60 años de dolor se fueron en 20 minutos


Angela Treat Lyon nos proporciona un exquisito viaje por la "senda del replanteo" cuando ayuda expertamente a su cliente montado en la ira. Éste es un ejemplo excelente de cómo combinar la terapia de la charla tradicional con EFT. Mientras muchos prefieren hacer más tapping por el camino e inyectar más eventos específicos, hay sin dudas mucho para aprender de este artículo.
Por Angela Treat Lyon

Mi amigo "Jon" odió a su padre durante años porque él abandonó su familia cuando Jon tenía sólo cinco años. Jon también estaba resentido por cómo su madre casi nunca había estado en el hogar - y que cuando regresaba a casa de trabajar, estaba demasiado agotada para ser una "buena" madre para él y sus hermanos menores.

Jon pensaba que era injusto que ella tuviera que trabajar tan duro, mientras que él tenía que cuidar de sus hermanos menores. Odiaba la pobreza en que creció, y culpó de todo a su padre ausente. Acarreó esta ira hacia su padre durante casi 60 años. Jon sentía también un agobiante dolor en todos sus nudillos derechos, tanto, que tuvo que aprender a funcionar como zurdo. En un día malo, ninguna cantidad de medicamento para el dolor le había ayudado, y él había intentado todo, desde medicinas para la artritis hasta pesados estupefacientes.
Me dijo que estaba "inacabablemente y rencorosamente" enojado con su padre. Le pegunté cómo sabía que estaba enojado a su padre. Él prácticamente saltó de su silla. Adoptó una postura de lucha, su cara se volvió de color rojo brillante y se elevó e infló como un perro boxer, cerró los puños y dijo: "Sé que estoy enojado porque quiero pegarle al bastardo!.”

Le pedí que congelara la postura. A pesar de su rabia, cuando él se dio cuenta de cuan amenazante podría parecerme a mí esa posición, empezó a disculparse. "No, quédese así, le dije, “yo estoy bien" y realmente es OK, porque usted simplemente me ha mostrado exactamente donde guarda su rabia contra su padre. Le mostraré algo."

Yo estaba de pie a su lado y suavemente empujé con mis manos su baja espalda y su pecho, ayudándole a enderezarse. Suavemente liberé sus puños, y le pedí que hiciera tres respiraciones profundas. Le pregunté, "¿Está usted enfadado ahora?”

¡Él chequeó en su interior, y exclamó, "¿Por qué no? No me siento en absoluto como antes. Yo sé intelectualmente que estoy enfadado con él, pero no lo siento así ahora” Entonces le hice reasumir la posición de enojo, y le pregunté de nuevo si se sentía enfadado. "Sí, pero no tanto como antes."

Le hice pensar sobre todo; los años de hambre, el dolor y el frío, el abandono, y ver cómo se sentía. ¡Ah! ¡Allí estaba de nuevo! Incluso su cara estaba de nuevo roja.

Él podría ver ahora cómo sus pensamientos hacían aflorar los sentimientos, y luego las sensaciones y el dolor en su cuerpo. Él quería saber como escapar de ese patrón con el que había estado viviendo durante todo ese tiempo. Así que yo le pregunté: "Cuando usted está allí de pie en la posición de luchador con sus puños preparados para luchar, ¿cuál es el primer pensamiento que tiene?"

Lo miré mientras él reflexionaba, y me di cuenta que él había tenido un pensamiento y entonces había intentado evitarlo diciendo, "yo no sé." Después de trabajar con tantas personas, uno logra ver que hay ciertas similitudes que todos nosotros experimentamos. Ésta era una de ellas: su primer pensamiento es a menudo la verdad de su situación.

Pero, como hay muchos de nosotros, y la sociedad nos exige vivir de algún modo pacíficamente todos juntos, hemos sido entrenados para ser "amables", y “llevarnos bien”. Así, nos hemos entrenado para cubrir esos primeros pensamientos con uno "amable": si usted no puede pensar en un pensamiento bueno, su condicionamiento social es cubrirlo con algo así como, "yo no sé".

Así que le pregunté de nuevo, "Dígame ahora la real verdad: ¿cuál fue su primer pensamiento?” ¡Jon dijo bruscamente, "quiero matarlo! Yo he querido matarlo desde que tenia cinco años y el día en que él se fue. ¡Quiero golpearle su estúpida cara! "Y giró su mano derecha hacia fuera con tal fuerza que habría sido ciertamente un golpe letal si hubiera aterrizado en la cara de alguien. ¿Y él no podría darse cuenta por qué sus nudillos le dolían? Yo no le dije nada todavía, ya que ese aun no era el momento para eso.

