Un doctor demuestra exitosamente EFT en un dolor de pierna

El Doctor Tom Flowers, D.O. demuestra el uso de EFT para un dolor en la pierna en una dama sumamente escéptica. Este caso enfatiza el punto de que los clientes no tienen que creer en EFT para que este trabaje.
Por el Dr. Tom Flowers, D.O.

Estimado Gary,

He estado usando EFT por más de un año y he tenido muchas experiencias positivas en mí mismo y en otras personas. El éxito más dramático que he tenido tuvo que ver con la liberación de un dolor crónico. He estado enseñando EFT en un centro local de rehabilitación de drogas y alcohol para mujeres. Es siempre un gran tiempo el que paso allí. Es gracioso lo escépticas que ellas estaban al principio y en muy poco tiempo he logrado hacer que la mayoría de ellas crean y tengan confianza. Normalmente obtengo los mejores resultados con la gente más escéptica en el grupo con el que esté trabajando.

Un ejemplo de esto es una dama que llamaré “D”. Ella estaba en rehabilitación por abuso de drogas pero había sufrido un ataque aproximadamente 10 semanas antes de que yo la conociera. Tuvo que ir al hospital por que había sufrido lesiones traumáticas severas pero el dolor residual principal que ella tenía estaba en su rodilla y pantorrilla derechas. En el ataque, ella fue golpeada con una tabla en ésta área y todavía tenía mucho dolor y apenas podía doblar la rodilla.

Yo había estado mostrando al grupo como eliminar el deseo por las substancias adictivas, específicamente con cigarros. Trabajó maravillosamente pero ellas no lo tomaron con mucha seriedad. Al darme cuenta de esto les dije que no tenían idea del verdadero poder de la técnica y pedí que alguien con un “dolor real” se ofreciera como voluntaria.

"D" levantó su mano y se acercó tomándolo como broma. Hicimos una primer ronda de EFT para su dolor de la pierna y cuando terminamos le pregunté “¿como te sientes?” ella respondió con un aire despectivo que “seguía igual”. Entonces le pedí que se pusiera de pie y cuando ella lo hizo, la mirada en su cara fue invaluable. Ella estaba tan sorprendida de que su dolor se hubiera ido que se quedó sin habla. Cuando empezó a moverse el dolor regresó y requirió de algunas rondas más de tapping pero ella podía doblar su rodilla hasta su pecho mostrándoselo a todo mundo cuando yo me fui.

Regresé al centro aproximadamente un mes después para verla y ella estaba completamente libre del dolor y solo había tenido que hacer tapping unas cuantas veces más. Dijo que al siguiente día ella incluso participaría en un grupo para hacer ejercicio llamado “Tai Bo” (un video de artes marciales) el cuál ella no habría podido hacer de no haberse retirado el dolor.

Sinceramente,
Thomas Flowers, D. O.

Más artículos de Liberación y Manejo de Dolor

Traducido por Marco Rivas - Escribir a Marco - Ir a su sitio Web

InEnglish.gif