Un escéptico usa EFT para alivio de una quemadura


Casi todos nosotros nos hemos quemado accidentalmente y después hemos esperado por las inevitables ampollas y el prolongado tiempo de curación. Aplicamos hielo, ungüentos, hipnosis, distracciones mentales, y cualquier otra cosa que podamos imaginar para reducir el dolor.

Afortunadamente, EFT se usa frecuentemente para el control del dolor. Aún cuando no tenemos un 100% de éxito, usualmente vale la pena el esfuerzo. La Dra. Carol Look nos da los detalles de un éxito reciente. Noten que, a pesar de los dramáticos resultados, la clienta tuvo dificultad en atribuirle su reducción de dolor a EFT. Este “efecto APEX” es aún común pero, mientras estos procedimientos ganan aceptación gradualmente, cada vez se dan menos.


Dra. Carol Look

"Sara" se quemó su dedo gravemente al tocar una olla de metal en la cual había estado hirviendo vegetales. Ella dijo que escucho su dedo freírse y ella se estremeció del dolor. Inmediatamente aplicó hielo a su dedo, pero estaba en shock por la severidad de la sensación de quemazón que persistía a pesar del hielo. Le había enseñado EFT para sus temas de ansiedad, así que ella conocía la rutina. A pesar de que aún estaba un poco escéptica y renuente a probarlo en ella, aplicado POR ella. Sintiéndose desesperada, decidió hacer tapping de todas formas para eliminar el dolor por la quemadura.

Sara reportó que cuando quitó el hielo de su dedo, su dedo latía terriblemente, así que empezó a hacer tapping con frases preparatorias básicas e hizo varias rondas de EFT muy rápidamente. Resultado de imagen para fuego

"Aún cuando tengo estas pulsaciones en mi dedo, me acepto y me amo profundamente"
“Aún cuando tengo este dolor intenso por la quemada…”
“Aún cuando mi dedo podrá tener una ampolla”
“Aún cuando mi dedo me duele”
“Aún cuando estoy enojada conmigo misma por no ser cuidadosa otra vez…”

Sara reportó sentirse muy aliviada de las pulsaciones y del dolor inmediatamente después de usar EFT en sí misma. Ella continuó aplicando hielo durante la siguiente media hora pero, basada en sus experiencias de quemaduras de dedos en la cocina y aplicando hielo como único remedio, ella no esperaba mucho alivio. Anticipaba que su dedo dolería y pulsaría más tarde en la noche, se sentiría sensible y con dolor en la noche, y tal vez tendría una ampolla a la mañana siguiente.

Sara se impresionó cuando no tuvo dolor en la tarde. Ni siquiera tuvo la distracción de las sensaciones que deja una quemadura. A la mañana siguiente, reportó que pudo tomar la barra de apoyo en la caminadora durante su entrenamiento, porque básicamente “olvidó” que se había quemado en la cocina. Su dedo no se sentía adolorido ni sensible y nunca tuvo una ampolla o mostraba señales de haberse quemado.

Sara ya no se resiste a probar EFT sobre sí misma. Sin embargo, ilustrando el Efecto APEX, ella dijo “posiblemente fue sólo el hielo…” Aún cuando Sara admitió que el hielo sólo NUNCA le había proporcionado este tipo de alivio anteriormente, aún no se sentía totalmente cómoda atribuyéndole su rápida recuperación a EFT. Ella comentó, sin embargo, que basada en su respuesta fisiológica inicial al tocar la olla de metal, ella pensó que era una de las quemaduras más severas que se había dado mientras cocinaba.

A pesar de que una quemadura de dedo en la cocina no es muy seria comparada con otras heridas, este caso demuestra la eficiencia de EFT para controlar el dolor. Sara dijo que a pesar de su aún existente escepticismo va a continuar experimentando con EFT.

Dr. Carol C. Look

Traducido por María Elena Blanco Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif