Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Como ayudar a un niño de 9 años con vómitos, desde miles de millas de distancia

¡Hola!

Jasmina Koracev estaba en su casa en Nueva Zelanda mientras que su hijo estaba en Europa visitando sus abuelos. A las 2 de la mañana llegó una llamada alarmante de la abuela porque el niño había estado vomitando por varias horas. Jasmina resolvió todo el problema en media hora haciendo EFT en el teléfono con su hijo. Este artículo les dice como lo logró. Por favor consulte su facultativo para asuntos médicos.


Por Jasmina Kovacev, BSc, EFT CC-ADV

Recientemente mi hijo de 9 años viajó desde Nueva Zelanda hasta Europa para visitar sus abuelos. Hace unos días recibí una llamada alarmante de mi madre diciéndome toda angustiada que no sabía qué hacer. Nicolás estaba vomitando desde las 8 pm hasta las 2 de la mañana y mi madre estaba tan preocupada que quería llamar a emergencia. La primera reacción de Nicolás fue –“No, no quiero ver al doctor, por favor llama a mami, ella me va a ayudar.” Ella me llamó a las 2am de su hora, con la esperanza de que pudiese convencer a Nicolás de la visita médica. Mi primer pensamiento fue en ese tenor, pero entonces pensé, por qué no probar con EFT primero.

Hicimos tapping en:

“Aunque tengo este dolor en mi estomago, soy un buen chico.”
“Aunque tengo este dolor de cabeza en mi frente, sé que estoy bien.”

Oí por el teléfono que empezó a vomitar nuevamente. Durante unos minutos en lo que esperaba por él, hice tapping a distancia para él.
Y continuamos:

“Aunque tengo nausea en mi estomago, yo soy muy buen chico.”
“Aunque me siento mareado en mi cabeza, sé que estoy seguro.”
“Aunque tengo este dolor en mi barriga, me amo y sé que mi mami me quiere también.”

Nicolás me paró diciéndome –“ya estoy bien, me siento cansado y quiero dormir.”

Le pregunté cómo se quería sentir y me dijo que saludable y descansado. Hicimos el trío de elecciones (de la Dra. Carrington) con saludable y descansado:

“Aunque hay algo dentro de mi cuerpo que no va bien conmigo, yo elijo estar saludable y descansado.”

Estaba listo para dormir.

Hice unos 5 minutos adicionales de tapping a distancia para él. En total estuvimos una media hora en el teléfono.

Llamé a Nicolás en la mañana y estaba levantado antes que nadie. Le pregunté como se sentía ahora y su respuesta fue — saludable y descansado. Ambos nos reímos.

Una vez más, he aprendido a “Usarlo en todo” como tu dirías.

A propósito, Nicolás usa EFT regularmente. Los niños no se sienten muy cómodos haciendo EFT en público hasta que verdaderamente lo necesitan. Hace poco tuvo un dolor en su estomago cuando estuvimos en el mercado de vegetales. Me dijo creer que el dolor provenía de comer muchos dulces en la casa de un amigo esa mañana. No me sentí muy feliz con eso y le pregunté que haríamos al respecto. Su respuesta fue — ¿puedo hacer tapping?

Me sorprendí que estuviese preparado para hacer tapping en público, ya que usualmente no le gusta. Su dolor estaba en 9. Yo estaba parada a su lado y observé. Hizo varias rondas y dijo –“está en 5 ahora, voy a hacer más.” Otras tres rondas y Nicolás dijo –“ahora está en 3 y puedo manejar el dolor.” Su vergüenza de hacer tapping en público era más fuerte que el dolor así que se sintió feliz de dejarlo en una intensidad de 3 hasta que regresamos al carro.

Jasmina Kovacek, BSc, EFT CC-ADV

Traducido por Leopoldo Proaño, EFT CC-ADV


InEnglish.gif

Compartir