Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Usando EFT en la sala de emergencias: cede una furiosa infección en la vejiga

Este fascinante artículo es del Dr. Gerry Shigekawa, un quiropráctico. Él llevó a su esposa a la sala de emergencias del hospital debido a su frecuente necesidad de orinar, dolores pélvicos y sangre en la orina. Se le practicaron análisis de sangre y el problema fue considerado severo. A pesar de ello, Gerry y su esposa usaron EFT en la sala de emergencias y resolvieron el problema. Esto raya en la imposibilidad médica. Noten los diversos enfoques utilizados. Por favor consulten a su doctor para cualquier problema médico.


Por Gerry Shigekawa, DC

Hola Gary:

Aquí presento el caso de cómo EFT puede resultar efectivo para “todo”:

Hace algunos días, mi esposa llegó a casa por la tarde, y sin ninguna razón aparente empezó a presentar un caso extremo de diuresis (frecuente necesidad de orinar). En principio, pensó que se debía a que había consumido un té helado grande y una limonada con la comida. Pero presentaba esta urgencia incontrolable de orinar, teniendo que ir al baño cada 5 ó 10 minutos.

Se empezó a preocupar cuando se percató de que su orina estaba teñida de sangre. Se preocupó más cuando empezó a presentar dolores pélvicos. Continuó haciendo viajes frecuentes al baño, y cuando la orina empezó a estar fuertemente teñida de sangre, me llamó y me puso al tanto de lo que sucedía. Así que decidí, sólo para estar seguros, que iríamos a la sala de emergencias (SE) del hospital local.

Cuando fuimos a la SE local, y con los síntomas de mi esposa de frecuente necesidad de orinar, dolor pélvico y algo de sangre en la orina, nos percatamos de que esto no representaba una prioridad alta en el protocolo de selección. Así que, mientras esperábamos para ser atendidos, empezamos a hacer tapping. Dado que no sabíamos con qué estábamos enfrentándonos, hicimos tapping con los síntomas: “Aunque no puedo contener mi vejiga…”, “Aunque tengo este dolor pélvico…”, “Aunque hay sangre en mi orina…” “…completa y profundamente…”.

Los viajes al baño se mantuvieron constantes alrededor de cada 5 ó 10 minutos, sin embargo, después de 30 minutos, el dolor pélvico se incrementó a 10+ (en una escala de intensidad de 0-10), y la orina ahora estaba rojo oscuro por la sangre. Mi esposa ahora estaba algo preocupada y atemorizada así que incluimos eso en la frase de preparación, y yo agregué la afirmación de elección: “…elijo creer que mi inteligencia innata, con toda su sabiduría suprema, llevará a mi cuerpo, mi mente y mi espíritu nuevamente a un estado de armonía y detendrá este dolor y esta sangre en mi orina”.

Continuamos haciendo tapping, con interrupciones cada 15 minutos para ir al baño. Continuamos haciendo tapping con los sentimientos que mi esposa presentaba… el temor, la preocupación, el dolor… por más de una hora hasta que mi esposa finalmente fue atendida por un médico de la SE. Le tomaron una muestra, le adjuntaron una orden urgente de análisis, le tomaron los signos vitales, y esperamos los resultados.

Mientras esperábamos continuamos haciendo tapping. Tomó otra hora y 20 minutos para que nos dieran el informe con los resultados del análisis de orina. Durante ese tiempo, conforme hacíamos tapping, el dolor pélvico bajó a 3 y la orina se empezó a aclarar. Cuando el doctor de la SE regresó con el informe de los análisis, todos los resultados eran: “DNPSC” lo que significa “DEMASIADO NUMEROSOS PARA SER CONTADOS”…el diagnóstico era una furiosa infección de la vejiga. Pero dado que la orina ya había sido tomada, continuamos haciendo tapping y los síntomas de mi esposa se habían reducido significativamente. Así que le pedí al doctor de la SE que si podría hacerme el favor de tomarle otra muestra de orina.

La primera muestra de orina había sido tomada hacía más de una hora, y conforme a los procedimientos médicos normales, no debería haber ningún cambio en ese lapso, pero yo le dije al médico que gustosamente pagaría por el segundo análisis de orina… así que, con algo de renuencia, le tomó otra muestra de orina y fue llevada al laboratorio con una orden urgente. Continuamos haciendo tapping añadiendo: “…le estoy solicitando a mis sistemas inmune, nervioso y circulatorio que envíen linfocitos, células T y células NK a la vejiga…”. El informe mostró resultados en los rangos altos, pero aún así resultaban muy diferentes del análisis de orina original. La explicación dada fue que “¡el laboratorio tal vez cometió un error! …pero sólo como precaución, voy a mandarle un antibiótico para la infección de la vejiga…”

Habíamos permanecido alrededor de 4 ½ horas en la SE, haciendo tapping mientras esperábamos. ¿Fue un error en el trabajo del laboratorio, una casualidad, o simplemente una “remisión espontánea”? Yo creo que fue EFT permitiéndole al cuerpo sanarse a sí mismo… tal vez ésta sea una explicación demasiado ecléctica como medio para proporcionar una explicación médica. Cuando regresamos a casa, la frecuencia en la necesidad de orinar había parado, el dolor pélvico se había ido, y no había sangre en la orina. Ella durmió bien esa noche, sin tener que despertarse para orinar, se levantó a la mañana siguiente y no ha presentado problema alguno desde entonces.

Como un beneficio adicional a los problemas de mi esposa, durante uno de sus viajes frecuentes al baño, me percaté de que la sala de espera de la SE era un manicomio esa noche. Sólo había lugar estando de pie, con adultos, infantes, niños y ancianos esperando ser atendidos. Había cuando menos media docena de niños de todos los tamaños… bebés, infantes, y niños, todos en varios grados de incomodidad. Algunos gritaban, otros lloraban, pero todos mantenían el nivel de decibeles bastante alto… El ruido era inaguantable por momentos.

Así que mientras mi esposa estaba en el baño, yo decidí que no haría ningún daño si yo hacía tapping en sustitución (en mi persona) para los niños. Así que empecé a hacer tapping mientras miraba y me enfocaba en los diversos niños que estaban en la sala. Hice tapping para los niños con la frase de preparación: “Aunque no me siento bien, y no sé lo que pasa conmigo, sé que mi mami y mi papi me trajeron aquí porque me aman. Sigo siendo un gran niño.” Yo miré en dirección de cada infante o niño e hice tapping. Después de alrededor de 15 minutos, cuando mi esposa regresó del baño, lo primero que dijo fue “¿a donde se fueron todos los niños?” Le dije que estaba haciendo tapping para ellos. Algunos de los niños todavía estaban inquietos y continuaban mostrando algo de incomodidad, pero ya no lloraban ni gritaban incesantemente. Había un quejido y un lloriqueo fuerte ocasional, pero ya no había gritos. Creo que esto se debió a lo de “Beneficios Compartidos” de EFT. Nuevamente, ¡EFT al rescate!

Gerry Shigekawa, D.C.

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif


Compartir