Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Un severo caso de vasculitis se elimina con una sola sesión de EFT

La vasculitis es una enfermedad autoinmune donde se rompen las venas y producen lesiones en la piel. Está íntimamente ligada a las emociones. Martha Ayala aprovechó lo que investigó en la página de EFT para llegar rápidamente a la raíz del asunto y resolver en una breve sesión.
Por Martha Ayala

Hola David:

El Boletín de Aprendizaje, es en mi opinión una magnifica herramienta para quienes nos hemos comprometido con la práctica de EFT. Personalmente yo no me pierdo su lectura, hago consulta siempre que lo requiero y lo señalo como lectura obligada a quienes reciben su entrenamiento de EFT conmigo.

Una de mis experiencias más valiosas, o mejor dicho la más importante que considero hasta la fecha por las circunstancias que rodearon el caso, es la que narro a continuación y en la que tiene un papel muy importante el Boletín de Aprendizaje.

Uno de los trípticos mediante los que estaba publicitando un curso de EFT, llegó a manos de una familia en la que una jovencita de 15 años (a quien llamaré Gisela) tenía vasculitis. El padre de profesión médico, me contactó y me pidió que atendiera a su hija porque estaban sumamente preocupados, ya que, me explicó: la vasculitis es una enfermedad autoinmune, y en esos casos hasta los médicos reconocen que está íntimamente ligada con las emociones. Dicha enfermedad, según me dijo, se caracteriza porque se rompen las venas y producen lesiones en la piel, por lo que su hija tenia completamente lesionadas las piernas y a pesar de los tratamientos médicos no se detenía el proceso sino por el contrario avanzaba, lo que podía llegar a ser grave. Todo esto tenía a Gisela muy deprimida y a ellos muy angustiados.

Yo de momento sentí que no era capaz de hacer ese trabajo exitosamente. Me tomé un poco de tiempo para hacer tapping en mí misma y encontrar la seguridad que requería y como siguiente paso, entré al Boletín de Aprendizaje y cual va siendo mi sorpresa, que encontré un artículo de un practicante de EFT que decía que había tratado algunos casos de vasculitis y había encontrado como común denominador, que esos pacientes habían sido productos de un parto difícil o habían tenido un abandono temprano. Entonces ya llevaba yo una idea de cómo comenzar.

Mi primera entrevista fue con la mamá a quien le pregunté si el parto de su hija había sido complicado. Me contestó que no, pero que inmediatamente después de su nacimiento habían llevado a la pequeña porque le iban a hacer una intervención quirúrgica.

Inmediatamente después me entrevisté con Gisela y después de explicarle brevemente en qué consistía la técnica, le pregunté a que le tenía miedo; me contestó que al abandono.

No me parecía muy congruente porque yo veía que su familia estaba perfectamente integrada y todos preocupados por su salud, así que le pregunté que por qué razón era ese miedo; me dijo no sé, quizás porque me contaron que cuando nací… y me relató los hechos.

Sólo tenía un rato esa noche para trabajar con ella porque al siguiente día salía de viaje, estaban tratando de distraerla porque la veían muy deprimida. Así que empezamos y una vez que calificó su angustia con 10 puntos dijimos:

Punto de karate:
Aunque me da mucho miedo que me vayan a abandonar, me amo y me apruebo completa y profundamente.


Ella dijo aunque me da temor no ser lo suficientemente buena… me amo y me apruebo completa y profundamente.
Le pregunté a qué se refería y me dijo que todos en su casa eran de calificaciones excelentes; por eso ella se exigía tanto porque si fallaba sentía que no pertenecía a esa familia.

Entonces cambiamos la frase:
Aunque creo que si no tengo excelentes calificaciones no valgo, me amo y me apruebo completa y profundamente.
Aunque me exijo mucho porque quiero estar a la altura de mis hermanas, me amo y me apruebo completa y profundamente.
Aunque temo que si no tengo excelentes calificaciones me va a rechazar mi familia, me amo y me apruebo completa y profundamente.

Cuando su angustia bajó, muy rápido por cierto a 2, hicimos afirmaciones positivas diciendo:
Aunque todavía siento temor de ser rechazada, ahora elijo sentirme querida y aceptada.
Aunque a veces pienso que no estoy a la altura de mis hermanas, ahora elijo sentirme segura de mi valor sin tener que esforzarme para tener buenas calificaciones.

Elijo, dejar de darle tanta importancia a las calificaciones y disfrutar más de mi juventud.
Elijo confiar en mi inteligencia y soltar las preocupaciones.

Elijo sentirme valiosa.

Afortunadamente Gisela aprendió rápidamente lo que tenía que hacer; le dejé indicaciones por escrito y la recomendación de que lo siguiera haciendo durante su viaje. Después de 10 días que la volví a ver era otra persona, sus papás estaban encantados porque no sólo salió rápidamente de su depresión sino que le empezaron a cicatrizar las heridas de las piernas y no salió ni una más.

De esto hace aproximadamente un año y ella no ha vuelto a recaer, pero se ha hecho cargo de sus emociones y en cuanto siente que algo la inquieta, hace su tapping según me ha contado y está en perfecta salud.

Para mí esta experiencia fue de los más gratificantes.
Un saludo afectuoso
Martha Ayala
mailto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Tel 612 12 2 85 70 La Paz Baja California Sur

Compartir