Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

El uso de "Énfasis en la frase preparatoria" para la gota y otros problemas persistentes

Los problemas persistentes que permanecen incluso tras varias aplicaciones de EFT se pueden aliviar a menudo con (1) más persistencia y (2) repitiendo las frases preparatorias y recordatorias con sentimiento, enfática y fuertemente. Esto está expuesto claramente en cómo usa Tam Llewellyn-Edwards EFT en su propio caso de gota.

PD Para otra visión sobre el valor de gritar la frase preparatoria y frases relacionadas vean el ejemplo del dolor de estómago de Richard en la cinta de vídeo 2 de nuestra serie "Pasos para Convertirse en Terapeuta Extraordinario". Richard no conseguía nada con EFT para este problema pero, una vez que usó énfasis verbal, su dolor de estómago persistente (de hacía varios años) remitió.

PPD Aquí tienen un pensamiento de Henry Ford...

¡"Ya sea que usted crea que puede hacer una cosa o que no puede, está en lo correcto"!
Por Tam Llewellyn-Edwards

Los lectores recordarán Sean, el ex-víctima de gota que bailó una giga irlandesa. ¡Ahora tengo otro caso de gota que contar - el mío!

Hace unos seis meses después de tratar exitosamente con EFT la gota de Sean en una Sesión de Formación para Terapeutas en Irlanda, me llevé la sorpresa de que yo también sufría de este doloroso problema. El área afectada era la articulación inferior de mi dedo gordo del pie izquierdo. Tenía todos los síntomas clásicos de gota, una sola articulación afectada, el área alrededor de la articulación enrojecida e hinchada, y, sí, un dolor intolerable.

No me preocupé demasiado, ya que estaba segura de que EFT era la solución. Normalmente no se recomienda que los terapeutas (de cualquier disciplina) se traten a sí mismos, pero el auto-tratamiento tiene algunas ventajas, ya que es una maravillosa ayuda didáctica para el terapeuta.

La fórmula básica de EFT parecía lo adecuado, así que comencé con "Aunque tenga este dolor terrible en el dedo izquierdo del pie, estoy bien". El dolor bajó de un nivel de 10 a 3 o 4 en unas cuantas rondas, pero se quedó atascado en esa cifra. Todavía podía andar con sólo un poco de dolor, por lo que no iba tan mal. Sin embargo, pronto volvió a 9 o 10, para una vez más bajar con más EFT. Pero nunca cayó por debajo de 3 y siempre volvía. Probé varias "Frases preparatorias" diferentes sin éxito, y busqué un componente emocional, pero no encontré ninguno. (¡Aquí otro terapeuta podría haber tenido más éxito!). Probé la idea de "¿Si este problema tuviera un componente emocional, cuál sería?” e incluso hice tapping con "Aunque no se me ocurra un componente emocional, no importa".

Después de una semana más o menos el dolor empezó a desaparecer, como era de esperar en el curso normal de esta dolencia, y estaba satisfecha con mi éxito parcial de EFT, ya que había reducido el dolor considerablemente y me había permitido andar sin demasiada dificultad durante el ataque.

Dos días después el dolor regresó, peor que nunca y reaccionó de la misma manera ante EFT. Era manejable, pero no agradable. Un par de días después que empezará el segundo ataque un grupo de practicantes de EFT se reunían en Tickhill para ponerse al día en las últimas novedades y comentar sus experiencias con EFT. Como parte de la sesión todos hicimos tapping juntos, pero individualmente cada uno en su propio problema actual. El mío era, por supuesto, el dolor que me había vuelto en el dedo del pie. La "Frase preparatoria" esta vez era "Aunque tenga este dolor terrible en el dedo del pie, elijo deshacerme de él AHORA", y la intensidad bajó inmediatamente a 0. Visto en retrospectiva, creo que esta vez había más sentimiento en la "Frase preparatoria".

Desafortunadamente, al día siguiente el dolor regresó y se negaba a desaparecer con EFT. Mi agenda de ese día implicaba caminar considerablemente, y estaba muy enfadada conmigo misma por no ser capaz de controlar el dolor con una terapia que había estado enseñando extensamente como "sencilla y exitosa". Después de algunas rondas más sin éxito estaba aún más enfadada conmigo mismo y, casi desesperadamente utilicé una "Frase preparatoria" del tipo "Aunque tenga este dolor terrible y EFT sea completamente incapaz de reducirlo, elijo estar bien de todas formas". El dolor cayó a cero y el dedo no me ha molestado desde entonces.

Aunque no hubiera ningún dolor, el dedo quedó enrojecido e hinchado durante varios días, y luego la hinchazón se redujo y el enrojecimiento fue desapareciendo con los días, como cabía esperar en el curso normal de esta dolencia.

¿Qué lecciones se pueden sacar de este episodio?

La primera lección es antigua - persistencia, persistencia, persistencia. Sólo aplicando una y otra vez la fórmula básica fui capaz de reducir y controlar el dolor durante el primer ataque.

El segundo punto que querría sacar a discusión es el "sentimiento". Durante el primer ataque tenía poco sentimiento con respecto a ello. De hecho, puede que estuviera demasiado relajado- sabía que no era gran cosa y que EFT me sacaría del problema.

En las rondas con más éxito de EFT, durante el segundo ataque, traslucía mi exasperación y definitivamente había algo de sentimiento. Sin embargo, lo que me sorprendió fue que en la ronda final, que trajo un alivio inmediato y permanente, mi sentimiento indudablemente intenso no estaba dirigido para nada a "mi problema", sino que estaba (injustificadamente) dirigido a EFT y su aparente incapacidad para salvarme. Para un uso efectivo de EFT ¿necesitamos poner sentimiento en el problema o simplemente dirigirlo hacia lo que sea? Quizás la dirección de mi sentimiento que era obvio en esta etapa sugiere el componente emocional del problema original. ¡Todavía tengo que pensar más en esto!

El último punto que quería sacar en este artículo ya se ha transmitido antes, pero nunca se debe olvidar. Aunque el dolor se había ido, mi gota no se había "curada". No había dolor, pero el dedo seguía hinchado y enrojecido y permaneció así casi una semana después de que el dolor hubiera remitido. Claramente mi dedo todavía tenía gota aunque mi mente no registrara el dolor. Durante este período no había dolor, pero sentía el dedo de una manera "diferente" que es difícil de describir... pero era parecido al efecto de un anestésico cuyo efecto casi se ha quitado. Quizás sea un indicio del mecanismo que usa EFT para manejar el dolor.

Dr. Tam Llewellyn

Traducido por EZ

InEnglish.gif