Nos sentamos en su sillón, y yo le pedí que se metiera en el cuerpo de su padre como si fuera un traje que él podría llevar. Él me miraba como yo estuviera demente, pero cerró sus ojos y se lo imaginó. Cuando Jon se estaba sintiendo en el cuerpo de su padre, yo le pregunté cuántos años tenía (como el padre). Él dijo, "24. "

"Oh", dije yo, casualmente, "entonces él debe de haber sido muy experimentado y totalmente capaz apoyar a una esposa y tres hijos durante la peor parte de la depresión." El cuerpo de Jon se sacudió. Sus ojos se ensancharon enormemente y su cara se abrió por la comprensión: nunca había imaginado a su padre como un hombre joven -él lo había imaginado como un hombre más viejo -19 años más viejo que él.

"¡Oh!" gritó. "¡Mi dios! ¡24 años de edad con una esposa y tres niños! ¡Debe de haber sido tan duro!” Él no dijo una palabra. Le permití sentarse y mirar fijamente su pasado. Él comenzó a llorar.

"Ahora lo veo", susurró. "Nunca arregló nada, e hizo cosas peores en casa, pero entiendo cómo él podría haber querido salir a beber en lugar de sentirse tan mal respecto de él y de su vida. ¡Pero que idiota! ¿Bebiendo en lugar de trabajar? "

"¿Y si no había ningún trabajo, y ninguna fuente visible de esperanza, Jon? ¿Y si él no fuera tan inteligente o tan listo como usted? ¿Qué si él tuviera una opinión muy baja sobre si mismo y sus habilidades? ¿Qué si su madre le gritaba y además lo fastidiaba? ¿O qué si él sabía que ella estaba sufriendo silenciosamente, y se sentía desvalido y culpable? ¿Ve usted cómo él podría haber huido falto de valor, y alejarse, en lugar de quedarse donde se sentía tan inútil e impotente?"

A Jon no le gustaba, pero era capaz de ver que eso podría haber sido verdad. "¡Pero que débil! " dijo. Ahora yo hice que Jon repasara todas las sensaciones físicas que tenía cuando pensaba en cuán enfadado estaba con su padre: los puños firmes, la posición enfadada, la cara roja, el pecho firme, el corazón latiendo fuerte, el vientre duro, las mandíbulas apretadas.

Y con los pensamientos que tenía: voy a matarlo, quiero golpear su cara, cómo pudo él hacer eso, él es un idiota, cómo pudo dejar a mi pobre madre. Yo tenía que ser “el hombre de la familia", y era demasiado joven, lo odio. ¡Nunca lo perdonaré, perdí tanto por su causa, lo mismo que mi pobre madre, ella estaba siempre demasiado cansada para leernos, nunca tuvo nada bueno hasta que nosotros crecimos, qué débil!

Le hice imaginar a su papá delante de él. No fue difícil -su madre decía que Jon y su papá eran casi idénticos, por lo que él incluso podría estar mirándose en un espejo. Ahora yo le hice hacer tapping en el punto karate, y repetir después de mí:

Aunque yo tengo éstos:
• Los puños firmes
• Una postura Enfadada
• Mi cara está roja como remolacha
• Este pecho Firme
• Mi corazón se siente como que estallara
• Esta barriga firme y
• Las mandíbulas apretadas…
… Estoy dispuesto a ver otro punto de vista, y tal vez incluso dejar ir esto, porque en el fondo soy una buena persona, y estoy eligiendo gustarme tal cual soy.

Entonces, como estaba corta de tiempo y tenía que irme pronto y no quería dejar de educarlo sobre los otros puntos, le hice hacer tapping en su punto de la clavícula mientras decía:

Aunque:
• Voy a matarlo
• Quiero golpear su cara
• ¿Cómo pudo él hacer eso?
• ¡Él es un idiota!
• ¿Cómo pudo dejar a mi pobre madre?
• ¿Cómo pudo abandonarnos?
• Yo tenía que ser el hombre de la familia
• Yo era demasiado joven
• ¡Yo lo odio!
• ¡Nunca lo perdonaré!
• ¡Yo me perdí de mucho debido a él!
• Lo mismo mi pobre madre
• Ella siempre estaba demasiado cansada para leernos
• Ella nunca tuvo nada bueno hasta que nosotros crecimos
• Que endeble…
… y estoy escogiendo reconocer que estoy OK así tal como soy, y yo puedo elegir qué hacer con mi energía.

Empezamos el tapping en ese segmento de nuevo, pero él se detuvo. Jon me miraba y dijo, "¡se ha ido!" Yo le pregunté, ¿qué se ha ido? “¡Su enojo!” ¡Él no sentía nada en absoluto! Frunció el entrecejo y me miraba como yo lo hubiera engañado.

"No, yo no lo engañé. Usted sólo eligió soltar la carga de todos esos pensamientos y creencias sobre su padre que sostenían su dolor. Este no lo dejaría hasta que usted pudiera desarrollar una comprensión sobre él y que él era un hombre muy joven con problemas y desesperado”.

