Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

El cliente de Karylee atribuye a EFT el bajar el azúcar en la sangre de 467 a 110. Su médico dice “esto es simplemente milagroso”

Hola a todos y todas,

Aunque la dieta ciertamente parece ser importante en el control de la diabetes, este artículo por Karylee Bonta, da claro testimonio que los asuntos emocionales pueden también ser grandes colaboradores de esta condición. Observen cómo el cliente de Karylee, Deb Overfield, conversa sobre su experiencia personal, con los resultados de su dieta y EFT.
Por Karylee Bonta

Una carta del cliente de Karylee, Deborah Overfield.

Hola

Soy Deb Overfield de Nueva York. Yo había estado enferma por 16 años. Durante los primeros 14 años, nadie sabía lo que pasaba, por lo que sufrí de enfermedad y la pérdida de mi trabajo. Me estaba muriendo cuando fui a visitar a un médico holístico, por consejo de un amigo. Él salvó mi vida y me enseñó muchas cosas. Buscando más respuestas aún, traté con muchas diferentes personas, y todas me ayudaron en formas distintas. Pero no me estaba curando lo suficientemente rápido. Mi dieta no era súper saludable, pero era buena según criterios generales.

En mi búsqueda por educación y para convertirme en terapeuta yo misma, conocí a una maravillosa sanadora, Karylee. Ella comenzó a trabajar conmigo usando EFT, y encontré que mis síntomas se atenuaban, disminuían y algunos simplemente desaparecieron. Karylee encontró cosas que nadie podía encontrar y las limpió, muchas en un tratamiento.

Luego de haber sido diagnosticada con diabetes tipo 2, ella trabajó conmigo por un par de horas, dos veces a la semana y una vez más la segunda semana, por un total de alrededor de 10 horas en 8 días. Tratamos con múltiples aspectos del problema, incluyendo una abuela excesivamente estricta, una madre perfeccionista, dos esposos abusivos, un accidente de carro de un hijo y unas cuantas cosas más. Estos aspectos estaban en un rango de severidad del 2 al 10 en una escala del 0 al 10. Mi nivel de azúcar en la sangre bajó de 467 a 220. (Al principio yo controlaba el azúcar en la sangre cuatro veces al día y lo reduje a dos veces al día: antes de tomar el desayuno y dos horas después de la cena.)

Por supuesto yo también cambié mi dieta drásticamente. Por cambios dietéticos drásticos quiero decir que recorté todos los carbohidratos y todas las frutas y jugos de frutas así como vegetales con almidones. También reduje de 3 a 5 sodas a la semana a ninguna, así como eliminé pequeños manjares diarios: una galleta o dos, tal vez una dona o rosquilla.

Cuando fui con mi doctor para un chequeo quincenal le dije que yo había establecido esta dieta y había practicado trabajo energético de EFT. Él dijo:” Deb, es milagroso para ti el haber bajado esas cifras tan rápido. No es la dieta sola: lo que sea que estés haciendo, SIGUE haciéndolo, porque esto es simplemente milagroso.”

A la semana siguiente mis números estaban por debajo de 180, una zona segura para mantenerse sin medicinas. Ahora mi azúcar en la sangre se mantiene entre 110-130. En cuatro semanas logré llegar a estas cifras. Todavía tengo algo más que superar, pero estoy segura que mi azúcar en la sangre continuará bajando a medida que mi cuerpo esté sanando y arreglándose, y ajustándose a células saludables de aquí en adelante.

Así que una vez estuve en una crisis diabética, y ahora estoy a salvo sin tomar medicinas para tratarla. En este momento ya no estoy etiquetada como diabética, sino insulinorresistente. Sin embargo, el campo médico tiene que decir eso, supongo. Yo no lo aceptaré. Yo estoy libre de un alto nivel de azúcar en la sangre.

Aquí están ejemplos de por qué yo atribuyo este éxito a EFT. Yo había estado viendo una kinesióloga, que me había aconsejado que dejara de tomar frutas y que sólo comiera frutas frescas y que dejara de comer almidones. Aunque seguí estas recomendaciones con cuidado, mi azúcar en la sangre no bajó. Ella identificó un problema con metales pesados, pero no pudo conseguir una solución para este problema. Un psicólogo holístico no podía tratar con metales pesados en lo absoluto. Él pudo reducir el problema de las encías sangrantes y el dolor de pies en un solo punto, pero nunca eliminó nada realmente. Me parecía que estos terapeutas estaban sacando una sola palomita de maíz de una bolsa entera, lo cual no parecía cambiar las cosas en lo absoluto.

Nota de Karylee: Antes de hacer EFT, los pies de Deb le dolían tanto que hacer ejercicio era imposible. Luego de nuestro trabajo, ella progresó hasta hacer una caminata de 25 minutos, subir escaleras, y rebotando por 10 minutos, donde anteriormente el dolor hacía el ejercicio algo a ser evitado a toda costa. Cualquier ejercicio menor causaba que ella necesitara una siesta a media tarde. Ahora no necesita siestas y puede a veces mantenerse levantada hasta medianoche sin cansancio, mientras mantiene su programa de ejercicios. También desaparecieron los síntomas de disfunción cognitiva.

He aquí un ejemplo del trabajo que hicimos. Luego que el nivel de azúcar en la sangre de Deb había bajado a 220, comenzamos a abordar otros síntomas desagradables específicos. Durante una de nuestras citas abordamos un problema de encías sangrantes. No cualquier tipo de encías sangrantes. Deb parecía un actor tratando de representar un papel de Drácula después de cepillar sus dientes. Identificamos esto como un problema de metales pesados fácilmente por la prueba de musculatura, ya que ella ya sabía que era vulnerable a éstos.

Yo casi siempre comienzo con síntomas físicos, porque soy una de esas personas que tiene una memoria muy pobre y no puedo pensar de antemano en un incidente específico que parezca más importante en un momento dado, mientras que siempre me doy cuenta si mi talón duele, mi labio se está resquebrajando de resequedad, o estoy queriendo morderme mucho las uñas.

Luego de que hago EFT, entonces me doy cuenta de que estoy recordando uno o más eventos donde estaba enfadada o dolida. Cuando hago la prueba de musculatura, yo encuentro que estas son las cosas que yo había aclarado al comenzar con el dolor de talón o morderme las uñas. Con clientes que son bendecidos con una mejor memoria, yo encuentro que tienen un flujo de ideas que van recordando a medida que trabajamos, así es como Deb y yo identificamos cuál de los miembros de su familia tenía que ver con cada parte del trabajo que hicimos. Este método también parece ser bastante indoloro para el cliente, porque parece que hemos retirado la mayor parte del contenido emocional antes de que el recuerdo venga a la mente.

Luego de comenzar el trabajo con el propósito de eliminar el problema de las encías sangrantes, pronto llegamos al punto donde empezamos a tratar con una variedad de metales pesados. La lista de metales pesados de Sandy Radomski fue de mucha ayuda. Primero hicimos tapping sobre un problema combinado implicando, asbesto, sílice, plomo y níquel. A medida que hicimos tapping sobre esta combinación Deb recordó un evento en el que estaba implicado su segundo esposo.

Luego hicimos tapping en una combinación de cadmio, mercurio y titanio. Esto trajo a la luz dos eventos que implicaban a su segundo esposo. La siguiente combinación involucraba cobre y plomo. Deb recordó otro evento más con su segundo ex. En el transcurso de un día trabajando sin descanso con estos metales pesados, las encías de Deb estaban sangrando mucho menos. Ya no se ganaba el papel de Drácula.

Hicimos todo nuestro trabajo por teléfono, y no utilizamos tubos que representaban la energía de los metales; simplemente enunciamos el intento de eliminar las encías sangrantes y cada conjunto de metales identificados a medida que llegábamos a ellos.

Deb: Ahora estoy comiendo un poco de almidones y unos pocos pequeños pedazos de fruta (rebanadas de manzana, por ejemplo), y mi azúcar en la sangre no sube. Yo creo en EFT y en Karylee y todo en lo que ambos tienen por ofrecer.

Atentamente y con gratitud, Deborah Overfield

Atentamente, Karylee Bonta

Traducido por Elisa García Gómez

InEnglish.gif