Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

De la Esclerosis Múltiple a la Libertad Emocional: Estoy escalando una montaña ¡y cuando llegue a la cumbre ondearé mi bandera!

Este informe de Linda Thompson, paciente de Esclerosis Múltiple (EM), muestra lo que es posible conseguir con EFT. Aunque no publicamos las curaciones instantáneas con EFT en enfermedades graves, hemos recibido una larga lista reportándonos éstas y, para aquellos que son persistentes, sabemos de muchas personas que se han visto libres de los síntomas. En cambio, yo busqué EM en webMD.com y encontré que la profesión médica no dispone de ninguna cura y que, básicamente, se desconoce su causa. Aquí cito lo siguiente: "Los médicos todavía no comprenden qué es lo que produce la EM, pero hay datos interesantes que sugieren que la genética, el entorno de la persona, e incluso posiblemente un virus pueden desempeñar un papel en ello." Por favor consulten a un doctor en todos los asuntos de tipo médico.

Por Linda Thompson

Me diagnosticaron EM en 1989 y trabajé de tiempo completo como agente de viajes hasta 2004. Después de muchas presiones emocionales en el trabajo, principalmente causadas por conflictos interpersonales, comencé a sentirme confusa y abrumada, y a tener dificultades con la movilidad y el equilibrio. Descubrí también que mi organismo estaba creando anticuerpos que neutralizaban el medicamento inyectable que recibía, por lo que era como si estuviera tomando un placebo.

En junio yo usaba bastón y tenían que acompañarme si me aventuraba a salir de la oficina, y en julio no podía mover mi pie izquierdo, presentaba visión doble, vértigo severo, problemas en la vejiga, dolor neuropático, una fatiga aplastante, problemas con la comprensión y la memoria, y la lista seguía y seguía. Me recostaba en el sofá incapaz de moverme y ni siquiera podía procurarme un vaso de agua o ir al baño sin la ayuda de mi esposo (Bill).

Como Bill laboraba por su cuenta, él se tenía que ir a trabajar o no llegarían ingresos a nuestra economía familiar, ya de por sí bastante apretada, por lo que mi madre de 75 años de edad viajó desde Ontario para venir a ayudarnos. Al principio ella se propuso quedarse sólo por dos de semanas, que se convirtieron en cinco. Cuando ella se fue yo utilizaba una andadera y no salía todavía de casa. Estaba triste y débil y me sentía como si estuviera llena de electricidad. Era como si hubieran saboteado la instalación eléctrica de mi cuerpo y todos los mensajes hicieran corto circuito antes de llegar a su destino.

Después de que mi madre volviera a Ontario emprendí el largísimo viaje de sanarme a mí misma. Fui a fisioterapia, tomé muchos suplementos, vi a un terapeuta que aplica NMT, que es otra terapia energética que en verdad me ayudó a sanar más rápido. Estuvo también en mi casa una terapeuta de Healing Touch que es enfermera certificada, recibí masaje terapéutico, seguí los consejos de mis médicos, cambié de medicación y traté de mantenerme positiva todo el tiempo.

A veces es más fácil decir las cosas que hacerlas y luego de 10 meses de alcanzar lo que a mí me parecía un gran progreso, perdí el equilibrio y me caí. Como resultado de la caída me fracturé las costillas y sufrí tendonitis, ingresando a fisioterapia por estas lesiones. Pasaron 9 meses más antes de que yo pudiera volver a mi régimen de recuperación para la EM, por lo que entré en depresión. Comencé a tomar Zoloft y de inmediato me sentí más positiva aunque, conforme pasaba el tiempo, muchas emociones fueron infiltrándose nuevamente en mí. Conocí EFT por una amiga que me trae a su hija a clases de arte, puesto que también soy una artista.

Mi amiga (Doreen) me mostró el sitio web de EFT y me dio una rápida demostración de la Receta Básica afuera en el piso. No pude descargar el manual por lo que tuve que esperar a que ella me trajera un ejemplar. Entretanto yo trabajé "de manera global" en la irritabilidad. Después de una semana, algo que me había irritado la mayor parte de mi vida (mi irritabilidad) prácticamente se había esfumado.

Recibí el manual, aunque sólo la primera mitad, y Doreen dijo que tal vez fuera todo lo que yo necesitaba. Lo leí y comencé a aplicarlo a "todas mis cosas" y todas comenzaron a disolverse. Sin embargo, aunque mi fatiga se disipaba después de una ronda de tapping, permitiéndome realizar algunas cosas, regresaba siempre. Mi consigna era "No me importa estar discapacitada pero quiero tan solo que la fatiga se marche”, de modo que pensaba que esta era mi mayor desafío.

Empecé a leer el tutorial y al llegar a la parte que dice "cuando los achaques físicos se resisten a sanar", examiné algo mi espíritu y decidí que no tenía nada que perder si trataba de ponerme a caminar sin ayuda (sin andadera, sin bastón, sin ayuda) mientras la siguiente prioridad en mi lista era poder sacar a mis perros a pasear. Esto era algo que no había hecho en más de 2 años.

Después de varias rondas de EFT y al descubrir las emociones subyacentes a no querer mejorar, caminé fuera de la casa y por su entrada sin ayuda. En ese punto estaba tan emotiva que empecé a llorar. Tardé como una hora. Al reflexionar me di cuenta de que lo había hecho durante el tiempo de mi siesta. El efecto positivo adicional fue que la fatiga se había desvanecido. Ahora, después de dos semanas, ya no tengo que descansar durante el día; me levanto temprano y me mantengo en pie hasta las 11 p.m. la mayor parte de las noches. ¡En toda mi vida nunca había tenido tanto tiempo para vivir!

Desde ese día (4 de Julio) he estado estudiando EFT y aplicándolo a mí misma constantemente. En este momento he arrancado tantas de mis malezas que me siento casi en total libertad emocional. Ya no me da miedo manejar, veo el mundo a través de unas lentes diferentes, he aplicado tapping a casi todos los aspectos de mi vida y me siento emocionada acerca de mi futuro que, por cierto, va a ser grandioso – lo puedo sentir.

He ayudado a tanta gente hasta ahora, y tengo tal cantidad de amigos que paso mis días y mis noches ocupada, ocupada, ocupada. Les he ayudado con sus penas, sus malos recuerdos, dolores de espalda, síntomas de EM (yo sola y ayudándonos mutuamente), fiebre del heno, arritmia cardiaca, daño cerebral (él no tenía memoria de corto plazo y después de una media hora y de saber que era puertorriqueño, me dijo, con aire despreocupado, lo que había cenado la noche anterior: puré de papas cultivadas orgánicamente ¡y la más estupenda de las salsas!), depresión situacional (eso sucedió hoy – mi amigo llegó en llanto y terminó llorando de risa), y así podría continuar.

El viernes vuelo a Toronto para atender a mis padres, quienes, por supuesto, están bastante escépticos (aunque para mí está bien eso). Hace tres semanas ¡por nada del mundo yo habría viajado sola en un avión sin que estuviera mi esposo para ayudarme! Aún solicito una silla de ruedas en el aeropuerto pues no camino a la perfección "todavía", y algunas veces me olvido de que estoy un poco incapacitada y me caigo de las escaleras, etc. (pero también eso está bien para mí).

Felicitaciones, Linda Thompson

Traducido por Francisco Murillo Domínguez

InEnglish.gif


Compartir