Yo estaba francamente sorprendida de que sólo una ronda lo hubiera librado del enojo. Había esperado que tomara mucho más tiempo. Verificamos todos los aspectos, y efectivamente se habían ido. Su mano derecha todavía dolía. Así que tuvimos una pequeña conversación sobre ello. Esto es algo que yo animo a todos para hacer cuando usted tiene dolor en su cuerpo y parece que no consigue librarse de él. Pregúntele directamente lo que quiere.

Jon pensó que esto era tonto, pero animado por la desaparición tan rápida del enojo, estaba dispuesto a intentarlo. Él le preguntó mentalmente a su mano, y, pareciendo satisfecha, su mano dijo que quería venganza. Usted "¿está seguro? " pregunté. Yo casi podía ver un puño firme-cerrado con sus brazos cruzados y un gran ceño en su cara cuando declaró la venganza.

Jon se rió de eso y dijo, "sí, es así." "OK, entonces por qué quiere eso? " le pregunté. "¡Porque esto impedirá a alguien más hacer daño mí o a mi familia!" Dijo él. "¿está seguro?” "Bueno", dijo Jon, "eso no tiene mucho sentido, ¿no?” Él preguntó de nuevo. "Ah", dijo Jon. "Dice que nunca consiguió hacer lo que quería cuando era joven y está enfadado y quiere herir a quien lo hizo."

"OK", le dije. "Tapping en su clavícula. Estaba simplemente intentando ayudar, no es así? “Jon cabeceó. Yo le pregunté, y si su mano pudiera tomar esa misma energía de enfadado-venganza y usarla para algo más divertido o más creativo —¿lograría lo mismo con usted en lugar de enfocarse en la venganza?"

Jon cerró sus ojos, lo consideró, y entonces dijo sí. Él pareció desconcertado por un segundo, y entonces se excitó: "¡Está diciendo que quiere tocar la guitarra! Yo nunca tuve la idea de tocar un instrumento cuando era más joven -nosotros nunca tuvimos el dinero para eso!"

Él me miró y dijo, "Esto es una locura -¿realmente estoy hablando con mi puño?” Nos reímos muchísimo de eso, y yo le dije sí, realmente somos nosotros y es OK estar de vez en cuando un poco chiflado -sobre todo si se puede salir del dolor, ¿verdad?

Entonces lo empujé un poco más allá, y le pregunté si él consideraría conseguir una guitarra barata y tomar las lecciones básicas. Sabía que el dolor en su mano se había ido porque yo no lo sentía, en mi misma. Sin embargo, yo quería que el lo descubriera primero, así que no dije nada.

"Cierre sus ojos otra vez y véase rasguear las cuerdas despacio. ¿Puede oírlo? “Jon cabeceó. Le pregunté, "¿Cómo se siente?” Él estuvo callado largo rato. Yo vi una lágrima grande saliendo por el ángulo de su ojo, y vi esa y otras, cayendo en su regazo. "¡Todos esos años! " susurró. "Qué pérdida de tiempo!"

¿Puse mi mano sobre él y dije, "Usted puede verlo así, o simplemente puede decir, "eso es cómo era y yo no puedo cambiarlo, pero si puedo ciertamente decidir usar esta energía para mis "lecciones de guitarra, no le parece? ¿Qué preferiría usted --caer en el pesar, o usar esa misma energía para tocar y divertirse? Es sólo energía. Es su energía. Qué escogerá hacer con ella? "
¿Jon no quedó inmóvil. Lo capto de inmediato. "Ohhhh. ¡Eso es lo que usted hace! “dijo. "Es sólo energía. Así que cada vez me siento mal, o enfermo o con dolor, yo puedo decir simplemente, sí, me siento mal sobre esto, esto o esto, y es sólo energía, es MI energía y yo tengo la opción, y puedo usarla para lo que yo quiera en lugar de las antiguas cosas atoradas. ¿Correcto? Y yo puedo sentir su intensidad y puedo saber que a mayor intensidad, más energía disponible hay."

Él me miraba como si recién hubiera emergido de una cueva oscura, con ojos que realmente nunca hubieran visto la luz. Él lo captó. Es sólo energía y él podía escoger. "Mis nudillos no duelen” dijo.

Lo dijo tan calladamente que yo casi no lo oí. ¡Entonces, me miró directo a los ojos, y dijo, bastante fuerte, "Mis nudillos no duelen! ¡No puedo creerlo!"

Casi 60 años de dolor se fueron en 20 minutos. Imponente. ¿Qué mejor día podría yo tener después de eso? ¿Necesito decir que amo EFT?

Aloha –
Angela Treat Lyon

Traducido por Ana Maria León Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif