Sentirse apuñalado por la espalda

muchos corazones... un mismo latido

Un dolor en la espalda se muestra ligado a una sensación de traición. Betty Moore-Hafter no puede quitarse de encima su dolor hasta que un incidente con una vecina saca a relucir la traición que le causaba el dolor. Visita el sitio web de Betty.

Traducido con la autorización de www.EFTfree.net
Por Betty Moore-Hafter

Recientemente tuve la experiencia inesperada y desagradable de ser traicionada por alguien a quien creía mi amigo. No era una amistad cercana, pero sí alguien con quien tenía relaciones amistosas y de mutuo respeto. A veces la gente no es lo que uno piensa.

Creo que cualquiera se sentiría herido y enojado. EFT me ha ayudado mucho a lidiar con mis sentimientos. Hace algunos días, comencé a sentir un dolor agudo bajo mi omóplato derecho. Esta es un área vulnerable para mí ya que me había lastimado mientras hacía ejercicio unas semanas antes, pero este era un dolor nuevo y mucho más agudo. Por supuesto, de inmediato pensé “¡mi cuerpo está expresando la sensación de haber sido apuñalado por la espalda!” Así que hice mucho tapping alrededor de esa idea. Pero para mi sorpresa, el dolor no cambiaba. Nada de resultados. Cero cambio. Estaba en un 8 y se mantenía tercamente en 8. Era el tipo de dolor que sólo aparecía cuando hacía algunos movimientos o respiraba hondo. Una media hora después de hacer tapping el dolor no había cambiado en absoluto.

Esa noche me fue difícil dormir porque cualquier posición equivocada traía consigo el dolor, y era tan severo que me despertaba con una sacudida. El siguiente día no hubo cambios a pesar de más tapping. Realmente se sentía como un cuchillo en la espalda una y otra vez. Cada vez que me movía tenía una mueca de dolor. No fue sino hasta el tercer día, mientras escribía mi diario que me di cuenta que tal vez había algo más que trabajar.

A Veces No Es Lo Que Tú Crees

Al escribir mi diario estaba tratando de buscar el origen del dolor. Se me ocurrió que no lo había sentido hasta después de un paseo en el bosque el día que comenzó. Estoy cuidando al perro de un amigo por algunas semanas así que salía mucho al bosque cercano. Es un perro muy dulce pero se siente amenazado por otros perros, así que cuando nos cruzamos con otros que pasean a sus perros, simplemente les pido que mantengan a su perro a distancia. (Quiero mucho a este perro, así que le llamaré “mi perro” el resto del artículo.)

Ese día en el bosque, nos encontramos con una mujer con dos enormes perros sueltos. Inmediatamente le puse la cadena a mi perro y lo acerqué a mí, pidiéndole educadamente que mantuviese sus perros a distancia. Ella se negó y dijo malintencionadamente, “si usted no se pone nerviosa, no va a haber problema.” Para entonces, sus enormes perros estaban encima de mi pequeño perro, oliéndolo y tocándolo con la nariz y mi perro comenzó a gruñir amenazadoramente. Finalmente jalé de la cadena y comencé a correr con mi perro, evitando por poco una pelea de perros ya que todos habían comenzado a ladrar y a actuar nerviosamente. Estaba enojada y le dije “¡Se lo buscó!” Ella tuvo la osadía de gritarme “¡Debería mantener a su perro bajo control!” Aún así, no amarró a sus perros ni hizo el más mínimo esfuerzo por controlarlos, a pesar de habérselo pedido.

Recuerdo que estaba a punto de estallar de cólera mientras corríamos en la otra dirección, y que mi espalda se resintió al tratar de maniobrar con mi perro para sacarlo rápido de ahí. No pasó mucho tiempo hasta que comenzó el dolor.

Tan sólo pensar en el accidente me hizo sentir enojada, así que decidí caminar (¡en otro bosque!) para poder hacer tapping y despotricar.

Hacer Tapping y Despotricar

He descubierto que esta es una gran forma de sacar el enojo de mi sistema. Mientras camino y continuamente hago tapping me desquito verbalmente con la mujer:

¡Qué egoísta! ¡Qué se cree!
¡No puedo creer este tipo de gente!
¿Quién se cree dejando a sus perros correr y atropellar a los demás?
¡Qué persona tan horrible!
(Y muchas palabras y expresiones no aptas para impresión!)

Lo maravilloso de hacer tapping y despotricar es que puedes hacerlo mientras caminas en la calle, y así tienes la privacidad de expresar lo que necesitas y no hace daño. No tienes que hacer ruido. Yo estaba casi susurrando algunas de las palabras, pero ¡qué bien se sentía! Personalmente, creo que ayuda que le dé rienda suelta a mi enojo de una forma que no lastime a nadie, haciendo tapping continuamente para liberarlo completamente de mi sistema.

Cuando sentí que terminé, moví mi cuerpo de la forma que me había causado el dolor de puñalada – ¡y el dolor había bajado considerablemente! Respiré profundamente por primera vez en días. ¡Con sólo una pequeña molestia! Felizmente. Finalmente el agudo dolor de mi espalda se había rebajado a alrededor de 3. ¡Éxito! (desde ese día ha seguido mejorando y ahora es sólo una pequeña molestia.)

Reflexiones

Me pareció fascinante que mi cuerpo pareciese incapaz de soltar el dolor hasta que hice tapping sobre el incidente específico que lo causó. Y sin embargo mis emociones respecto a éste, creo, estaban muy relacionadas con el tema mayor que estaba tratando. Esto es lo que aprendí con esta experiencia:

- Busca el origen de efectos físicos desconcertantes al momento exacto que comenzaron.

En este caso, ser muy literal respecto al tema fue lo que hizo la diferencia. Aún cuando el incidente del perro fue mucho menos importante para mí que la traición con la que estaba lidiando, las emociones alrededor de este tema se habían quedado atoradas y me estaban causando problemas físicos.

- Sé consciente de la sincronicidad.

El concepto Jungiano de “sincronicidad” es el de las coincidencias significativas. La mujer con los perros me había “traicionado” en mi expectativa de que los vecinos serían corteses y agradables. El sentimiento de “¿cómo pudo hacerme esto a mí?” era la forma en la que me sentía respecto a la otra persona. De alguna manera, este pequeño incidente parecía ser el espejo del evento mayor.

- Sé consciente de que un estrés actual puede hacerte físicamente vulnerable.

Sin el estrés que ya estaba sintiendo, el incidente con los perros hubiese sido molesto pero sin tanto impacto físico. Estaba sintiéndome “apuñalada por la espalda” – que fácil fue para mi cuerpo el atorarse alrededor de mi enojo y molestia de ese momento.

Por cierto, sanar las emociones alrededor del incidente del perro pareció que ayudo mucho para soltar mi enojo respecto a la otra situación también. Es casi como si ese incidente que parecía no tener relación me permitió enfocar bien estas emociones para que el tapping las aclarara. Me encanta la forma en que la sanación a veces viene a nosotros en formas misteriosas e inesperadas.

Betty Moore-Hafter ofrece sesiones telefónicas y por skype de EFT, así como personalmente en su oficina de Burlington, Vermont. Puede ser contactada en: www.CreativeEFT.com


Traducido por Maria Elena Blanco - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif