La fobia de la altura que no se mueve

Por Gary Craig


Este caso es sobre una fobia de la altura que no se movía HASTA QUE despejamos una condición aparentemente sin relación. Esta característica “de la condición aparentemente sin relación” sucede a menudo pero necesitamos estar conscientes de la posibilidad. Resultó ser crítica en este caso.

Hace aproximadamente 3 semanas, Darlene Malott asistió a mi taller de EFT de 2 días en el área de Los Angeles (ciudad del estudio). Al final del primer día (sábado), invité a Darlene y a un puñado de gente con fobias de la altura a trabajar conmigo en escena. Pues resulta que, nuestro sitio del taller estaba situado en la segunda planta del edificio. Así teníamos una manera de probar nuestro trabajo -por lo menos para aquellos cuyas fobias de la altura se podrían accionar por esta altura modesta.

Después de una ronda o dos de EFT, muchos de nuestra gente con fobias de la altura comenzaron a replantear su miedo de alturas diferentemente (p.e. miedo de pasar los puentes, miedo de las cosas que caen sobre ellos, las respuestas al miedo con respecto a acontecimientos traumáticos específicos, etc.) Esta característica del “desplazamiento” de respuestas fóbicas es bastante común y nuestro conocimiento de él permite que hagamos nuestro trabajo más a fondo. Las fobias son a veces cubiertas por otras condiciones.

En el caso de Darlene, le pedí que ella se colocara cerca de una puerta abierta alrededor de 10 pies del pasamano del segundo piso. Entonces, mientras tenía al resto del grupo haciendo tapping en sus varias versiones de una “fobia de la altura,” Darlene se supone que hiciera tapping para cosas como, “acercándome a ese pasamano”, “mirando sobre el pasamano”, etc. He hecho esto varias veces en el pasado con gran éxito.

Sin embargo, el miedo de Darlene de alturas no se movió y ella siguió sintiéndose muy incómoda alrededor de ese pasamano. Al recién llegado inexperto, ésta pudiera parecer una falla -un embarazoso fracaso que hace que uno se dé por vencido con el cliente. Toma mucho más que eso, sin embargo, para que EFTólogos experimentados tiren la toalla. En lugar de eso, se hacen preguntas como…

“¿Por qué esto no está trabajando?" ¿Qué está obstaculizando aquí?" “¿Qué condición no hemos tratado todavía?”

Así pues, con mi sugerencia, Darlene se quedó después del taller para que nosotros pudiéramos procurar ir más lejos. Nos colocamos a varios pies del pasamano y continuamos haciendo tapping para todas las cosas usuales, tales como… miedo de acercarnos más al pasamano, miedo de caerse, respuesta al miedo de las líneas convergentes cuando ella miraba para abajo, etc. ¿El resultado? Nada. Ningún progreso cualquiera. Comencé a sondear para otras condiciones contribuyentes haciendo preguntas como…

“¿Si hubiera otra razón detrás de este miedo, cuál sería? ¿Qué le recuerda este miedo? ¿Si usted tuviera otra vida que vivir otra vez, qué persona o acontecimiento usted preferiría evitar?”

Después de algunos minutos, Darlene dijo que ella se había siempre sentido restringida en su vida. Como lo recuerdo, había condiciones de la niñez/ del padre que contribuían a esta sensación de restricción. Aunque es un poco de estiramiento el ligar la “sensación restringida” a un “miedo de alturas,” comenzamos así pues, a hacer tapping sobre “sensaciones restringidas” y materias relacionadas.

En medio de esta serie de tapping, la fobia desapareció. ¡Su miedo hizo “puf”! y ella caminó con confianza hacia el pasamano y miro sobre él con facilidad completa. Su postura estaba relajada, al igual que su voz y actitud en general. Era una transformación literal -fue un alivio “ahora usted lo ve, ahora no” de una emoción limitadora importante. Fue espectacular el observarlo.

Este trabajo es a menudo instantáneo. Darlene no es la única persona que experimenta tal alivio rápido. En muchas ocasiones he atestiguado a clientes sonriendo en medio del procedimiento de tapping de EFT y diciendo, “algo acaba de suceder, no aparenta incomodarme más.” Y tenían razón. La condición yo no tenía más carga. Se fueron las respuestas del miedo, las memorias intrusas, las pesadillas, los dolores de cabeza y el resto de los síntomas relacionados con el problema.

En el caso de Darlene, sin embargo, tuvimos que encontrar la condición verdadera. El miedo de alturas aparecía solamente ser el problema. Era, de hecho, más bien un síntoma de una “condición restringida” mucho más profunda.

La mañana siguiente (momentos antes de comenzar el día 2 del taller) pedí a Darlene si era ACEPTABLE para ella hacer una prueba de la calidad de nuestro trabajo subiendo al cuarto piso y mirar sobre un pasamano. Ella estaba muy relajada y absolutamente dispuesta -evidencia de la calidad de la naturaleza penetrante de su alivio. Pues resulta que, necesitábamos entrar a la habitación de alguien para hacer la prueba. Como esto habría sido socialmente incomodo, decidimos dejar pasar la oportunidad.

Sin embargo, Darlene probó posteriormente nuestro trabajo por su cuenta y acaba de escribirme esta carta. Habla por sí misma.
Hola Gary,

Te escribe Darlene Malott. Asistí y participé en su seminario en la ciudad del estudio, en septiembre. Usted trabajó conmigo en mi miedo de alturas el sábado. El domingo íbamos a probarlo en el 4to piso pero la única manera de hacerlo era entrar en uno de los cuartos de huésped así que decidíamos no hacerlo. De todas formas, dije que estaría dispuesto a probarlo alguna vez en un nivel más alto que la segunda planta. El fin de semana pasado conseguí una oportunidad.

Realmente era un poco más alto que el 4to nivel del piso. ¡Estaba con un grupo que iba de excursión hasta la cima de Eagle Rock en Sedona, Arizona! ¡Fue FABULOSO! No tuve miedo de mirar hacia abajo, ningún vértigo. El único miedo que tuve fue cuando no podía conseguir equilibrio en el labio de una de las repisas. ¡Considero eso ser un miedo razonable y normal! ¡ERA una larga distancia hacia abajo!

De todas formas, pensaba que usted quisiera saber que SI probé el proceso…

Muchas gracias…
Darlene Malott

Traducido por Nidza Busse

InEnglish.gif