Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Trabajo continuo con EFT para un problema de osteoartritis—un acercamiento interesante al problema

Saludos a todos,

Creo que quedarán impactados con la lectura de este artículo de Patzia González Baz. Pongan atención a las metáforas y distintos acercamientos que utiliza para ayudar a mejorar la osteoartritis de su consultante. Ella describe uno de sus acercamientos de la siguiente manera: "En la siguiente sesión, invité a Estela a que cerrara los ojos y a que se imaginara viajando al interior de su rodilla. Bebió una "poción invisible para disminuir su tamaño" (es aficionada de los libros de Harry Potter) y eligió viajar a su rodilla acompañada del Profesor Dumbledore como su mentor y apoyo. Describió el interior de su rodilla como una caverna de un rojo intenso, con una tubería que estaba anudada y que goteaba un líquido gelatinoso encharcado en el suelo."
Por Patzia González Baz

Hola Gary:

Estela (no es su nombre real) vino a consultarme recientemente debido a un problema de osteoartritis en su rodilla derecha; tenía ahí mismo un edema debido a un quiste de Baker (una hinchazón benigna que se da en la parte posterior de la articulación de la rodilla.) tenía bastante dolor en la rodilla. Su médico le había dicho que lo único que podía hacer era ponerse hielo en la rodilla y tomar analgésicos; también podía optar por una inyección de cortisona en la rodilla.

Estela estaba tomando analgésicos, y le habían destrozado el estómago. Me preguntó si podía controlar el dolor con EFT. Mi respuesta es que podíamos trabajar con los componentes emocionales de su dolor y de su artritis, y que probablemente no sería un caso de "milagro al minuto." Hemos tenido sesiones semanalmente de septiembre a noviembre. Al inicio, su nivel de dolor era de 9 en una escala del 0 al 10, y tenía la pierna bastante hinchada de la rodilla al talón. Algunos ejemplos de las frases que utilizamos para el golpeteo son:

Aunque tengo este dolor intenso en mi rodilla derecha…
Aunque me consterné cuando me dijeron que tenía osteoartritis...
Aunque tengo osteoartritis…
Aunque la doctora sonrió cuando me dio el diagnóstico…
Aunque la doctora me dijo que es una enfermedad incurable…
Aunque la doctora no quiere que la esté molestando con mis síntomas…
Aunque me duele la rodilla cuando me despierto en las mañanas…
Aunque no puedo sentarme con las piernas cruzadas…

No estábamos avanzando, cuando Estela mencionó que ¡su mamá había estado encantada cuando le habló para decirle el diagnóstico!

Aunque mi mamá está encantada de que tenga osteoartritis…
Aunque puedo oír el gusto en su voz…
Aunque me aterra pensar que voy a acabar en silla de ruedas igual que mi mamá…
Aunque juré que no iba a ser como mi mamá y ahora tengo la misma enfermedad…

También golpeteamos en torno a la "peor" memoria que tenía con su mamá. Al final de la sesión, el dolor de Estela había bajado a 6, pero su pierna seguía hinchada.

Bueno, el hecho de que estuviéramos avanzando tan lentamente me tenía intrigada. En la siguiente sesión, invité a Estela a que cerrara los ojos y a que se imaginara viajando al interior de su rodilla. Bebió una "poción invisible para disminuir su tamaño" (es aficionada de los libros de Harry Potter) y eligió viajar a su rodilla acompañada del Profesor Dumbledore como su mentor y apoyo. Describió el interior de su rodilla como una caverna de un rojo intenso, con una tubería que estaba anudada y que goteaba un líquido gelatinoso encharcado en el suelo.

Aunque la caverna es de color rojo intenso….
Aunque la tubería tiene un nudo…
Aunque la tubería gotea un líquido gelatinoso…
Aunque ese líquido gelatinoso está encharcado en el suelo…

Entonces le pregunté a Estela, ¿qué sentimiento surge en ti al observar esta caverna con el líquido gelatinoso? Dijo que se estaba ahogando y que lo que surgía era tristeza.

Hicimos tapping en torno a la sensación de ahogo, y para la tristeza. En ese momento, surgió el recuerdo de cuando su papá se despidió de ella y le dijo que él y su mamá se iban a divorciar. Estela se había "hecho la fuerte" y nunca había llorado. Estela tenía 7 años en ese entonces y no tenía a nadie con quien hablar y expresar su dolor. Había tenido que ser fuerte. Ejemplos de las frases que usamos para hacer tapping:

Aunque papi me estaba diciendo adiós, era una niña linda y buena.
Aunque estaba triste, asustada y sola…
Aunque no quería que se fuera mi papá…
Aunque mi papi se ve tan triste…
Tiene el sombrero en sus manos…
Aunque fui muy fuerte, ahora elijo expresar mi tristeza.
Aunque me estaba ahogando de tristeza, ahora puedo expresar como me siento…

Por primera vez, Estela se estaba conectando con todos los sentimientos que había enterrado alrededor de esta experiencia, y los fue expresando mientras golpeteábamos ronda tras ronda.

Aunque me siento increíblemente triste…
Aunque me siento tan dolida…
Aunque me siento sola…
Aunque creo que hice mal algo para que esto pasara…

Al terminar la sesión, el dolor había bajado a 0 y el edema se redujo en un 80%. Mencionó que el interior de su rodilla ahora tenía un color rosa brilloso, había sólo un poco de la sustancia gelatinosa en el piso, y la tubería se veía recta y normal.

Hemos seguido trabajando este evento, y además hemos trabajado su relación con su mamá durante el divorcio. Estela puede subir y bajar escaleras sin dolor, y puede sentarse con las piernas cruzadas a ratitos. Todavía tiene un poco hinchada la rodilla; no ha desaparecido del todo el quiste de Baker. ¡Ha habido una increíble mejoría y seguimos haciendo tapping!

Gracias Gary,
Patzia González-Baz

Versión en castellano por la autora Patzia González Baz
www.HealingHeartsCentre.com/espanol
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif

Compartir