Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

EFT, el síndrome de fatiga crónica y los trastornos autoinmunes

Jo Hainsworth, de Nueva Zelanda, que padecía el síndrome de fatiga crónica, comparte con nosotros su punto de vista sobre esta enfermedad y otros trastornos autoinmunes relacionados. Nótese que Jo no es médico y por lo tanto estas ideas no tienen porqué reflejar la opinión médica.
De Jo Hainsworth

Hola Gary:

He recibo tantos correos debido al artículo con ideas para mejorar la frase preparatoria de EFT, especialmente en relación con el tema de estar a salvo en enfermedades autoinmunes, que pensé que tal vez a tus lectores les interesen más ideas sobre lo mismo desde el enfoque de la autoinmunidad.

He padecido el síndrome de fatiga crónica (Síndrome de fatiga crónica/Encefalomielitis miálgica/Síndrome de fatiga crónica y trastorno inmunológico) durante muchos años y me he curado completamente a consecuencia de EFT, por lo tanto sé que es posible y escribí un artículo sobre ello. Lo hice siguiendo dos sugerencias de los DVD de EFT: un comentario de la Dra. Carol Look de que en la mayoría de las alergias subyace la creencia de que no están a salvo y el otro parecido de Stephen Daniel. Al principio no fui capaz de relacionarlo con mi caso, aunque afortunadamente EFT se realiza “por medio de mí y no por mí” y me llevó a la solución; descubrí que, de hecho, esa creencia ha impregnado mi vida durante muchísimos años.

La mejor metáfora que se me ha ocurrido para ayudar a la gente a comprender las enfermedades autoinmunes es imaginar que las glándulas suprarrenales son como una alarma antirrobo (nos alertan de que existe algo no deseado en el cuerpo que tenemos que tratar) y el sistema inmunológico es como los guardias de seguridad (ayudan a eliminar al intruso no deseado). Cuando hemos atravesado cualquier tipo de trauma puede que adoptemos la creencia de que no estamos a salvo o de que no somos capaces de protegernos a nosotros mismos; esto puede ocurrir debido a un gran trauma (como por ejemplo un trauma de nacimiento) o a consecuencia de una serie de sucesos traumáticos (como por ejemplo sufrir abusos continuos).

Cuando adoptamos esta creencia, parece que, sin querer, mandamos un mensaje a la alarma antirrobo para que permanezca súper vigilante y esté siempre en guardia, lo cual hace que salte la alarma antirrobos todo el tiempo y a su vez resulta en agotamiento suprarrenal y fatiga grave.

Esta hiperactividad del sistema de alerta también provoca que se le pida constantemente al sistema inmunológico que proteja al cuerpo de amenazas percibidas que en realidad no son dañinas para el cuerpo. Esto se observa típicamente en gente con enfermedades autoinmunes que desarrollan más y más reacciones alérgicas a varios alimentos, polen y sustancias químicas a medida que pasa el tiempo.

En mi caso, antes de usar EFT, estaba convencida de que mis reacciones se debían al daño permanente que los medicamentos que me recetaron a lo largo de los años le habían causado a mi sistema inmunológico; sin embargo EFT me ayudó a ver que en realidad estaba reaccionando a cosas benignas y que era el sistema de alerta el que fallaba. Desde que usé EFT para re-ajustar mi sistema de alerta, no he reaccionado a ninguna sustancia en 18 meses (aunque reaccioné a muchas, muchísimas, sustancias durante más de 10 años).

A menudo las enfermedades autoinmunes comienzan con problemas de digestión; para los que padecieron trauma pre natal o natal puede manifestarse como reflujo, cólicos o incapacidad para digerir la leche desde un principio; en algunos casos se manifiesta después como sinusitis a causa de exceso de mucus o intolerancia alimentaria. Puede resultar difícil ver la relación entre estas disfunciones digestivas y el sistema inmunológico; la forma más fácil de verlo es imaginar que hubiese un ladrón en casa; ¡existe una prioridad mayor que sentarse a cenar! El sistema digestivo se sacrifica en momentos de mucho estrés y vivir con una alarma antirrobo que salta continuamente es muy estresante. Creo que, al menos en parte, este es el motivo por el que muchos de los que tenemos problemas autoinmunes notamos que la mala salud empieza con problemas para digerir la comida.

