Remisión de dolor de pierna luego de un accidente

Sin saber los detalles del accidente que sufrió Jorge, pero escuchando al cuerpo de Jorge y sus necesidades, Deborah Miller (de México) encontró la forma de ayudarlo a liberarse del dolor constante causado por un accidente que sucedió hace tres años, veamos las vías creativas de Deborah.
Por Deborah Miller

Jorge sufrió un accidente hace tres años. Su pierna izquierda quedó lesionada en forma seria. Tuvo que usar pinzas y abrazaderas especiales en su pierna derecha y aún tiene problemas al caminar. El usa bastón y camina como si una pierna fuera mas corta que la otra. El ha tenido mucho dolor.

Jorge dijo que ese día sintió mucho dolor, más que lo usual. Dijo que tomó pastillas para aliviar el dolor, pero el mismo no cedía. Cuando el se enteró que yo estaba en la ciudad para hacer un taller de EFT, él me pidió que le explicara lo que yo iba a hacer. Le di una breve descripción de lo que es EFT. El me preguntó qué pasaba si uno no cree que funcionara. El dijo que tenía dolores desde hace tres años y no creía que nada le quitaría ese dolor. Le dije que aunque el no creyera, EFT podría funcionar porque trabaja sobre el sistema de energía. Eso lo dejó intrigado y le pregunté si quería intentarlo.

Nos fuimos a la sala. Como él no sabía lo que yo haría, se quitó los zapatos y las medias y me mostró su pierna y lo puso sobre mi rodilla como si yo tuviera que darle un masaje. El se sorprendió al ver que yo no hacia nada con su pierna y le decía que hiciera tapping en los puntos que yo le iba mostrando y que repitiera lo que yo iba diciendo.

No sabía nada acerca del accidente y no pregunté. Le iba a mostrar como un poco de EFT puede ser efectivo así que empecé a hacer tapping sobre lo siguiente:

Aunque tuve un accidente soy una buena persona.
Aunque hice algo bueno al donarle a mi hija un riñón, luego fui castigado con este accidente… (El había mencionado que le donó un riñón a su hija un poco antes de sufrir el accidente)
Aunque he hecho algo bueno, y he tenido que sufrir después, me acepto y me perdono a mí mismo.

Ce: Todo este dolor, siempre estoy con dolores
LO: Todo este dolor, el dolor en mi rodilla, todavía está hinchada y duele.
BO: Duele pararse. Duele caminar…
BN: Fui egoísta y estúpido.
BL: No he puesto atención en nadie más que en mí.

Hice un poco de “escuchar lo que dice el cuerpo” con el, por ejemplo le pregunté si podía imaginar conectarse con su cuerpo y decirle que quería escucharlo, y luego escuchar lo que dice su rodilla y preguntarle qué quería que él hiciera. El dijo que su rodilla le dijo que necesitaba cambiar y ser más responsable.

Aunque no soy responsable y no lo he sido el día del accidente, me amo y me perdono a mí mismo.
Aunque pienso que he hecho algo bueno, me he castigado a mí mismo porque pienso que no soy una buena persona.
Aunque he tenido que castigarme a mí mismo porque no soy responsable, es tiempo de parar esto, he pagado mis deudas, he sufrido lo suficiente, aprendí, estoy listo para dejarlo ir y sanar.

Le pregunté qué haría si pudiera hacer algo imaginable para sanar su rodilla. El dijo que iría atrás, antes del accidente.

Ce: Vuelvo atrás al día del accidente y tomo decisiones diferentes, tomo una dirección diferente, y no manejo donde manejé.
LO: Reconozco lo que hice antes de que el accidente sucediera y tomo decisiones diferentes. Soy responsable
BO: Cuido de los demás, no sólo de mi mismo, aunque no he sido responsable y he sido egoísta antes.
BN: He aprendido el día del accidente. He aprendido bien y dejo ir el dolor.
BL: Le doy permiso a mi cuerpo para sanar. He aprendido mi lección. He aprendido a ser responsable y no tengo por qué sufrir el resto de mi vida por ello.
Cl: He pagado un precio muy alto. Ahora estoy listo para sanar.
BB: Le digo a mi cuerpo que sane, a mi pierna y rodilla que sanen.
Co: Puedo avanzar ahora. He aprendido mi lección. No tengo que castigarme más. He aprendido de mi error. Avanzo ahora.

El se levantó. Normalmente la intensidad del dolor era de 10 sobre 10 cuando él se paraba y 0 de 10 cuando estaba sentado. El se levantó y puso presión sobre la pierna, pero aun sintió un poco de dolor. Imagínense el asombroso hecho de que el dolor bajara a 2-3 en diez minutos.

El se sentó e hicimos tapping:

Ce: El resto del dolor.
LO: Dejo ir el resto del dolor completamente.
BO: Me perdono a mi mismo por no haber sido responsable.
BN: Me permito sanarme ahora...
BL: Estoy libre de dolor, me perdono y avanzo.

El se puso la media y el zapato y empezó a caminar alrededor con una gran sonrisa en los labios. El repetía una y otra vez “no puede ser”, “no puede ser”. El no sentía ningún dolor, el podía pararse y caminar fácilmente. El era todo sonrisas y me dio un gran abrazo por poder estar sin dolor luego de tres años. Su hijo y su esposa miraban asombrados así como los demás en la habitación.

El caminó alrededor, se arrodilló, se agacho en su pierna derecha, alzando la pierna izquierda. Esto era algo que el no podía hacer antes sin caerse. A medida que caminaba pudo darse cuenta que su cadera estaba nivelada y sus pasos eran fáciles.

El estaba completamente asombrado y feliz, como un niño con un juguete nuevo. El había recuperado su cuerpo, su libertad para moverse.

PD La noche siguiente el estuvo bailando en una boda.

Deborah Miller

Traducido por Sonnia Arzamendia

InEnglish.gif