Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Apnea del sueño resuelta exitosamente con la aplicación hábil de EFT


Fíjense como Damaris Drewry aplica diestramente EFT en un caso serio de apnea del sueño. Cabe mencionar que en este caso el asunto de raíz se halló en “vidas anteriores”. Puedes creer o no en vidas anteriores, sin embargo, en muchas ocasiones lo mejor es dejarse conducir por las creencias del cliente. Damaris lo hace de una manera impresionante.


Por Damaris Drewry, PhD

Esto es lo que Steve dijo tres días después de la primera sesión:

“¡Después del tapping no me colocaba la máquina [C-PAP] y dormí 4 horas sin interrupción! Cuando me desperté me la puse, más por ser un hábito que por necesidad real. Si hubiera estado completamente despierto, no me lo hubiese colocado. Decido dejarme sumergir en un sueño sereno…” (Cabe mencionar que el sueño más largo que Steve haya tenido en 36 años duró 90 minutos, incluso con el aparato C-PAP puesto.) Seis días después de la sesión él dijo que “¡dormí toda la noche sin la máscara!”
C-PAP%20machine.jpg

El fondo del caso: Steve ha sufrido de apnea del sueño por más de 38 años. El diagnóstico se realizó 15 años atrás y desde 1993 él ha usado un aparato C-PAP cada noche para mantener una respiración normal mientras duerme. La máquina que él usa está diseñado de tal modo que prevenga su epiglotis de tapar la glotis (la función de la epiglotis es tapar la glotis al tiempo de la deglución – el traductor), y mantener la respiración continua. La máscara tapa la cara de tal modo que provoca una claustrofobia desesperante pero “es mejor que sofocarse”. El sueño más largo sin interrupción que se logra en una noche dura 90 minutos con el aparato.

Steve es un practicante de Reiki, de mucha autoconciencia, casado felizmente (36 años), pero tuvo una infancia muy infeliz, como el hijo más joven de 6. Aparte de los asuntos emocionales de la infancia (les enfocamos en la segunda sesión), el objetivo explícito de la primera sesión es el tema de la apnea del sueño. Él me contó todos sus recuerdos vivos de sus dos vidas anteriores, las que terminaron con ahogamiento. Con esto Steve facilitó la solución del problema, y recortó la sesión porque ya tenía los recuerdos de las vidas pasadas identificados y conectados con el problema actual.

Mientras alguien me cuenta el problema que quiere resolver, yo estoy buscando el origen de un esquema desarrollado durante un evento traumático en algún tiempo del pasado. Tengo varias directrices de donde buscar las que elaboraba durante los siete años de trabajar con EFT y PNL:

Traumas que son resultados de una conmoción en el cuerpo físico. La conmoción produce una “versión” de la persona (niño) “congelado” en tiempo y espacio, hasta que el evento traumático se lo asimila más tarde durante la vida.


Una decisión, sea consciente o inconsciente, que se tomaba en un punto. La combinación de la conmoción física y emocional crea una huella vibracional instantánea en el cuerpo etéreo. El cuerpo etéreo se lleva adelante de una vida a la otra, junto con la firma vibracional del individuo.

Hablando metafóricamente, el resultado de los factores mencionados es que “programas” empiezan a correr en el “disco duro” bioeléctrico del cuerpo en el punto del trauma, y siguen corriendo en el fondo hasta cuando conscientemente se paran y se borran. Estos “programas” provocan la repetición disfuncional de esquemas de relación, y enfermedad física.

Al terminar la primera sesión, le dije a Steve…

“Dado que el objetivo que queremos lograr es que Usted pueda dormir normalmente, sin el uso del aparato C-PAP, su cuerpo reveló lo siguiente, a base de dos experiencias de sus vidas anteriores, en las cuales Usted 1.) fue apuñalado en la espalda y tirado al agua, 2.) casi ahogado, surgió a la superficie y fue apuñalado otra vez, cayendo al agua de nuevo, y ahogándose… En ambas ocasiones el cuerpo etéreo “congeló” de la conmoción y del trauma y esa información fue registrado como una huella vibracional en el cuerpo etéreo en el tiempo de la muerte. Este programa “corría por el disco duro” de su cuerpo etéreo efectivamente cuando Ud. nació a esta vida actual y fue activado cuando Ud. saltó al agua profunda de la piscina en la edad de 5, sin saber como nadar.

“El programa que corre en el fondo es lo siguiente: >morirse – vivir – morirse – vivir…< y es un ciclo automático, que se desencadena mientras Ud. se duerme, cuando sus ondas cerebrales están entre 4 Hz (onda delta – sueño) y 0 (línea lisa, o sea, muerte). Hay muchos estratos de conciencia entre 4 y 0 Hz de los cuales la ciencia sabe poco. Sin embargo, su cuerpo sabe.

“A base del pasado su cuerpo intenta de mantener a Ud. vivo en el presente: malinterpreta el sueño como “agonía” y repite el programa de tal modo que Ud. deja de respirar, entonces ello choca a sí mismo a recordar de respirar nuevamente. Se quedó en el punto de morir, y vuelve a repetir la escena muchas veces cada noche, como en la película “Atrapado en el Tiempo”. Entonces, dígase a Usted justo antes de quedarse dormido mientras haga tapping:”

“La verdad es que una parte mía cree que yo me voy a morir cuando me duermo. Una parte mayor mía sabe que el dormir es una cosa normal de la vida, y que despertaré mañana por la mañana. Le pido a mi epiglotis que quede en una posición de respiración normal mientras duermo. Le pido a mi Yo Superior que le diga a la sabiduría e inteligencia de mi cuerpo que PARE tocar el programa repetida de “vivir-morir” y que lo borre del disco duro. Todo aquello está basado en el pasado y yo vivo en el presente. No hay peligro real y actual de morir. Estoy seguro y esperando una noche de sueño reparador ininterrumpido, respirando normal y fácilmente. Todos los sistemas de mi cuerpo están funcionando óptimamente AHORA. Yo estoy guiado, inspirado, querido, y protegido por las fuerzas más benignas y sabias de amor y luz del universo.”

“¡Después del tapping no me colocaba la máquina [C-PAP] y dormí 4 horas sin interrupción! Cuando me desperté me la puse, más por ser un hábito que por necesidad real. Si hubiera estado completamente despierto, no me lo hubiese colocado. Me decido dejarme sumergir en un sueño sereno…” (Cabe mencionar que el sueño más largo que Steve haya tenido en 36 años duró 90 minutos, incluso con el aparato C-PAP puesto.) Seis días después de la sesión él dijo que “¡dormí toda la noche sin la máscara!”

Damaris Drewry, PhD

Traducido por Ida Miro Kiss

InEnglish.gif

Compartir