La técnica de Imaginería con EFT

Parte 1: ¿Qué es Imaginería?
Parte 2: Cómo aplicar Imaginería
Parte 3: Una experiencia con Imaginería con EFT
Parte 4: Un dolor de mandíbula
Parte 5: Los huesos en la cueva

Por Gwyneth Moss, EFT Master

Parte 3: Una Experiencia con Imaginería en EFT

Mary Nugent asistió a mi curso de formación del Tercer Nivel de EFT. Como parte del curso, enseño y hago demostraciones de la técnica de imaginería con EFT. Esta es una técnica que he desarrollado y que usa la imaginación de la persona para “ir al interior” del síntoma físico con el objetivo de sacar información con la que hacer el tapping. En los otros dos artículos anteriores sobre imaginería con EFT describí la técnica y cómo ponerla en práctica.

En esencia se trata de imaginarte una diminuta luz brillante al final de tu dedo índice; después inspiras lenta y profundamente unas cuantas veces para relajarte (la imaginación florece cuando la consciencia cede), y haces una prueba de imaginación poniendo la luz en tu oreja y haciendo que vaya al interior de tu cabeza con tu imaginación.

Mary dice: “Vi una biblioteca universitaria de estilo antiguo, con ventanas de cristales de colores y lámparas reflejándose en mesas de madera pulida, pero una parte de mi cráneo, alrededor de un cuarto de una entreplanta, estaba repleta de pequeños personajes de viñetas, los “majaderos”, de un tebeo para niños. Los majaderos hacían que todo funcionase eficazmente. Me gustaba esta yuxtaposición de lo ridículo con la sombría biblioteca universitaria. Debo hacer hincapié en que jamás sentí que fuese una persona muy visual, y de hecho nunca me sentí a gusto con los ejercicios de visualización, ya que sentía que siempre era un esfuerzo tratar de conseguir cualquier imagen mental. Sin embargo no fue este el caso con la imaginería.”

Mary tenía un dolor de hombro que le había estado dando molestias durante unos seis meses; ella tenía el aspecto fatigado y exhausto de quien sobrelleva el peso del dolor. El dolor era constante y parecía empeorar por las noches, hasta el punto que le era difícil dormirse y a menudo se despertaba del dolor si se movía durante la noche. Mary es una persona optimista y alegre en general, pero el dolor la estaba hundiendo, y los analgésicos apenas le hacían efecto. Una vez que hicimos la prueba llevamos la lucecita a su hombro, donde inicialmente tenía un dolor de nivel 9.

Mary explica: “Mi primera visión de mi hombro fue que una mitad estaba hecho de una escarcha dura de hielo blanco y la otra mitad estaba hecha de los ardientes fuegos del infierno.”

Hicimos tapping en “Aunque tengo una escarcha dura de hielo y los ardientes fuegos del infierno en mi hombro, me acepto a mí misma verdadera y profundamente, ¡y acepto totalmente lo que sea que signifiquen estas imágenes!”

“Hice brillar la luz de nuevo, y el hielo no era tan afilado ni tan escarchado, sino transparente y atenuado, como si hubiese comenzado a derretirse. Los ardientes fuegos del infierno era más bien brasas – creo que esta vez describí el calor como calor “de abuelita”. Lo cual representaba para mí un calor más suave y afectuoso. Esto hizo que se me saltaran las lágrimas ya que aún echo de menos a mi abuela”.

Hablamos un poco de su abuela, e hicimos tapping de nuevo en el hielo y el calor, mientras ella hacía brillar la luz una vez más: “esta vez sólo tuve un impresión del genio de Aladino. Este genio era como una figura de dibujos con la parte superior del cuerpo enorme, y piernas diminutas con pies que acababan en punta. Sus pies bailaban del frío hielo a las brasas calientes como si se estuviese moviendo del frío hielo a las brasas calientes y a la inversa. Sus pies calientes derretían el hielo, y sus pies fríos enfriaban las brasas.” Era obvio para todo el mundo que ahora Mary se lo estaba pasando bien; se veía más liviana y todos nos reímos con el genio bailarín que saltaba del hielo a las brasas.

Así que hicimos tapping en el genio bailarín. Cada vez que Mary llevaba su imaginación a su interior con la luz e informaba de lo que veía, yo sencillamente le repetía exactamente sus palabras con EFT. “Aunque el genio de Aladino está bailando en el frío hielo y las brasas calientes, y de verdad que no sé de dónde me viene esto, me acepto totalmente.” Después repetimos lo de la luz brillante una vez más. La imagen cambió a una aguja de Cleopatra, clavándose en medio de la parte frontal de su hombro, donde duele más. Hicimos tapping en la aguja y los sentimientos que provocaba, y ella hizo brillar la luz de nuevo.

“Esta vez cuando hice brillar la luz, vi la imagen de una lagartija enroscándose en la aguja; esta lagartija hizo que la punta del obelisco se desafilara. Hicimos tapping y de nuevo hice brillar la luz; la aguja había desaparecido y la lagartija se había enrollado en mi hombro para nutrirlo y protegerlo. “

Para algunas personas una lagartija podría ser algo amenazante o desagradable, pero para Mary esta lagartija era una curandera y protectora. En este momento, ella sonrió abiertamente, se relajó y su expresión se dulcificó, por lo que le pregunté sobre su nivel de dolor, el cual se había reducido a un 2.

Mary menciona “No sólo se redujo mi dolor de forma significativa, sino que el ejercicio me proporcionó una herramienta para usar cuando sintiese dolor o cuando este me impidiese dormir. Esa herramienta era la lagartija; tenía la sensación de que si imaginaba la lagartija enrollada en mi hombro me aliviaría el dolor.”

“Cuando llegué a casa después del taller aún tenía algo de dolor, pero su punto máximo era 5 o 6 en lugar de 9 o 10. La gran diferencia es que podía dormir toda la noche casi inmediatamente sin que me despertase el dolor. Unas dos semanas después, el dolor se fue completamente durante unos seis meses; he tenido algo de dolor de nuevo, pero cuando vuelve, me imagino la lagartija y parece que lo alivia considerablemente.”

“Gwyneth, a nadie le sorprendieron más que a mí las imágenes completamente inesperadas que me vinieron a la mente durante el ejercicio. Como ya mencioné antes, nunca me consideré nada buena en el trabajo con imágenes o visualización, y no tenía ni idea de que mi imaginación pudiese ser tan vívida y variada. Las imágenes también me aportaron mucho humor, y yo creo que para mí el humor es de gran ayuda para movilizar mi energía y obtener una nueva perspectiva de las cosas.”

Me encanta la Técnica de Imaginería con EFT porque proporciona una forma de trabajar con síntomas físicos, tanto agudos como crónicos, ya que es:
• sutil e indirecta
• respetuosa con la intimidad de la persona
• divertida y graciosa
• rápida y eficaz

De hecho ¡eso es lo mejor de EFT!
Gwyneth Moss

Traducido por Ana Saval-Badía Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.