Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Finalmente se alivia una parálisis después de que todo lo demás falló

Escuchen esta extraordinaria historia de Steve Morris, de Singapur. Él experimentó una severa parálisis en la cancha de tenis y consultó a una gran variedad de sanadores. Dijo: “Una gran variedad de ‘profesionales de la salud’ no pudieron encontrar el problema”. Sin embargo, después del diligente uso de EFT, se ha recuperado casi completamente. Dice: “Los doctores estaban anonadados”.


Por Steve Morris

Han pasado casi dos años desde mi parálisis y apenas me estoy sacudiendo los últimos bloques helados de mis manos y pies. Me siento contento por mi renovada recuperación pero no puedo evitar preguntarme por qué tuve que esperar tanto tiempo. La medicina tradicional no pudo ayudarme. La mayor vergüenza es que podría haberme ayudado desde un principio pero para hacerlo, habría tenido que liberarse de todos sus prejuicios. Creo que EFT y otras técnicas de sanación con energía son las responsables de mi casi completa recuperación.

Mi parálisis empezó en agosto de 2003 en una cancha de tenis. Cuando contesté una pelota empecé a sentir punzadas eléctricas que iban hacia arriba de mis brazos hasta el cuello. Agarrar la raqueta con más fuerza sólo empeoraba la intensidad de las punzadas. Pero peor que las punzadas resultaba mi incapacidad para moverme a voluntad. En verdad que yo no podía correr. Aún cuando quería correr para alcanzar la pelota, mi cuerpo se mantenía congelado en su lugar. Aún caminar se estaba convirtiendo en una tarea difícil, ya que tenía que alzar y bajar conscientemente mis piernas. A continuación caí hacia atrás y perdí casi todo el control de mis piernas. Me sentí como si hubiera pellizcado un nervio de mi espalda que estaba impidiendo mis movimientos.

Empecé con fisioterapia al día siguiente. Mi terapeuta encontró los nudos en mi espalda debidos a sesiones previas relacionadas con el estrés y con heridas deportivas, pero por más que trató, sesión tras sesión, mis piernas no mejoraron.

Una amplia variedad de ‘profesionales de la salud’ no parecían encontrar el problema. Sin poder diagnosticar el problema, la solución también resultaba un misterio para ellos.

Finalmente, después de muchas visitas a terapeutas tanto tradicionales como holísticos, se me informó acerca de una técnica llamada EFT. Abierto para probar cualquier cosa que pudiera ayudarme, decidí explorarla con mayor profundidad. Asistí a uno de los talleres de Gary Craig y desde la primera vez que probé EFT en la clase, sentí una diferencia. Inspirado por los resultados proseguí a tomar un nivel más alto de clases de EFT, tanto con Gary Craig en los Estados Unidos de América, como con Silvia Hartmann en Europa, obteniendo la certificación de EFT ADV y CP AMT. Mediante la práctica regular de EFT, gradualmente mi propia parálisis se alivió hasta que recuperé la movilidad total de mis piernas nuevamente (los doctores estaban anonadados). ¡Incluso he regresado a la cancha de tenis! Ocasionalmente se presenta una pequeña recurrencia que afecta mis piernas, ¡pero con una concentrada sesión de tapping puedo aliviarla!

Deseando compartir esta increíble herramienta de sanación con tantos como fuera posible, empecé a realizar talleres y consultas privadas a través de mi Consulta de Liderazgo y Desarrollo Personal. Personalmente he sido testigo de cientos de historias exitosas y he podido ayudar a muchas personas a resolver sus problemas personales mediante EFT, siendo estos de índole físico o emocional. A nombre mío y de aquellos quienes han sido ayudados mediante EFT, deseo enviar un agradecimiento sincero a Gary por su continuado compromiso hacia EFT.

Steve Morris

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif


Compartir