Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Un inteligente caso de “perseguir el dolor”


Rehana Webster de Nueva Zelanda nos lleva en un iluminador viaje donde ella “persigue el dolor” para su cliente (usa EFT en el dolor y éste se mueve en el cuerpo). En un momento dado, encuentra un tema emocional e inyecta una inteligente idea de “igualar y poner a ritmo” junto con EFT para resolver tanto el problema físico como el emocional.
Por Rehana Webster

Estaba presentando un taller de nivel 2 de EFT recientemente y pregunté si alguno de los participantes tenía algún dolor con el que pudiésemos trabajar para demostrar la técnica de “perseguir el dolor”.

Uno de los participantes dijo que había desarrollado recientemente un dolor en sus hombros y su cuello. El pasó al frente para que pudiésemos trabajar en el dolor.

Localizamos el dolor precisamente y notamos que estaba más en el hombro y cuello izquierdos. Entonces lo calificamos en 10 e hicimos tapping en el dolor del cuello y hombro.

“Aún cuando tengo este agudo dolor en mi cuello que irradia hacia mi hombro… me acepto y amo.”

Después de un par de rondas de tapping usando el método corto, calificamos el dolor y había bajado de 9 y 7 a 6 y se había movido de lugar.

Seguimos el dolor alrededor del área del hombro de la izquierda a la derecha y de vuelta. Había desaparecido completamente del cuello. La intensidad seguía en 4 en el hombro izquierdo así que pregunté al participante si había algún componente emocional en el dolor de hombros.

“Si, ¡es mi hermana!” Contestó. Él iba a encontrarse con su hermana y había estado dándole pavor porque su hermana menor (ahora de 50) era un dolor en el cuello. Andrew dijo que su hermana era manipuladora y hacía que todos los hermanos se sintieran culpables porque ella era ‘pobre’ y todos los demás tenían dinero porque tenían trabajo.

Hicimos tapping en el futuro reencuentro y cómo Andrew se sentía respecto a otro pavoroso evento anual que sería igual a los pasados, con Pam tratando de hacer que todos se sintieran culpables.

Así que pregunté a Andrew si le gustaría hacer un juego de roles respecto al evento mientras hacíamos tapping en él. Él estuvo de acuerdo y me dijo que lo que más le molestaba era la frase que Pam usaba frecuentemente para negar lo que otros tenían que decir:

“¡Sí! ¡Sí! Todo está bien para ustedes porque tienen trabajo y bastante dinero”.

Esto tenía la respuesta deseada de hacer que el resto se sintiese culpable y le diera a Pam dinero o regalos.

En el juego de roles introduje la técnica de PNL de igualar y poner a ritmo que podía ser muy efectiva en la situación. Para igualar y ponerse a ritmo, uno requiere convertirse en espejo del comunicador, no importa cómo sea su comunicación. Estuvimos de acuerdo que yo fingiría ser Pam y Andrew podría practicar igualar y ponerse a ritmo.

Al principio Andrew tenía una gran resistencia a usar esta técnica. Evaluamos su resistencia en 9 e hicimos tapping diciendo:

“Aún cuando me siento tonto repitiendo esta frase, puedo elegir probar una nueva manera de responder a mi hermana.”

Después de un par de rondas de tapping Andrew estaba riendo y decía que no podía esperar a probar el igualar y poner a ritmo.

Me senté en frente de Andrew y le pedí que hiciese tapping mientras hacíamos juego de roles.

PAM: “¡Sí! ¡Sí! Todo está bien para ustedes porque tienen trabajo y bastante dinero”.
ANDREW: “¡Sí! ¡Sí! Todo está bien para mí porque tengo trabajo y bastante dinero”.

Repetimos esto varias veces y probamos variaciones. Podía ver que Andrew estaba realmente entendiendo esto de igualar y ponerse a ritmo. Después de todo, estaba de acuerdo 100% con Pam, así que ¿dónde estaba la culpa? Estaba en cero. El dolor en el hombro también estaba en cero.

Después de nuestro taller, Andrew no podía esperar para usar sus nuevas habilidades. Estaba emocionado por la convivencia familiar. Su último comentario antes de irse fue que ahora había experimentado de primera mano cómo EFT podía usarse para cambiar los sentimientos respecto al futuro. Habíamos tomado un miedo al futuro y lo cambiamos en un sentimiento positivo.

Mientras nos despedíamos, nos dijimos ¡Si! ¡Si! Y reímos mucho. El disparador negativo se había cambiado a uno positivo.

Rehana

Traducido por María Elena Blanco - Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif


Compartir