Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

No más Síndrome de Colón Irritable

Este artículo de Aileen Nobles habla de dos casos de Síndrome de Colon Irritable con dos clientas muy distintas, pero la causa principial es la misma - el auto-control. Al tratar con la causa permite a sus clientas liberarse de este problema tan limitante. Escribe a Aileen y visita el sitio web de Aileen.
Hola todos/as:

Espero que estos dos artículos resulten de utilidad para cualquier persona que tenga Síndrome de Colón Irritable. A pesar de que estos dos clientes lograron un alivio total, quiero agregar que cuando este tipo de caso está muy avanzado y la cirugía es inminente, no he tenido éxito al utilizar EFT.

La madre de Annabell me llamó realmente molesta porque su hija se había anotado para ir a Europa con su escuela ese verano. Aparentemente, Annabell sufría de Síndrome de Colón Irritable, lo que daba como resultado que le resultara difícil hacer la mayoría de las cosas que hacen los jóvenes, pues ella siempre tenía que estar cerca de un baño.

Yo le pregunté qué estaba pasando en su vida cuando sucedió el primer episodio, que había comenzado hacía un par de años. En ese momento, ella había terminado de pasar sus exámenes finales, lo cual le había resultado extremadamente estresante y después había ido a celebrar a una fiesta con amigos.

Ella bebió más de lo acostumbrado (que nunca era mucho) y se relajó y aflojó su auto-control. El Sindrome de colon irritable comenzó al día siguiente.

Hicimos tapping sobre:

“Aunque yo estaba fuera de control en la fiesta, soy maravillosa de todas maneras.”
“Aunque habitualmente yo tengo control y me gusta actuar de esa manera, me permití dejarme ir y después no me sentí bien, pero en ambas circunstancias prefiero amarme y aceptarme de todas maneras.”

“Yo me sentí tan fuera de control y ahora no puedo controlar mis intestinos.”
“Es humillante y estoy perdiendo la confianza en mí misma.”
“Me odio por sentirme tan fuera de control.”


Las lágrimas comenzaron a salir y yo le pregunté cuándo había sentido antes esa falta de control en su vida. Ella recordó entonces un incidente en una ocasión en que sus padres la dejaron sola en la casa durante la noche. Ella tenía siete años y no se le permitía asistir a la fiesta de los mayores. Ella se aterrorizó y acabó ensuciando su ropa interior y el sofá.

Cuando sus padres regresaron, ella sintió que los había traicionado por no haber sido valiente.
Hicimos tapping sobre:

“Por supuesto que yo estaba aterrorizada, pues yo era sólo una niña pequeña.”
“No debían de haberme dejado sola a la edad de siete años.”
“Es normal que yo perdiera el control a causa del miedo, la mayoría de los niños de siete años se sentiría igual.”
“Yo era y soy maravillosa y me resulta seguro tener intestinos que funcionen normalmente.”
“Merezco tener movimientos normales en mis intestinos, ya sea que esté controlándome o que me relaje y me deje ir.”
“Estoy a salvo y mi cuerpo lo sabe.”
“Merezco divertirme con mis amigos sin tener que preocuparme por los baños todo el tiempo.”
“Mis intestinos están funcionando perfectamente ahora.”
“Puedo ir a Europa con mis amigos y divertirme. Me lo merezco y me lo permito.”


Hicimos tapping sobre esta última afirmación presionando las orejas, traspasando su mente consciente.
-----------
La otra cliente tenía emociones diferentes que habían detonado un período de seis meses de sindrome de colon irritable.

“Emily” era una editora muy poderosa que trabajaba para una revista intelectual muy conocida. Era sumamente irritable con otras personas si no hacían las cosas como ella lo disponía y sentía que la disminuía responder a las alabanzas de otra gente.

No es necesario decir que el hecho de no tener control sobre sus intestinos le resultaba totalmente humillante.

Primeramente trabajamos liberando los problemas que tenía con su necesidad de controlar a otros y de sentirse poderosa suprimiendo o degradando a los demás.

Emily era de corazón una mujer espiritual que reverenciaba al Dalai Lama y ansiaba conocer su pacífica serenidad y magnífico sentido del humor.

Trabajamos mucho liberando los comentarios degradantes de su madre. Al procesar con Emily el sentimiento de que ella nunca era lo suficientemente buena; hermosa o inteligente; tuvo lugar un gran cambio.

Trabajamos sobre su conexión con su belleza interior que había sido suprimida y cubierta con una personalidad que ella pensaba que la nutría, al crear una imagen de poder y éxito.
Hicimos tapping sobre sentirse segura y a salvo al retribuir los cumplidos a otros, para ayudarlos a sentirse bien sobre su trabajo.

Emily había tenido el sentimiento de que si ayudaba a alguien a sentirse bien sobre sí mismo, eso la disminuiría. Esa creencia se revirtió completamente. Hicimos tapping sobre el hecho de no necesitar sentirse tan irritada y relajarse más.

“Aunque estoy irritada la mayor parte del tiempo, me encantaría amarme y aceptarme de todas maneras.”
“Me irrito tan fácilmente que no me sorprende que mi colon actúe también en esa forma.”
“¿Qué pasaría si yo no tuviera que controlar a otros y pudiera conectarme con mi alma superior y confiara en que cada uno tiene su propia manera de trabajar?”
“Yo no tengo ni siquiera el control de mis propios intestinos.”
“¿Qué tal si mi magnífico cuerpo físico me está hablando?”


Las palabras “magnífico cuerpo físico” realmente despertaron resistencia. Hicimos tapping y hablamos sobre la posibilidad de que su cuerpo le estuviera pidiendo - en la única forma en que podía hacerlo - que prestara atención a sus emociones.

Ella consideró la posibilidad de que su cuerpo le estuviera enviando mensajes de su alma superior para facilitar su crecimiento y su sanación.

“¿Qué pasaría si yo construyera un espacio dentro de mí que creyera que el síndrome de colon irritable es mi amigo que me pide que preste atención a diversos aspectos de mí misma?”
“Hola cuerpo, ahora te estoy escuchando. Gracias por hablarme en esta forma. Ahora te estoy escuchando y no necesito perder el control de mis intestinos nunca más.”
“Al mismo tiempo que dejo ir mi irritación y adopto un estado más pacífico, positivo y de aceptación, tiene lugar mi auto-control de mis intestinos.
“Estoy lista, lo deseo, lo elijo, lo merezco y así es.”


Ese fue el fin del problema y se logró en dos sesiones telefónicas.

Desearía que todos los casos respondieran tan bien como estos dos, pero en mi experiencia si EFT se utiliza temprano en este desafío, pueden suceder cosas maravillosas.

Namaste
Aileen Nobles
www.aileennobles.com
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Traducido por Dalila Milicúa

InEnglish.gif

Compartir