EFT para el Dolor: "Yo vi las estrellas, oí gorjear los pájaros y mi mano parecía un trozo de espagueti blando”-- incluido un seguimiento

Lean como Rehana Webster de Nueva Zelanda manejó el dolor de una mano mal herida.
Por Rehana Webster

El mes pasado fue mi sexagésimo cumpleaños y había planeado rugir en mis años sesenta con un gran chapoteo. Sin embargo, las cosas no fueron como lo planeado. En mi lista de cosas para hacer, había un ítem respecto a arreglar mi tejado y claro, eso me exigía que subiera a una escalera de mano. Yo puse la escalera de mano contra nuestro raquítico y viejo cerco, ignorando totalmente la fuerte voz en mi cabeza que gritaba, "¡NO LO HAGAS!”

En el tiempo que toma decir ‘Hola’, me di cuenta que estaba en el aire. Yo estaba cayendo hacia la tierra y parecía que duraría para siempre. La valla había cedido el paso, así como la escalera, y aterricé con un ruido sordo. Mi mano estaba en un ángulo muy extraño. Yo vi las estrellas, oí el gorjeo de los pájaros y mi mano se parecía a un pedazo de espagueti blando.

El dolor era tan increíble que yo apenas fui capaz de arrastrarme de nuevo a la casa donde tomé una bolsa de guisantes congelados del congelador y lo envolví alrededor de mi muñeca. Entonces me acosté de espaldas en el sillón y ¡grité y grité a todo pulmón y comencé el tapping!

No tenía que constituir ninguna declaración. Yo estaba directo en el dolor, así que hice tapping en cada punto repitiendo las palabras, dolor, hinchazón, dolor, cardenal, dolor. Cuanto más ruidosamente gritaba, más alivio sentía en tanto seguía con el tapping.

Hice tapping durante aproximadamente 20 minutos hasta que llegó mi vecino y me llevó a la oficina del doctor. El doctor echó una mirada y rápidamente me envió al hospital en el próximo pueblo (qué está a una distancia de una hora) para tomar una radiografía, recomponer la muñeca, y poner un yeso.

¡En camino al hospital yo hice tapping con tonta a los 60! ¡tonta! ¡tonta! Me sentía mucho mejor habiendo reconocido esa cosa tonta que había hecho poniendo la escalera de mano contra el raquítico, viejo cerco. ¡Me había estado diciendo que necesitaba un descanso porque había estado trabajando tan duramente, pero no un descanso de esta clase! También hice tapping en lo siguiente:

Aun cuando no escuché a mi voz interior, aun soy una persona imponente
Aunque no escuché a mi voz interior, voy a prestarle atención del 100 % ahora

Las ventajas del tapping han sido grandes - esto redujo el dolor y ¡no he tenido que tomar a ningún calmante! Sí, hay un espasmo leve, alguna picazón y un pequeño dolor; sin embargo, sigo con el tapping en el dolor, siempre que ocurre.

¿Entonces, EFT trabaja sobre el dolor físico? "

SÍ - si usted lo usa.

Rehana Webster, BSc,

Seguimiento de mi accidente

Pasé a través de un horrible calvario y dos meses de languidecer en casa con mi brazo en un yeso tan pesado como el Titanic, gracias a EFT. Por supuesto no tenia ganas de saltar alrededor. No tenía energía y la anestesia general no ayudó. Me sentía débil y tambaleante. Realicé muchas rondas de tapping sobre los numerosos aspectos de lo que estaba pasando, incluido el trauma físico. Hice tapping en:

• preocupada por la pérdida de ingresos por los próximos dos meses
• La imposibilidad de hacer las tareas más simples como escribir, atar mis cordones, vestirme, ducharme, y conducir
• Sentirme encarcelada en mi propia casa
• No poder sostener un pensamiento por cierto tiempo
• Constantemente cansada
• Mucho dolor

Estoy tan agradecida de tener esta herramienta para que me ayude en una verdadera situación de la vida.

El 13 de febrero cuando caí de la escalera, el doctor local entablilló mi brazo y me pidió volver el día 15, cosa que hice puntualmente, y me envió al hospital en Támesis para rayos X. Él sospechó que la muñeca estaba rota. El 29 de febrero volví para una segunda radiografía, y esperé que pudieran ponerme el nuevo yeso. Allí fue cuando recibí las malas noticias. Incluso aunque la rotura se curara, los huesos no estaban correctamente alineados y yo requeriría cirugía. Esto significaba viajar al hospital grande en Hamilton donde se hacen tales operaciones. Por lo tanto, el 1 de marzo yo estaba rodando hacia el quirófano y bajo anestesia general, mi muñeca fue reparada y alambrada, y así estaría alineada correctamente mientras se curaba.

Yo hice tapping en todos mis miedos mientras este drama se estaba desplegando y había muchos miedos sobre los que trabajar. ¿Y si no salía de la anestesia general? ¿Y si los cirujanos fuesen incapaces de enderezar la muñeca? ¿Y si yo quedaba con una muñeca arruinada????

El 13 de marzo yo estaba de regreso para quitar el yeso en el Támesis. Los puntos fueron retirados de la muñeca en el punto de la entrada de los alambres. Me pusieron un yeso liviano de fibra de vidrio y yo elegí un color rosa fuerte. ¡Hice mucho tapping mientras miraba que las puntadas eran quitadas! No requería ninguna declaración preparatoria. ¡Yo estaba viviendo mi trauma! Estaba justo en la zona del pensamiento del trauma. Estaba totalmente enfocada en él. Como los usuarios de EFT ya saben, EFT trabaja mejor cuando estamos "en" la emoción; ¡cuando están sintiéndolo, y yo, amigo, lo estaba sintiendo!

El 3 de Abril después de otros rayos X en Thames mostrando que la muñeca había sanado perfectamente, el yeso fue removido y retiraron los alambres. Salí de Támesis, con un ligero vendaje en mi brazo.

Durante todo este tiempo tomé analgésicos sólo dos veces, lo cual es increíble teniendo en cuenta que tuvieron que rehacer mi muñeca y el trauma de tenerla rota y que se tuvo que restablecer. Hice tapping regularmente sobre el dolor y las molestias durante este periodo. En las dos ocasiones que me desperté con sensaciones de intensa quemazón en mi brazo y no podía hacer tapping, estuve en agonía. ¡Así que sucumbí a las drogas! No está mal para una maratón de 50 días.

La fisioterapia comenzó el 9 de Abril. Este fue realmente un período interesante de experimentación con el tapping. Cada ejercicio que se me dio para mejorar la flexibilidad y la fuerza de mi muñeca, funcionaba el 50% mejor cuando hacía tapping mientras realizaba el ejercicio. Trataría en ambos sentidos, con y sin tapping. El rango de movimiento era notablemente más amplio con tapping.

Estaba asombrada por el movimiento que logré haciendo tapping con mi mano derecha en los puntos de la cara y estirando mi muñeca izquierda. ¡El fisioterapeuta está sorprendido con los resultados y la rápida recuperación, y estoy encantada de conocer EFT!

Rehana

Traducido por Ana Maria León Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif