Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Romper con el ansia por la comida con el <em>tapping</em>

Traducido con la autorización de www.EFTfree.net

Jo Hainsworth descubrió para sí misma la importancia de realmente sentir la aceptación del problema al decir la frase preparatoria, lo que fue clave para soltar el ansia por la comida poco saludable.
Por Jo Hainsworth

He probado con el tapping para el ansia por la comida en el pasado sin éxito, pero recientemente, mientras hacía tapping, tuve un pequeño instante de revelación, el cual pensé que debería compartir por si acaso fuera de utilidad para cualquier otra persona.

Estoy en el proceso de cambiar mi dieta y está resultando en cierta ansia por la comida. Los primeros pocos días, no podía cambiar el ansia en absoluto con el tapping. Entonces, hace unos días, me encontré a mí misma haciendo tapping de un modo diferente y que fue realmente efectivo. Me di cuenta de que en el pasado, había estado haciendo tapping básicamente con demasiado prejuicio. Aunque estuve diciendo el “aunque yo tenga esta ansia por la comida, yo me amo y me acepto total y completamente a mí misma”, en el fondo ha sido que yo no me acepto a mí misma en absoluto – me estoy juzgando a mí misma en cantidad tan solo por tener el ansia.

Lo que finalmente cambió el ansia (¡y hasta ahora no ha vuelto!) fue la aceptación total del hecho de que yo quería los alimentos. Hice tapping con cosas como:

Aunque YO REALMENTE quiero comer X, me doy permiso a mí misma para ansiar este alimento.
Aunque YO QUISE TANTO comer X, yo me permito a mí misma soñar en comerlo.
Aunque YO REALMENTE quiero comer X, quiero comer un tazón entero y luego otro, yo me doy permiso a mí misma para querer comer tanto como me apetezca.

Luego hice tapping sobre los puntos con todo lujo de detalles sobre exactamente lo que quería comer y cuánto. Al hacer esto, la energía cambió y me di cuenta de que el ansia estaba viniendo en gran parte de un sentimiento de privación de comidas en particular que yo quería comer. Cuando me di permiso a mí misma para realmente querer y ansiar los alimentos, esa parte de mí no debe haberse sentido privada ya más y por eso ya no quiso más los alimentos poco saludables que había estado ansiando.

El poder de “y me amo y acepto a mí mismo” es tan grande, pero realmente podemos engañarnos a nosotros mismos a veces sólo diciéndolo y no viendo la opinión que en realidad estamos sintiendo.

Jo Hainsworth

Traducido por Juan Carlos Vega - Escribir a Juan Carlos

InEnglish.gif