Disolución De Una Protuberancia De Dos Años En Mi Pulgar

Judy Whitcraft mustra cómo la persistencia da resultados cuando utilizó EFT consistentemente durante dos meses para expulsar una partícula de su pulgar que había formado una protuberancia y así evitar cirugía. ¡Disfruten con su descripción de cómo llegó a incrustarse! Escribir a Judy y visitar el sitio web de Judy.


Por Judy Whitcraft

Hace dos años, se me incrustó un pedazo de gravilla o asfalto negro de la calle en la parte carnosa de mi pulgar derecho. No le puse mucha atención. Me imaginaba que se iría y no era doloroso. No se fue. Podía ver esta mancha negra del porte de la cabeza de un alfiler bajo mi piel. En una ocasión traté de sacarla utilizando una aguja, pero no salió. Aún cuando soy una practicante certificada de EFT, nunca se me ocurrió hacer tapping para ello.

Después de un año, apareció una protuberancia y comenzó a crecer, hasta el punto de verse como un pequeño quiste al lado de mi pulgar. No pude ver más la partícula negra. Estaba rodeada.

Decidí que sería necesaria una cirugía para extirparla durante el verano, entonces, en cambio, decidí hacer tapping en ella para permitir que mi cuerpo la disolviera y ver eso produciría un cambio.

Hace dos meses, comencé a hacer tapping de 2 a 4 veces cada día mientras sostenía mi dedo índice sobre la protuberancia en mi pulgar. Inicialmente, utilicé la frase de preparación:

“A pesar de que he tenido este pulgar derecho herido durante dos años, y esta protuberancia está creciendo, le estoy pidiendo a mi cuerpo que disuelva la protuberancia.”

Luego hacía la serie de los 8 puntos de EFT, (desde la parte superior de la cabeza hasta bajo el brazo), haciendo tapping y diciendo, “este pulgar derecho herido por dos años, la partícula extraña alojada en su interior, esta protuberancia que no va a desaparecer.”

Luego otra ronda diciendo en cada punto, “disolviendo la protuberancia en mi pulgar derecho.”

Inmediatamente, durante el primer tapping, había un círculo rojo alrededor de mi pulgar, que definitivamente me inspiró a seguir haciendo tapping.

Durante los siguientes dos meses continué haciendo tapping 2 a 4 veces por día mientras sostenía mi dedo índice sobre la protuberancia de mi pulgar derecho.

Después de algunas semanas, pude ver que la protuberancia se veía más pequeña.

Después de un mes, pude ver una partícula negra en el centro que se veía como la partícula que se había alojado allí casi dos años antes.

Entonces comencé a haciendo tapping y a decir, “Gracias por disolver la protuberancia en mi pulgar derecho y las partículas extrañas en su interior.”

La protuberancia continuaba haciéndose más pequeña y aún cuando todavía no se veía plana, se hizo dura en la parte superior, casi como un callo. Se mantuvo así durante dos semanas. Entonces de volvió blanda y toda la restante protuberancia se tornó negra y permaneció así por dos semanas. No pude ver más la partícula negra.

Continúe haciendo tapping, “Gracias por disolver la protuberancia y la partícula negra en el interior.” La parte de gratitud de mi tapping fue muy importante para mi.

Entonces la mancha negra se suavizó y luego de algunos días se hizo más y más pequeña hasta que dejó de estar negra.

Entonces me di cuenta que podía ver la partícula negra nuevamente, y que la piel se estaba separando, como una pequeña grieta en mi piel, como si estuviera empujando la partícula hacia fuera. No me dolía en absoluto. Continué con mi tapping diario, con mucha gratitud.

Durante los siguientes dos días, mi cuerpo realmente comenzó a eliminar la partícula hacia fuera hasta que quedó sostenida sólo por un trocito de piel. Se veía como se ve un arácnido cuando se pega a tu piel, y cuelga fuera de tu cuerpo. Yo estaba asustada.

Más tarde, mientras me lavaba las manos, la partícula, por sí misma, se desprendió y se fue por el desagüe.

Al día siguiente pude ver una pequeña marca donde la piel estaba comenzando a cerrarse. El siguiente día no había marca. Parecía como si nada anormal hubiera ocurrido durante los dos últimos años. Hice otra ronda de tapping sólo diciendo “Gracias, gracias, gracias.”

Presentado con mucha gratitud hacia EFT, y la maravilla de nuestros extraordinarios cuerpos.
Pensé que les haría gracia saber CÓMO llegó a incrustarse la partícula/suciedad en mi pulgar.

En un principio no lo incluí en el artículo pues pensé que sería una distracción y que no era relevante – pero si que es gracioso... ¡estaba haciendo volteretas en la calle, a los 64 años de edad, durante el ‘Basehor Homecoming’ desfile con mis estudiantes de gimnasia! Este viernes cumplo los 66 años. El viernes que viene se celebra el desfile ‘Homecoming’ anual. Volveré a hacer algunas volteretas. ¡Solo por poder decir que lo hice!

Judy Whitcraft

Traducido por Mariela Martínez de Chile - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif