Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

¿EFT para la esquizofrenia?

Hola a todos,

A menudo me plantean la cuestión general: “¿EFT funciona con __________?” No hay manera de responder con precisión a esa pregunta cada vez que la hacen, porque el número de posibles dolencias humanas completa una lista imponente. Por eso, mi respuesta estándar es la misma que resuena a lo largo del Curso de EFT: “¡¡Pruébalo en todo!!” Los EFeTeros experimentados saben que ha funcionado en casi todas las dolencias a las que se ha aplicado. Obviamente, algunos trastornos requieren más habilidad que otros, pero, con la aplicación adecuada, EFT ha demostrado ser beneficiosa para casi todo.

Menciono esto porque la Dra. Patricia Carrington nos trae la evidencia de que EFT proporciona beneficios significativos para enfermedades mentales graves como la esquizofrenia. Aunque estos esfuerzos se encuentran en sus etapas iniciales, usted verá más abajo una evidencia clínica de que EFT es útil para reducir la experiencia de escuchar voces y ruido de fondo.


Por la Dra. Patricia Carrington

Estimada lista,

Todos sabemos que EFT puede lograr cosas extraordinarias, eso no es noticia. Pero sí es noticia cuando descubrimos que puede tener impacto en dolencias que habitualmente pensábamos que eran de origen orgánico y se consideran hereditarias, especialmente las que suelen tratarse de manera casi exclusiva con medicación. Antes he escrito sobre algunos efectos extraordinarios de EFT en afecciones como el retraso mental grave, y hoy quisiera presentar algunas pruebas preliminares de que EFT se puede utilizar para ciertos síntomas de esquizofrenia o psicosis relacionadas.

Los hallazgos que voy a compartir con ustedes me llamaron la atención durante las consultas con un equipo de salud mental muy concienciado, en una clínica de pacientes externos de Erie, Pennsylvania -la Stairways Behavioral Health. El informe es sólo exploratorio, pero el mismo hecho de haber obtenido estos resultados preliminares justifica, en mi opinión, que valga la pena divulgarlos.

Gary Boetger, el Director Médico de la Stairways Behavioral Health, se enfrentaba a un dilema, como tantos administradores de clínicas de salud mental. La clínica sólo está autorizada a tratar pacientes con diagnósticos muy serios, como psicosis graves, por lo que generalmente sólo se atendía en la clínica a pacientes con un largo historial de enfermedad mental.

Sin embargo, como es típico en todo Estados Unidos, la clínica sólo dispone de financiación para la asistencia de la salud mental. Este es el caso de todos los EE.UU. y Pennsylvania probablemente está más avanzado que otros muchos estados en su apoyo a los servicios ambulatorios de salud mental. Sin embargo, el presupuesto es ajustado y aún se aprieta más en la actual economía. El resultado es que los consejeros de la clínica han programado a fondo cada minuto de su tiempo, ocupándolo para atender a estos pacientes. De modo que la mayoría de pacientes sólo pueden ser vistos una vez cada dos semanas. Sabemos cuánto impulso se pierde cuando las sesiones se posponen tanto tiempo, y con todo esto encaja el hecho de que un sólido complemento del tratamiento estándar habitual, como suministrar una terapia de energía, podría ser de gran ayuda a estos pacientes. En opinión de Gary Boetger, las técnicas de energía como EFT podrían, por necesidad, desempeñar un papel importante en el futuro de la prestación de salud mental para pacientes ambulatorios.

En consecuencia, algunos miembros del equipo profesional de la Stairways han empezado a utilizar con cautela EFT a una población de pacientes con quienes no se habían probado previamente terapias de energía. Lo que voy a informar aquí se refiere sólo a dos pacientes para estar segura, pero parece importante tenerlos en cuenta porque probablemente representan el primer uso divulgado de EFT a un importante síntoma psicótico, como son las alucinaciones.

El primer informe trata de un joven que sufre trastorno esquizoafectivo (una forma de esquizofrenia que consiste en episodios maníacos o depresión, así como los síntomas familiares de esquizofrenia. Él sufría esta enfermedad desde la adolescencia y experimentaba, según el informe del caso, “extraños delirios religiosos”. De niño observó a su padre abusando sexualmente de su madre y estos recuerdos se han mantenido perturbándolo profundamente, sobre todo desde que tiene un fondo religioso fundamentalista. Este joven oye con frecuencia “voces” que le hacen soltar obscenidades en público, para su profunda humillación. Él intenta no seguir estas órdenes de las voces, pero aunque a veces no se siente obligado a hacerlo, con más frecuencia no tiene control sobre las voces alucinadas o cómo afectan a su conducta.

En un intento de ayudarle a ganar cierto control sobre estos molestos síntomas, su terapeuta de la clínica le enseñó recientemente EFT y le sugirió que la usara siempre que empezara a oír voces ordenándole hacer cosas que él no quería hacer. Si bien no conocemos la fórmula exacta que utilizó con este joven, el terapeuta la describe aproximadamente con la siguiente frase: “Aunque estas voces me atormentan y me ordenan decir cosas obscenas, sé que Dios me ama”. La inclusión de Dios en la frase preparatoria fue muy reconfortante para él y representa una interesante y útil variación de la frase estándar de autoaceptación.

Este hombre es calificado como “obsesivo-compulsivo”, por lo que es bastante disciplinado, así que empezó a hacer tapping sistemáticamente cada vez que las voces aparecían y le ordenaba gritar palabras obscenas. Cuando volvió a su cita en la clínica dos semanas después, informó de que había estado utilizando EFT con éxito considerable para controlar las voces. Aunque aún las oye, dice que no respondía a ellas de la misma manera cuando usaba EFT -le ayudaba claramente a conseguir control sobre las alucinaciones- y también informó de que las voces eran menos frecuentes si utilizaba EFT. Por supuesto, sólo podemos especular sobre lo que pudiera suceder si pudiera hacer una terapia más intensiva en la que EFT se podría utilizar para ocuparse de los recuerdos perturbadores del abuso sexual de su padre a su madre, el siguiente paso lógico por el que pasaría en este tipo de tratamiento.

En el mismo sentido, aunque no tan dramático, un caso sobre el control de síntomas psicóticos, la clínica informa sobre otro joven, también diagnosticado como esquizoafectivo, que suele escuchar un inquietante “ruido de muchedumbre” –no como el tinnitus, sino como un sonido de mascullar, como voces de una multitud en que las palabras no pudieran distinguirse. Esto era sumamente molesto para él. Su terapeuta decidió usar EFT para ayudarle a controlar el desagradable ruido de muchedumbre y juntos formularon la siguiente frase preparatoria: “Auque a veces estoy trastornado, molesto y confundido por ese ruido de fondo que no puedo identificar, me amo y me acepto completa y profundamente.” El estaba experimentando el ruido en el momento de hacer el primer tapping, pero al final de la sesión el sonido había desaparecido totalmente.

Cuando se volvieron a ver, dos semanas después, informó de que no había usado EFT “tan a menudo como debería” (una reacción común de los pacientes, sobre todo si están demasiado angustiados para poder ocuparse de sus propios síntomas), pero que la había usado una o dos veces cuando el ruido le estaba molestando, y en cada ocasión el ruido había desaparecido completamente. Parece que cada vez que oía el murmullo de la muchedumbre, podía hacerlo desaparecer usando EFT.

Estos resultados son escasos y, por supuesto, provisionales, porque tenemos todavía sólo dos informes, pero debe tenerse en cuenta que no tenemos ningún informe de EFT utilizándose con síntomas alucinatorios y FALLANDO –sólo estos dos éxitos. Posiblemente algunos de ustedes que leen este informe conozcan otros casos en que se ha utilizado EFT con pacientes que experimentaban alucinaciones. Si es así, sería de gran ayuda para todos nosotros si pudieran informarme y yo le haría llegar la información a los demás. Investigando en este uso para síntomas psicóticos graves estamos explorando lo desconocido y siguiendo el consejo de Gary: “Pruébalo en todo”. A la larga, este consejo puede producir resultados valiosos.

Patricia Carrington, PhD

Traducido por Manuel Escalona

InEnglish.gif