpo." Los valores dentro de su familia eran reprimir todas las emociones y sentimientos personales.

Así que fui bastante sorprendida cuando Julia compartió EFT con su madre ¡y más sorprendida cuando escuche que Elia había tomado interés! Ni siquiera sabía como operar su DVD pero aprendió y le pidió a Julia que continuara trayéndole más DVDs.

Su queja eran sus pies. Por más de 30 años ella había sufrido de punzadas dolorosas en ambos pies. Julia describe el dolor como "agudizante" diciendo que había llegado a ver a su madre encogerse en dolor. Elia había visitado los mejores institutos médicos en todo California, ¡incluso la Clínica de Dolor en el Centro Médico de la Universidad de Standford¡

Lo mejor que podían hacer estos expertos era conjeturar que su problema podía haber comenzado cuando le removieron los juanetes; o quizás un nervio había sido cortado. Ellos no podían ofrecerle descanso a su dolor; sin embargo, y esta persona fuerte quien había sobrevivido internamiento durante la Segunda Guerra Mundial, un largo matrimonio a un hombre abusivo, una suegra cruel, la muerte de una criatura, y muchos años trabajando con sus pies dolorosos, sencillamente aceptó y sobrevivió. (¡Con razón había tenido cáncer dos veces! ¡Con razón justa le dolían sus pies!)

Ella trató con el problema directamente, haciendo tapping con Aunque mis pies duelen...Con el progreso del tiempo le sugerí a Julia que le presentara la idea a Elia que a lo mejor sus pies le estaban tratando de decir algo. Julia sugirió frases de preparación como: Aunque estoy enojada con mi esposo por todas las cosas malas que me hizo... y Aunque estoy enojada con mi suegra,,, etc.

El otro día Julia reportó que después de un mes de que Elia comenzó a hacer tapping, ¡sus pies están libres de dolor! Esto es después de más de treinta años de dolor agudo. Ella dijo que solo tenía "un poquito de calambre en la parte superior" y que ella "podía vivir con eso." Le sugerí que hiciera tapping un poco más ¡y se deshiciera totalmente de eso!

Estoy muy conmovida con este incidente. No solo está esta mujer finalmente libre de dolor a sus 84 años, pero su "curación" le ha dado a Julia nueva esperanza del uso de este proceso para sus propias condiciones. (¡A mi también!) Julia también reporta que Elia está menos enojada y es más agradable su presencia, lo cual no es sorprendente!

¡¡Es esto maravilloso o qué!!

¡Gracias!

Christa Swanson

Traducido por Mauri McCabe

InEnglish.gif