Alivio del dolor en la sala de operaciones

Aquí tenéis un uso excelente de EFT de Helen Bressler, del Reino Unido, que si es realizado adecuadamente, tiene el potencial de reducir dramáticamente el dolor en los casos de procedimientos quirúrgicos u otros procedimientos. Espero que los médicos lean esto y lo tomen en consideración en el marco de los hospitales y los consultorios clínicos.
De Helen P Bressler

Como futura enfermera diplomada he estado atendiendo a los pacientes que me han asignado durante mis prácticas clínicas. Hace poco, uno de mis pacientes tuvo dos drenajes quirúrgicos in situ. Se le había quitado ya uno de los drenajes unos dos días antes y al parecer la extracción le había causado muchísima molestia, por lo que “Jeff” había gritado de dolor. Jeff estaba, naturalmente, muy preocupado por la extracción del segundo drenaje. Además, la tarde que me asignaron el cuidado de Jeff había muy poco personal en la planta y había muchísimo trabajo. Es por eso que le pude dedicar muy poquito tiempo a Jeff y a la extracción del drenaje.

Al principio de mi turno le dije a Jeff que se le quitaría el drenaje al mediodía y recomendé que se le administrase un analgésico fuerte una hora antes del procedimiento. Jeff sólo se sentía a gusto tomando acetaminofeno, una sustancia muy débil para aliviar el dolor que no se suponía que llegase a rozar el dolor implicado.

Cuando regresé una hora después a quitarle el drenaje, le pregunté a Jeff si había oído hablar alguna vez de EFT, a lo cual contestó que no. Le expliqué que EFT era un sistema efectivo para tratar las molestias emocionales y físicas haciendo tapping suavemente en varios puntos. A Jeff le interesó mucho la acupuntura y el sistema de meridianos, y estaba encantado de probar EFT.

Tal como mencioné antes, el tiempo designado para Jeff era extremadamente limitado así que tuve que priorizar. Al realizar la fase preparatoria Jeff se frotó los puntos de dolor mientras yo limpiaba la zona del drenaje y quitaba los puntos que mantenía en su sitio el tubo del drenaje. Entonces le pedí a Jeff que se hiciese tapping en el punto de la clavícula. Debo poner de relieve que no se usaron palabras, ni durante la fase preparatoria ni cuando Jeff se hacía tapping en el punto de la clavícula. Mientras Jeff estaba tumbado de lado haciendo tapping en el punto de la clavícula yo extraje el drenaje, limpié la herida y vendé de nuevo la zona. Jeff tuvo un ligero estremecimiento pero estaba asombrado de que el drenaje hubiese salido con tan sólo una mínima molestia.

¡Pruébalo con todo, en cualquier situación!

Mis bendiciones.
Helen P Bressler

Traducido por Ana Saval-Badía - Escribir a Ana

Ver el artículo original en inglés