¿Pudieron 20 minutos de EFT enderezar huesos que habían soldado de manera inadecuada hacía 50 años?

Hola a todos / todas,

A través de los años, he tenido muchos informes sobre EFT que lo dejan a uno boquiabierto, pero este informe escrito por Rebecca Snyder está en las categorías más altas. Ella dice: “Ninguna de las dos estaba preparada para lo que vimos. ¡Su rodilla había rotado casi completamente hacia delante, y su parte inferior de la pierna estaba perfectamente recta! Nos miramos la una a la otra con la boca abierta, y ella dijo: “¿Ves lo que creo que estoy viendo?” Le dije que veía una pierna recta. Sorprendida, dijo, “¡Sí, eso es lo que yo veo también!” Entonces dio unos pasos, hizo una sentadilla, levantó la pierna... y la pierna se mantuvo recta. Ambas dijimos: “¡Eso es imposible!”. Sus radiografías mostraban que su rodilla había soldado en esa posición, y se le había indicado que nada, que no fuera cirugía radical, podía enderezarla. ¡Sin embargo, después de tan sólo 20 minutos de tapping, su pierna estaba recta por primera vez en más de 50 años!”
Por Rebecca Snyder

Querido Gary,

Este es un caso sobre el que he estado queriendo contarle durante un largo tiempo. Después de hacer tapping para mis tendencias a dilatar las cosas (sonrisa), finalmente estoy haciéndolo.

Una de mis clientes estaba fascinada con la idea de EFT, y me pidió que le ayudara a resolver un problema que tenía con su juego de tenis. En vista de que no nos podíamos encontrar en la pista de tenis, trabajamos en el salón de belleza, y abordamos el mayor número de aspectos posibles en los que podíamos pensar. Por supuesto, no había manera de probar los resultados ahí mismo. Ella me dijo que no sentía de forma diferente sobre el problema, pero que en su próxima lección de tenis vería si EFT había trabajado.

Yo realmente quería que ella tuviera un resultado positivo e inmediato con el que se pudiera ir, así que le pregunté si tenía dolores que pudiéramos abordar. Ella dijo, “¡Ah, sí... mi cadera me está matando!” Ella acababa de venir de terapia física, y estaba muy adolorida por el trabajo a que había sido sometida allí.

Le pregunté cuál era el problema, y ella se enrolló el pantalón para mostrar su rodilla y la parte inferior de la pierna.

La rodilla estaba girada de manera tal que la rótula estaba casi frente a su otra pierna, y su parte inferior de la pierna estaba en ángulo hacia el exterior unos 25 a 30 grados. Me sorprendió, porque caminaba muy normalmente.

Me dijo que se había caído con un caballo cuando tenía 12 años de edad, y el caballo había aterrizado en su pierna, destrozando su rodilla. El haber envejecido (ahora está en sus 60's) compensando por la pierna que tiene la parte inferior en ángulo, le ha causado problemas de espalda y de cadera. Le pregunté si quería intentar que hiciéramos tapping para el dolor de la cadera, y estuvo de acuerdo. Cuando ella estaba sentada, me vino un rayo de intuición que me dijo que sin duda podíamos aliviar el dolor de cadera, pero que el “perro grande” era la rodilla y el trauma de la caída.

Utilizamos la técnica de Cuente la Historia, e hicimos tapping así:

1) La sensación de que el caballo se caía
2) El dolor de su rodilla siendo destrozada
3) La ira hacia los “estúpidos doctores” que fijaron torcida su pierna
4) Los seis meses con el yeso
5) La hiedra venenosa que se le metió en el yeso (!)
6) Aprender a caminar con la pierna torcida mientras pasaba por la escuela secundaria (en un momento en que las niñas TENIAN que usar vestidos para la escuela) con una pierna torcida
7) Ir a los bailes con su pierna torcida
8) La frustración del proceso de envejecimiento

Cuando sentimos que habíamos abarcado todos los aspectos posibles, le pregunté cómo se sentía su cadera. Ella respondió: “¡Oh, nunca duele cuando estoy sentada!” Así que le dije que se pusiera de pie para ver qué tal nos había ido. Cuando extendió la pierna para pararse, escuché una serie de alrededor de 6 “pops” suaves en su rodilla, y pensé, “Qué bueno, ahí se ha liberado algo de tensión”.

Ninguna de las dos estaba preparada para lo que vimos. ¡Su rodilla había rotado casi completamente hacia delante, y su parte inferior de la pierna estaba perfectamente recta! Nos miramos la una a la otra con la boca abierta, y ella dijo: “¿Ves lo que creo que estoy viendo?” Le dije que veía una pierna recta. Sorprendida, dijo, “¡Sí, eso es lo que yo veo también!”

Entonces dio unos pasos, hizo una sentadilla, levantó la pierna... y la pierna se mantuvo recta. Ambas dijimos: “¡Eso es imposible!”. Sus radiografías mostraban que su rodilla había soldado en esa posición, y se le había indicado que nada, que no fuera cirugía radical, podía enderezarla. ¡Sin embargo, después de tan sólo 20 minutos de tapping, su pierna estaba recta por primera vez en más de 50 años!

Estábamos mareadas con los resultados, y sólo en el momento en que ella se iba pensé en preguntarle acerca de su dolor de cadera. Ella rió y dijo que se había ido, pero que iba a tener que aprender a caminar de nuevo, porque se sentía desequilibrada al NO tener que compensar por la pierna torcida. Nos detuvimos allí, e hicimos tapping para la sensación de desequilibrio... una ronda resumida y ella estaba bien... y riéndose como una niña de escuela.

La próxima vez que la vi le pregunté qué pensaba su terapeuta físico del cambio. Tímidamente me admitió que no había sido capaz de obligarse a decirle que los resultados fueron a causa de algo que ella había hecho con su peluquera, por lo que su terapeuta físico estaba convencido de que los ejercicios que le había asignado eran milagrosamente responsables por el enderezamiento de la pierna. Ella dijo, “¡No quería que él pensara que estoy completamente chiflada! (Suspiro) En todo caso, la pierna todavía sigue recta casi un año más tarde, y ella es una dedicada EFeTera.

¡Gracias Gary por esta maravillosa herramienta!

Amor,
Rebecca Zinder

Traducido por María del Pilar Castillero - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Ir a su sitio Web

InEnglish.gif