Si asistes a alguien con una enfermedad autoinmune (en esta categoría incluyo cualquier cosa que provoque un mal funcionamiento del sistema inmunológico, como por ejemplo: síndrome de fatiga crónica/ encefalomielitis miálgica, esclerosis múltiple, artritis reumatoide, alergias o sensibilidad a varios alimentos o sustancias químicas, SIDA, candidiasis recurrente, candidiasis sistémica, sinusitis crónica, cáncer, etc.), puede que encuentres muy útil la exploración del tema “No estoy a salvo”. Un enfoque que puede ser útil es identificar primero cuándo empezaron los síntomas y observar qué ocurrió en la vida de esa persona más o menos un año antes del surgimiento de los síntomas.

No obstante, encuentro que eso por sí sólo no siempre es suficiente, ya que en ocasiones el suceso que inició los síntomas inmunológicos fue solamente el detonador del conflicto emocional no resuelto de un trauma anterior que normalmente ocurre en los primeros 7 años de vida. He trabajado con muchas personas con afecciones autoinmunes que tuvieron nacimientos traumáticos y adoptaron la creencia de que están en peligro. Un nacimiento traumático no se limita a los casos en que el parto fue traumático. Trabajé con una mujer que tuvo un nacimiento sin complicaciones, pero su madre tuvo complicaciones 24 horas después del parto y la tuvieron que poner en cuidados intensivos a toda prisa. Aunque la señora en cuestión consideraba poco probable que aquello hubiese sido un problema para ella, cuando hicimos tapping se le pasó por la cabeza que cuando era una bebé de tan sólo un día de vida tuvo miedo de que su madre no fuese a volver nunca y de que ella se moriría. Esto la hizo sentirse en peligro, sin protección y vulnerable, a pesar de que su abuela le hizo compañía todo el rato y nunca se movió de su lado.

Para otras personas la sensación de estar en peligro puede haber comenzado incluso antes de nacer, debido a que sus madres tenían miedo (por ejemplo: a alguien cercano le diagnostican una enfermedad terminal y ella teme que esa persona se muera o surge un conflicto porque el embarazo no estuvo planeado y se considera la posibilidad de abortar). Captamos tantas cosas cuando estamos en el útero que este tipo de situaciones puede que nos hagan sentir en peligro o incapaces de protegernos.

Para otros puede que el trauma aún surja más adelante en la vida, cuando los padres se divorcian y ellos se sienten en peligro y desprotegidos por la forma en que se maneja la situación o cuando alguien cercano se muere de repente u otro trauma que pueda hacerles creer que son vulnerables y que no se saben proteger a sí mismos.

EFT es una herramienta tan increíblemente poderosa que en realidad sólo está limitada por nuestra creencia respecto a cuánto podemos sanar. A muchas personas con enfermedades autoinmunes los médicos les han dicho que no hay nada que hacer y que tienen que cambiar su estilo de vida para controlar los síntomas.

Es importante que recordemos que “incurable” significa sencillamente “curable desde dentro”. Somos increíblemente afortunados de tener esta herramienta extraordinaria de EFT para ayudarnos a ir a nuestro interior con delicadeza y despejar los eventos específicos que puede que hayan provocado que adoptásemos las creencias de que estamos en peligro y de que no nos sabemos proteger. Si trabajas con alguien con una enfermedad autoinmune, o si tú la padeces, puede que este tipo de exploración dé como resultado que ellos o tú os liberéis de la cárcel que es la creencia “No estoy a salvo”, si este fuese un asunto a trabajar para ellos o para ti.

Sé por experiencia propia que hay muy pocas cosas en el mundo que resulten más liberadoras, y estaré siempre agradecida de haber podido sanar mi creencia de “No estoy a salvo” y seguir viviendo la vida activa y sana que llevo, sin rastro alguno de los más de 20 años que estuve gravemente enferma del síndrome de fatiga crónica.

Jo Hainsworth

Traducido por Ana Saval-Badía - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif


Compartir